Menú

"Han elegido a la mal llamada España vaciada para inundarla de macroplantas renovables"

Programa especial de Es la Mañana sobre la invasión de molinos que, en nombre del ecologismo, está destrozando el medio ambiente.

Tertulia especial de Federico: El conflicto de las renovables y los aerogeneradores en Teruel y Valencia

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Programa especial de Es la Mañana sobre la invasión de molinos que, en nombre del ecologismo, está destrozando el medio ambiente.

Las sierras y los montes de gran parte de España se están poblando con aerogeneradores y plantas de placas solares que están destruyendo el paisaje. En Aragón, la empresa Forestalia en connivencia con el Gobierno socialista de Javier Lambán, estas instalaciones están provocando un conflicto entre los vecinos de las localidades de Teruel que también se ha trasladado a la zona de Utiel, en la Comunidad Valencia. En esta comarca, la construcción de un gran corredor para nutrir de energía tanto a Valencia como, Cataluña y País Vasco podría cambiar para siempre el paisaje milenario.

En una tertulia especial en el programa Es la Mañana de Federico de esRadio Luis Diego Arribas, de Paisajes de Teruel, y Claudia Almonacid, de Renovables Éticas, han explicado la gravedad de la situación y cómo se están enfrentando a todas las administraciones para frenar los distintos proyectos. Arribas ha indicado que llevan "tres años como organización en Teruel" aunque "a título individual siempre ha habido voces contra esto cuando han aparecido fábricas de producción de energía eléctrica que iban coronando nuestras mejores sierras, tapizando los mejores cultivos y zurciendo el paisaje" con los cables de alta tensión.

En esta organización contactaron con "personas que eran conscientes de lo que se venía encima y llevamos más de sesenta alegaciones porque van a destruir nuestra provincia". El responsable de Paisajes de Teruel ha señalado que para convencer a los habitantes de la zona "ha habido una labor de zapa, de concienciación, desde el Gobierno de Aragón porque está con Forestalia diciéndoles que esto es el futuro y el maná".

Cree que hay un problema con los intereses de las administraciones porque "en los objetivos sostenibles de la UE uno es el de preservar la sostenibilidad y la biodivesidad" de las regiones y la naturaleza. Sin embargo, han permitido que "cada empresa pueda hacer la declaración de impacto ambiental y cuando pasa la administración si no contesta en diez días se da por aprobado". "Estos proyectos no se leen en diez días", ha señalado.

Luis Diego Arribas ha especificado que ellos no son "negacionistas" y que son "conscientes de que hay una necesitad de ir hacia las energías renovables". Por eso defienden "el autoconsumo" y quieren que se produzca "lo más cerca posible de donde se genera". El responsable de Paisajes de Teruel ha explicado que "el modelo que tenemos es todo lo contrario" porque "han elegido a la mal llamada España vaciada para inundarlas de macroplantas renovables" para llevar la energía "a ciudades a 200 km de distancia". Esto para Arribas "es una barbaridad y todo lo contrario a la sostenibilidad".

Aerogeneradores del tamaño de rascacielos

Claudia Almonacid ha comentado cómo estos aerogeneradores que se van a instalar en la zona de Utiel pueden llegar a medir hasta "180 metros". Esto produce "una situación de indefensión" porque "han eliminado la necesidad de un estudio de impacto ambiental" y, por este motivo, ha señalado que "no podemos permitir que a toda costa vayan a desforestar sierras". Diego Arribas ha señalado que cuando la pala del aerogenerador está en el punto más alto puede llegar hasta a "los 200 metros" de altura, el tamaño de un rascacielos.

Para la responsable de Renovables Éticas "el cielo es para que vuelen las aves" y que estos aerogeneradores no sólo tienen un impacto en las poblaciones de aves sino que también afecta "a los murciélagos". Cree que para "atajar este problema" hay que "regular este plan de transición energética" para "no desamparar" a los habitantes de esta zona. Ha explicado que cuando se retiren estas plantas de creación de energía que tienen "una vida útil de 25 años" el terreno en el que están establecidas lleva todo ese tiempo recibiendo los productos con los que las tratan y luego "no se recupera".

Conflictos entre vecinos

Almonacid ha dicho que tratan de hacer llegar la información de lo perjudiciales que son estas plantas a los vecinos de las zonas afectadas porque desde las administraciones les "dicen que nos tenemos que acostumbrar a ver aerogeneradores". Para la responsable de Renovables Éticas cree que "no podemos cortar árboles para poner aerogeneradores" y que "hay muchas formas para hacer la transición energética" como colocarlas en "zonas desforestadas, tejados y autovías".

Sobre las estrategias de los ayuntamientos para convencer a los vecinos, Almonacid ha indicado que "la gente no es consciente de que les están comprando su voluntad". Muchos "piensan que es dinero gratis y que sólo es un poquito de la sierra". Lo que "no son conscientes" es que "tienen que subir las palas y deforestar" y de la "contaminación ambiental, visual, auditiva y lumínica" que generan.

Ha señalado que está afectando a la convivencia entre vecinos. Ha contado que hay personas que son capaces de discernir lo que está bien y lo que está mal, pero "la gente se lo está llevando al plano personal y te insultan en redes sociales o no te saludan por la calle". Estos proyectos "distancian a las personas en los pueblos" y "hay que abogar por proteger lo que beneficia al pueblo". Por este motivo ha hecho un "llamamiento a las administraciones públicas para que paren esta locura de la transición energética".

Diego Arribas ha dicho que "en este medio natural ahora mismo el conflicto que empapa toda la convivencia de las localidades es el de las renovables" y que "cualquier cosa que esté relacionado con ello está condicionando el futuro y el presente de estas localidades". "Te dicen que van a fijar población y la realidad es la contraria. Hay un antes y un después. Hay mucho empleo cuando lo instalan, pero cuando lo terminan la población baja en picado", ha indicado.

Con la instalación de estas fábricas de energía "te cargas una serie de actividades económicas ya consolidadas". Por eso pide a los vecinos de la zona que estén "bien informados" y que "cuando alguien aterrice en su pueblo proponiendo algo que vayan a un abogado o a una asociación y que valoren y sepan apreciar lo que tienen. Ese paisaje y esa biodiversidad es el bien natural de todos".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios