Menú

Los bancos centrales siguen subiendo tipos: ¿hasta dónde llegarán?

El Banco de Inglaterra ha completado la semana de subidas de tipos con un alza de 25 puntos básicos, similar a la acometida por Suiza y EEUU.

El Banco de Inglaterra ha completado la semana de subidas de tipos con un alza de 25 puntos básicos, similar a la acometida por Suiza y EEUU.
Jerome Powell (FED), Christine Lagarde (BCE) y Andrew Bailey (Banco de Inglaterra) | Alamy/Europa Press

Si por algo se ha caracterizado esta semana en materia económica ha sido por la cascada de decisiones de tipos de interés por parte de los principales bancos centrales. Así, con la salvedad de la autoridad monetaria de Japón –que lleva manteniendo los tipos en negativo desde el año 2016 –los bancos emisores de las más importantes monedas del mundo han optado por nuevas subidas en las tasas de interés.

En esencia, este encarecimiento del dinero que los bancos centrales llevan ya meses ejecutando se fundamenta en un objetivo claro: corregir la galopante inflación que azota las principales economías mundiales. Así, se espera que los mayores costes de financiación, unidos al drenaje de liquidez implementado por las autoridades monetarias, enfríen la demanda de los consumidores, y con ella la escalada de precios que venimos experimentando. Una escalada de precios que, recordemos, viene causada por las políticas extremadamente acomodaticias implementadas tras la pandemia por parte de los propios bancos centrales (tipos de interés muy bajos o negativos) y los gobiernos (aumento del gasto y déficit público).

En este punto, tras varios meses de subidas de tipos de interés, las autoridades monetarias comienzan a ver que la inflación se modera –aunque aún lejos de su objetivo del 2% – y la economía empieza a mostrar signos de debilitamiento. Esto, unido a la incertidumbre financiera causada por la quiebra de SVB Bank o la venta de Credit Suisse, ha hecho entender a los bancos centrales que aún deben subir los tipos para seguir corrigiendo la inflación, pero no demasiado como para poner en riesgo la estabilidad del sistema financiero. De esta forma, se explican las alzas de tipos de interés acaecidas a lo largo de la semana, y que desgranamos a continuación:

  • BCE. El Banco Central Europeo anunció este martes 21 de marzo un alza de tipos de 50 puntos básicos, considerada como agresiva, y que dejó el tipo de interés en el 3,50% para sus operaciones de refinanciación, mientras que la tasa de depósito queda en el 3% y la de facilidad de préstamo en el 3,75%. La autoridad monetaria europea justificó que el alza se producía a fin de controlar una inflación que seguirá siendo "demasiado alta durante demasiado tiempo". No obstante, la presidenta del organismo, Christine Lagarde, ha querido calmar a los mercados asegurando que el BCE no se compromete a más subidas de tipos y que ayudará a los bancos con la liquidez que sea necesaria.
  • FED. Tras el BCE, la Reserva Federal de Estados Unidos acometió el jueves su particular subida de tipos que, en este caso, ha sido de 25 puntos básicos, hasta llegar a una horquilla de entre entre el 4,75 % y el 5 %. Este s trata del noveno aumento de los tipos en un año, aunque menor que el anticipado por la FED, que había hablado de acelerar el ritmo de las subidas cuando aún no había estallado la crisis bancaria. Tras la decisión, Jerome Powell, presidente del organismo, aseguró que el banco central sigue "comprometido" con lograr una bajada de la inflación hasta el 2%, aunque abrió la puerta a modular su política según "lo que suceda" en la economía.
  • SNB. El Banco Nacional de Suiza, por su parte, ha anunciado hoy una nueva subida de los tipos de interés –de 50 puntos básicos –para situarlos en el 1,5 % en la tasa general. La autoridad monetaria central, que ha tomado la decisión pese a las tensiones financieras y la compra de Credit Suisse por parte de UBS, no excluye "una nueva subida si es necesario para estabilizar los precios a medio plazo" y fortalecer el valor del franco suizo, una de las divisas de referencia internacional.
  • BoE. Por último, el Banco de Inglaterra ha completado la semana de subidas de tipos con un alza en los tipos de interés de 25 puntos básicos para sus operaciones, sumando ya 11 reuniones consecutivas de incrementos en el precio del dinero. La decisión, adoptada este jueves, supone que las tasas pasan a situarse en el 4,25%, su nivel más alto desde el otoño de 2008. Asimismo, esta subida refleja una ralentización en la escalada de las tasas tras las turbulencias financieras, aunque la institución ha asegurado que "la política monetaria garantizará que la inflación regrese a la meta del 2% de manera sostenible en el medio plazo",

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro