Menú

El Gobierno quiere que los consumidores lleven su propio tupper al supermercado para ahorrar plástico

El Gobierno pretende imponer a las tiendas con una superficie de más de 400 metros cuadrados que acoten un área de ventas destinado al granel.

El Gobierno pretende imponer a las tiendas con una superficie de más de 400 metros cuadrados que acoten un área de ventas destinado al granel.
Alamy

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto de Envases y Residuos de Envases, que supone una revisión de la normativa aprobada hace más de 20 años. Ahora, la nueva regla busca fomentar la economía circular y seguir avanzando en la obsesiva "Transición Energética". Sin embargo, muchas de estas medidas amenazan a empresarios y negocios.

De hecho, una de las medidas incluidas en este nuevo Real Decreto va a afectar de lleno a los comercios de alimentación. En concreto, el Gobierno pretende imponer a las tiendas con una superficie de más de 400 metros cuadrados que acoten un área de ventas destinado al granel o con envases reutilizables. "Para fomentar la venta a granel de alimentos, especialmente en aquellos casos en los que el envase no aporta ningún valor añadido al producto, los comercios minoristas de alimentación cuya superficie sea igual o mayor a 400 metros cuadrados destinarán al menos el 20% de su área de ventas a la oferta de productos presentados sin embalaje primario, incluida la venta a granel o mediante envases reutilizables" reza el texto

Además, todos los establecimientos (grandes y pequeños) deberán adoptar medidas para poder vender a granel frutas y verduras frescas que se comercialicen enteras. Esta obligación no afectará a las que vayan empaquetadas y pesen más de 1,5 kilos, ni tampoco a las que pertenezcan a una variedad protegida. Estas imposiciones van a provocar que las tiendas tengan que reformular sus negocios para incluir nuevos espacios para poder vender "al peso".

Que lleven su propio tupper

La ocurrencia del Gobierno se va a convertir en una amenaza para la supervivencia del sector de la alimentación. Y es que, tal y como ha advertido el organismo Analistas Financieros Internacionales (AFI), este Real Decreto pone en peligro 2.400 pequeños negocios y 26.000 puestos de trabajo.

Con la excusa del ahorro de plástico, la norma del Gobierno también quiere que los clientes de los supermercados acudan a las tiendas con sus envases de casa poniendo en riesgo la propia higiene alimentaria. "Los comercios minoristas de alimentación que vendan a granel alimentos y bebidas deberán aceptar el uso de recipientes reutilizables por parte de los consumidores, que serán los responsables de su acondicionamiento y limpieza. Estos recipientes podrán ser rechazados por el comerciante si están manifiestamente sucios o no son adecuados, quedando exentos de la responsabilidad por los problemas de seguridad alimentaria que se pudieran derivar de la utilización de los recipientes aportados por los consumidores", reza el texto.

No llegaría hasta 2024

Aunque el Real Decreto se acaba de aprobar, ahora, el Ministerio de Agricultura, en coordinación con el Ministerio para la Transición Ecológica y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición deben elaborar una lista con aquellos alimentos que los negocios deben poner a la venta en la modalidad de granel. Para ello, cuentan con un plazo de seis meses desde la aprobación de la norma. Esto quiere decir que, hasta junio, como máximo, no se conocerán los productos afectados.

Por otro lado, una vez que se publique la citada lista, los negocios dispondrán de otros seis meses para instalar un espacio que permita la venta de estos productos frescos para poder venderlos "al peso".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso