Menú

ERC exige prioridad para su AVE internacional en pleno escándalo por el fake extremeño y con Sánchez arrodillado

Los independentistas exigen medidas ante la decisión de la operadora francesa SNFC de no renovar el acuerdo de explotación conjunta con Renfe.

Los independentistas exigen medidas ante la decisión de la operadora francesa SNFC de no renovar el acuerdo de explotación conjunta con Renfe.
La secretaria general y portavoz de ERC, Marta Vilalta, este lunes 12 de noviembre. | Europa Press

ERC no se contenta con rebajar las penas por malversación, llevarse el doble de dinero que Madrid en inversiones estatales territorializadas, indultar a sus golpistas, eliminar el delito de sedición o plantar a los Mossos en el mar, sin ley que les respalde, usurpado las funciones de la Guardia Civil. Quiere más. Y ha llegado al punto de exigir prioridad para sus inversiones ferroviarias destinadas a los trenes con conexión internacional. Y lo ha hecho justo cuando se reforma el Código Penal a su antojo y los extremeños no dejan de frotarse los ojos con un tren de supuesta alta velocidad -prometido y creado por su propio Gobierno socialista- que a duras penas sobrepasa los 80 Km por hora.

Sin pudor. Ese debe ser el lema de ERC, que ha reclamado al Gobierno que, de una vez, materialice sus inversiones ferroviarias centradas en la conexión con Francia al paso por la comunidad autónoma de Cataluña.

Y no lo ha hecho en un calentón verbal. No: lo ha hecho dejando constancia pública y tramitando su exigencia a través del Congreso de los Diputados.

Allí, en el Parlamento, el Grupo Parlamentario Republicano, ha registrado un documento en el que plasma su petición de "mejora de la interconexión ferroviaria". En su redactado, los separatistas -que admiten preparar su independencia mientras piden más dinero de los Presupuestos nacionales- afirman que "en abril de este año la operadora francesa SNCF anunció que no quería renovar el acuerdo de explotación conjunta con Renfe de las líneas entre el Estado francés y el español, con la intención de no continuar con las líneas Lyon- Barcelona y Marsella-Barcelona-Madrid porque consideraba que no eran rentables".

Los de ERC señalan que "esta decisión tendrá grandes implicaciones, tanto por la reducción de la conexión de Barcelona con otros trenes de alta velocidad de Europa como por la conexión de la Catalunya Nord con el sur, y las complicaciones en el día a día de la ciudadanía que este hecho conlleva. Haciendo imposible, por ejemplo, viajes de ida y vuelta en el mismo día".

Los separatistas de Oriol Junqueras añaden que "toda esta situación, además, contradice las recomendaciones y obligaciones que la Unión Europea establece para los Estados miembros en materia de emergencia climática, como la de sustituir los vuelos de corta y media distancia por trenes de alta velocidad, reduciendo así las emisiones". Y señalan que, "en conclusión, la movilidad no puede ser considerada de ninguna otra manera que no sea la de entenderla como un derecho básico. Un derecho que, además, permite a la ciudadanía el acceso al resto de derechos. Por tanto, la movilidad en ningún caso debe responder únicamente a lógicas de eficiencia económica, sino que debe convertirse en un servicio de interés general, universal, moderno, garante de igualdad y de cohesión social y territorial, ejemplo de coordinación interadministrativa y centrado en atender las necesidades de la ciudadanía". Que se lo pregunten a los extremeños, que han estrenado este mismo año un supuesto tren de alta velocidad al que le cuesta llegar a los 90 km por hora.

Y, en base a todo ello, ERC amplía su eterna lista de exigencias y reclama que "Renfe avance en la adaptación a la normativa ferroviaria europea que permite operar trenes dentro de territorio del Estado francés, como ya hacen otras operadoras como Tren Italia"; que se recuperen "los trenes Barcelona – Lyon y Madrid – Barcelona – Marsella"; que "Renfe recupere el tren de alta velocidad directo entre Barcelona y Toulouse"; que se inste "al Gobierno de la República Francesa a incrementar el servicio de la SNCF entre París y Barcelona con una expedición más a primera hora (7 de la mañana) por sentido"; y que se garantice "la coordinación de Renfe y ADIF con SNCF para permitir que varias expediciones de la Alta Velocidad que actualmente acaban en Figueras, operados por Renfe, lo hagan en Perpiñán. Así como las expediciones de Alta Velocidad que acaban en Perpiñán, operados por SNCF, lo hagan en Figueres".

Por lo visto, los trenes del resto de España deben esperar.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios