Menú

La UE quiere forzar a los países a "explorar su territorio" en su plan sobre materias primas críticas

La UE propone una norma para tratar de impulsar la minería dentro de sus fronteras y zafarse de la dependencia china.

La UE propone una norma para tratar de impulsar la minería dentro de sus fronteras y zafarse de la dependencia china.
Mina de Montevive en Granada | UGR

Europa continúa embarcada en su transición verde pero no tiene los materiales que necesita hoy y sobre todo los que necesitará en el futuro que está diseñando. La inmensa mayoría de los minerales considerados críticos por su importancia para tecnologías como paneles solares, microchips o baterías proceden de terceros países y en varios casos la dependencia es de casi el cien por cien de un único proveedor. Es paradigmático el ejemplo de las tierras raras, cuya producción y procesado está acaparado por China y que es prácticamente el único suministrador de la UE de unas sustancias con infinidad de aplicaciones, desde el automóvil al sector de la Defensa.

En un intento de recortar la dependencia frente a otras potencias, la Comisión Europea ha presentado su Ley de Materias Primas Críticas, que aspira a crear "cadenas de suministro seguras y sostenible" para el "futuro verde y digital europeo".

La UE asume que "mientras que la demanda" de estos materiales va a aumentar enormemente, existe una dependencia "casi monopolística de terceros países" que supone un "riesgo" si se desencadenan crisis como la del coronavirus o la guerra de Ucrania.

Con el fin de "mitigar el riesgo" que los cuellos de botella supondrían para los "objetivos climáticos", Bruselas plantea una norma que busca "diversificar" proveedores ante la certeza de que "nunca será autosuficiente". La norma reclama "fortalecer los lazos con socios en quien se pueda confiar" y "buscar nuevos aliados" en el mercado internacional. Como objetivo, se marca no depender en más de un 65% de un tercer país para el suministro de cualquier material crítico en cualquier etapa de la cadena de procesado.

En cuanto al mercado interior, la UE plantea la necesidad de impulsar la minería y el procesado de materiales críticos. Se marca tres objetivos para 2030:

  • Extraer en territorio europeo al menos el 10% del consumo anual en materiales estratégicos: la UE señala que los proyectos considerados "estratégicos" se beneficiarán de financiación y se agilizarán los permisos, extraordinariamente largos para la minería, que además se topa habitualmente con obstáculos políticos y boicot ecologista. Sugiere reducir a dos años los permisos de extracción y un año los permisos de procesado y reciclaje. Además, se establece que "los países miembro tendrán que desarrollar programas de exploración geológica".
  • Procesar al menos el 40% del consumo de materiales estratégicos: se respaldará económicamente proyectos que desarrollen tecnologías relacionadas con materiales críticos.
  • Que al menos el 15% del consumo anual de materiales estratégicos provenga de material reciclado: se fomentará, además, la obtención de materiales críticos de restos de viejas minas o de minas actualmente en explotación.

En paralelo con la norma, que ahora continúa su tramitación en el Parlamento, la UE ha publicado la lista actualizada de las materias primas consideradas críticas para la UE: un total de 34 materiales entre los que se sitúan, entre otros, el grafito, el estroncio, el cobre, el níquel, las tierras raras o el litio.

La UE señala cómo estos materiales resultan "cruciales" para la economía europea puesto que sirven para producir "un amplio abanico de productos usados en la vida diaria" y en bienes tecnológicos. "El acceso a determinados materiales sin restricciones es una preocupación creciente en todo el planeta", señala la UE, que especifica que en este listado están materiales considerados básicos para la industria, para las tecnologías (recuerdan que para fabricar un smartphone hacen falta 50 metales distintos) y para el medio ambiente, en alusión a que muchos de estos elementos "están estrechamente ligados a las tecnologías limpias" y son "irreemplazables" en vehículos eléctricos, aerogeneradores o paneles solares.

Entre las cifras de esa dependencia de terceros, recuerdan a China y las tierras raras pero también que más del 78% del litio se importa de Chile o que Turquía suministra a la UE el 99% del boro utilizado.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro