Menú

Circo ecologista en Lützerath: de los antidisturbios atrapados en el barro al desalojo de Greta

Tras varios días de espectáculo los antidisturbios consiguieron desalojar el pueblo minero. Las protestas siguen en otros puntos de la zona.

Tras varios días de espectáculo los antidisturbios consiguieron desalojar el pueblo minero. Las protestas siguen en otros puntos de la zona.

Este lunes la Policía alemana puso oficialmente fin al desalojo de Lützerath, un pequeño pueblo abandonado por sus habitantes que iba a ser derribado para ampliar una mina de carbón. Sus calles llevaban meses tomadas por ecologistas contrarios a la ampliación de la mina, que también conllevará el derribo de ocho aerogeneradores. La semana pasada se llevó a cabo el desalojo que se prolongó hasta este lunes, entre fuertes críticas de los manifestantes a Los Verdes, en el poder a nivel estatal y local, y a los antidisturbios.

Los manifestantes colocaron barricadas y algunos de ellos se encaramaron a estructuras de madera elaboradas por ellos mismos. Además, habían construido cabañas e incluso casas en los árboles. La Policía temía que entre ellos se hubieran infiltrado activistas particularmente violentos y que el desalojo se convirtiera en una prolongada batalla campal. Aunque finalmente el desalojo tardó menos tiempo del que auguraban, sí hubo momentos de tensión y tanto la Policía como los manifestantes informaron de decenas de heridos.

Los agentes utilizaron cañones de agua y gas pimienta contra los ecologistas, que a su vez recibieron a la Policía con pirotecnia, piedras y cócteles molotov. Entre los numerosos vídeos de los policías enfrentándose con los activistas, difundidos por asociaciones como Alle Dörfer bleibt, destaca uno en el que se observa cómo algunos de los agentes quedan atrapados por el barro. En la esperpéntica escena, los policías atrapados luchan por salir entre burlas de los asistentes.

El domingo, los agentes llegaron a dar por finalizado el desalojo pero tuvieron que rectificar: dos de los manifestantes se habían enterrado en un túnel hecho por ellos mismos. Finalmente, tras intensas negociaciones, según la propietaria de la mina y los terrenos, RWE, los ecologistas accedieron a abandonar su escondite advertidos del peligro que corrían.

Greta Thunberg en "Mordor"

En medio de las protestas, este fin de semana se celebró una manifestación a la que se sumó Greta Thunberg, que pronunció un encendido discurso contra el Gobierno alemán y la minería en general al tiempo que concedió varias entrevistas y declaraciones a medios locales en los que calificó de "santos" a los que luchaban "por el clima". A la mina, la comparó con Mordor, el paraje que encarna el mal en la conocida novela El Señor de los Anillos. La Policía también tuvo que retirar a la estrella ecologista del borde de un terraplén, donde también bailó YMCA con algunos de los manifestantes.

La situación se repitió este martes en nuevas protestas ecologistas en las proximidades de la mina. Thunberg se sumó a un grupo de manifestantes que se adentró en la zona de la mina de Garzweiler y fueron desalojados por la Policía, que se llevó a todos en volandas.

Pese al final del desalojo, el debate sobre la violencia de los manifestantes y sobre si los agentes se excedieron continúa. Mientras, Los Verdes siguen intentando justificarse frente a los suyos: el ministro de Economía, Robert Habeck, afirmó que se trata de una "batalla equivocada" e insistió en que el plan es abandonar el carbón antes de lo previsto (en 2030, en lugar de 2038). Entre tanto, sin embargo, el carbón sigue siendo clave en el año del corte del gas ruso tras la guerra de Ucrania.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro