Menú

El lobby animalista europeo quiere a una Ione Belarra en la UE

Eurogroup for Animals insiste en que "el comisario de bienestar animal debería tener más influencia y poderes en las instituciones de la UE".

Eurogroup for Animals insiste en que "el comisario de bienestar animal debería tener más influencia y poderes en las instituciones de la UE".
La líder de Podemos, Ione Belarra, durante un acto contra la ludopatía. | Europa Press

El lobby animalista europeo encabezado por Eurogroup for Animals está recogiendo firmas para exigir a la Comisión Europea la creación de la figura del Comisario de Bienestar Animal. Con la ganadería en el punto de mira, el objetivo es conseguir más poder y recursos económicos para agilizar la incorporación de los planes animalistas en la agenda europea: limitar el consumo de carne, reducir las capturas de pescado, listados positivos a nivel europeo, la protección de los grandes depredadores o eliminar el uso de animales para la investigación científica, entre otros. Por el momento la petición ya ha superado las 263.000 firmas, entre ellas las de 192 eurodiputados (nueve de ellos, españoles).

Ahora mismo, el Comisario de Salud y Seguridad Alimentaria es responsable del bienestar animal en los Veintisiete, pero "esta competencia no está reconocida actualmente en este cargo", señalan. "Creemos que el bienestar animal se debería mejorar constantemente en la UE mediante avances legislativos ambiciosos y con la asignación de recursos adecuados", insisten. Por ello, proponen "resaltar la importancia de este tema y aumentar la responsabilidad incluyendo explícitamente el ‘bienestar animal’ en el cargo de comisario correspondiente" que, en cualquier caso, "debe mantenerse separada del comisario de Agricultura."

Con una evidente intención de enfrentar al comisario de Salud, Seguridad Sanitaria (y Bienestar Animal) con el de Agricultura, Eurogroup for Animals señala que "la influencia excesiva de los intereses económicos ha retrasado a menudo el progreso" en la aplicación o actualización de la legislación relativa a los derechos de los animales. Y por ese motivo, insisten en que "el comisario responsable de bienestar animal debería tener más influencia y poderes sobre este tema en las instituciones de la UE".

El Gobierno de Pedro Sánchez, aficionado a encabezar este tipo de iniciativas, fue uno de los primeros en separar la gestión del bienestar animal del Ministerio de Agricultura. En este caso, esa competencia recae en la cartera liderada por Ione Belarra, concretamente en la figura de Sergio García Torres, el director de Derechos de los Animales que cobra más que el propio Pedro Sánchez.

La Agenda 2030 en la UE

La Unión Europea no tiene competencias en materia de ecología o bienestar animal sobre los estados miembros, pero eso no le impide implantar los objetivos de la Agenda 2030 a través de las directivas relativas a la agricultura, la pesca o la ganadería.

Un ejemplo claro es la Estrategia de la Granja a la Mesa, que obliga a los agricultores a reducir de forma drástica el uso de plaguicidas y fertilizantes, lo que supone un nuevo palo a la rueda para la producción de producción de frutas y hortalizas, y todo ello, "sin ningún fundamento científico que avale esa prohibición", según han denunciado organizaciones como SOS Rural.

Otro ejemplo es la demonización de la pesca de arrastre con la prohibición de este tipo de extracción en el 30% de las aguas comunitarias tras el veto de 87 caladeros de pesca de fondo. También el sector ganadero está afectado por este tipo de directivas que regulan el tamaño de las explotaciones, la separación entre animales, los tamaños de las jaulas, los métodos de sacrificio o incluso la obligación de facilitar juguetes a los cerdos para evitar multas de hasta 100.000 euros.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro