Menú

París prohíbe los patinetes eléctricos y Almeida rechaza emular la medida en Madrid

Las empresas de alquiler lamentan "las condiciones asimétricas" de la "consulta inédita" promovida por el consistorio socialista de Anne Hidalgo.

Las empresas de alquiler lamentan "las condiciones asimétricas" de la "consulta inédita" promovida por el consistorio socialista de Anne Hidalgo.
Patinetes eléctricos junto a la Torre Eiffel, en París. | Alamy

La ciudad de París prohibirá los patinetes eléctricos tras realizarse una consulta popular que apenas ha contado con el 8% del censo. Concretamente, el 89,03% de los votantes parisinos han rechazado este domingo la renovación de lo contratos que la ciudad tenía con las distintas empresas que ofrecen servicios de alquiler de patinetes eléctricos. La alcaldesa, pese al carácter consultivo del referéndum, se ha comprometido ha acatar la opinión popular.

De esta forma, a priori, los vehículos que sean propiedad de ciudadanos particulares podrán seguir circulando por la capital francesa, pero no los casi 15.000 patinetes de alquiler que en la actualidad se ven en París. Muchos vecinos ven estos vehículos como un peligro para la movilidad por el incívico uso que hacen de ellos muchos usuarios y su contribución al repunte de la siniestralidad y la degradación del entorno urbano. Concretamente, los patinetes (de alquiler o privados) protagonizaron el año pasado 459 accidentes, los cuales se saldaron con tres muertes y 426 heridos.

El vicealcalde y encargado de Transportes de la ciudad francesa, David Belliard, aseguró ayer lunes que el referéndum por el cual se ha respaldado el veto a los patinetes ha sido "un éxito", pese a que la decisión apenas ha contado con el voto de 103.000 parisinos. El dirigente excusó la baja participación en que se trata de "la primera vez" que el Ayuntamiento organiza una votación de este tipo y en que la votación se produjo en festivo de Semana Santa y en plenas vacaciones escolares.

Por su parte, la alcaldesa socialista Anne Hidalgo ha afirmado que "las parisinas y parisinos se han expresado masivamente contra la continuación de los patinetes de alquiler en París", siendo esta una "victoria de la democracia local".

En el lado contrario, las empresas de alquiler (Lime, Tier y Voi) han lamentado "las condiciones asimétricas" de esta "consulta inédita", criticando que el consistorio socialista no haya adoptado un sistema de votación electrónica que permitiese un mayor grado de participación en la consulta, especialmente entre los más jóvenes. Además, las plataformas apuntan a la desaparición de 800 puestos de trabajo.

Almeida, contrario a "prohibir"

La prohibición de los patinetes en París ha provocado todo tipo de valoraciones dentro y fuera de Francia. Así, el gobierno francés ha aprovechado la controversia para anunciar una elevación de 12 a 14 años en la edad mínima para conducir estos vehículos, así como la imposición de multas específicas de 135 euros para quienes infrinjan las normas de circulación.

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, no comparte "que la solución sea prohibir, como suele hacer la izquierda", ha asegurado este lunes. "Creo que la cuestión está en ordenar, y creo que la cuestión está en que hay distintos modos de movilidad por la ciudad de Madrid que deben convivir entre sí y con los peatones", ha concretado.

Almeida, que ha recordado que su gobierno ha reducido de 10.000 a 6.000 patinetes las licencias autorizadas, ha aprovechado para insistir en que, dentro de dichas autorizaciones, se ha obligado a las empresas "a que dispongan los patinetes de un sistema tecnológico que les impida circular por las zonas no autorizadas y estacionar en las zonas no habilitadas". Así, ha asegurado que le parece "mucho más razonable" esta opción que "sencillamente, prohibir mediante un referéndum", el cual, además, "ha tenido una participación ínfima".

Por último, el alcalde Valencia, Joan Ribó, ha alabado la decisión adoptada en París, llegando a asegurar que "París se va a parecer a Valencia", en referencia a la situación en la ciudad del Turia, donde las empresas de alquiler no cuentan con licencia. "En cualquier ciudad que tiene patinete eléctrico de alquiler se ve el destrozo que supone, que no puedes ni andar por la calle porque están todos tirados por ahí y me encanta que eso no pase en Valencia", ha defendido.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios