Menú

Alemania quiere derribar un pueblo para sacar carbón y los ecologistas claman contra Los Verdes

La Policía alemana se prepara para un desalojo violento en un pueblo sobre un yacimiento de carbón.

La Policía alemana se prepara para un desalojo violento en un pueblo sobre un yacimiento de carbón.
Protesta climática en Lützerath | Flickr/CC/ralph kettler

En las próximas horas, el pueblo de Lützerath, al este de Alemania, será desalojado para que la compañía energética RWE pueda cumplir sus planes de ampliar la mina de carbón de Garzweiler, en Renania del Norte-Westfalia. Sus habitantes hace años que dejaron sus viviendas, adquiridas por la compañía con la vista puesta en la veta de carbón bajo el terreno. Sin embargo, desde hace meses está ocupada por activistas climáticos pertenecientes a todo tipo de asociaciones ecologistas (la propia Greta Thunberg ha visitado el asentamiento) que rechazan el derribo de las casas y tratan de dificultar la extracción del carbón al que el país se ha encomendado ante la crisis del gas ruso.

El pueblo, que ya fue noticia hace unas semanas por el plan para derribar ocho aerogeneradores que estorban a los planes de la compañía, podría ser escenario en unas horas de enfrentamientos entre la policía y los activistas. Según informan medios locales, la Policía teme que parte de los okupas se resistan con violencia y que el desalojo, que podría comenzar esta misma semana, se convierta en una batalla campal.

Los manifestantes han montado tiendas de campaña, se han encaramado a plataformas improvisadas e incluso algunos de ellos han decidido enterrarse para impedir el acceso de las máquinas. Se quejan de que los planes para ampliar la mina chocan con los objetivos climáticos del país. Los agentes ya han retirado algunas pancartas y barricadas y se han vivido los primeros momentos de tensión.

Mientras, Los Verdes, dentro del gobierno federal y del land, se están enfrentando a durísimas críticas de los manifestantes, que recuerdan que antes de llegar al poder se comprometieron a renunciar al carbón. Desde el partido argumentan que la guerra de Ucrania hace que el carbón de Lützerath se haya hecho imprescindible, algo que niegan los ecologistas.

El partido también argumenta que los planes para renunciar a los combustibles fósiles siguen adelante (planean el fin del sector del carbón en 2030 en ese estado minero). Sin embargo, el camino seguido en estos meses ha sido el contrario: el país, tras años de dependencia del gas ruso, ha incrementado la quema de carbón para obtener energía y adoptado decisiones polémicas como la prolongación de la vida de varias centrales de lignito.

Aunque una pequeña corriente de Los Verdes está con la protesta, entre los manifestantes, la "desilusión con el partido es total".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro