Menú

No sólo son los peajes en las autovías: el torpedeo de impuestos que Sánchez ha prometido a Bruselas

El Gobierno se reafirma en su plan fiscal en la adenda que ha remitido a Bruselas. Subirá el diésel y eliminará beneficios fiscales en IRPF o IVA.

El Gobierno se reafirma en su plan fiscal en la adenda que ha remitido a Bruselas. Subirá el diésel y eliminará beneficios fiscales en IRPF o IVA.
Ursula von der Leyen y Pedro Sánchez | EUROPA PRESS

Los cambios de versión del Gobierno sobre la implantación de peajes en las autovías españolas han obligado a la Comisión Europea a desmentir públicamente a Pedro Sánchez. La polémica volvió a generarse hace unas semanas cuando Alberto Núñez Feijóo le echó en cara al líder del PSOE sus planes para cobrar por las autovías desde el año que viene y este lo negara.

Días después, el director general de Tráfico, Pere Navarro, reconocía que España estaba preparando el cobro "por imposición de Bruselas", aunque el Ejecutivo no tardó en hacerle rectificar. Miembros del Gobierno, como la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, no dudaron en desmentir "categóricamente" una medida que ellos mismos incluyeron en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que enviaron a Bruselas en el año 2021. Este plan incluye los compromisos de España a cambio del dinero europeo. Y ahí estaban los peajes en las autovías.

Los vaivenes en la versión del Gobierno

Para más detalle, el Gobierno introdujo en el Componente 1 su intención de imponer "un pago por uso que permitiría garantizar la conservación de la red viaria, además de generar incentivos hacia la mayor eficiencia en este modo de transporte, lo que a su vez redunda en una minoración de las emisiones de gases de efecto invernadero". Sin embargo, desde entonces, el Ejecutivo ha querido dar pocas explicaciones sobre este compromiso (y las que ha dado son confusas).

Pero la semana pasada Sánchez quedó completamente acorralado cuando la portavoz económica de la Comisión, Veerle Nuyts, confirmó lo que el propio Gobierno ya puso hace años por escrito: "Entendemos que el plan español se refiere a un mecanismo de pago por el uso de las carreteras que comenzará en 2024 en línea con el principio de quien contamina, paga" señaló Nuyts.

Ante tamaña evidencia, el líder del PSOE tuvo que reconocer que sí estaba en sus planes implantar esos peajes, pero que "han pasado cosas desde 2021 a 2023" y "en la negociación de la adenda que estamos haciendo con la Comisión Europea ya se retira esta posibilidad". ¿Por qué no había dado esta versión desde el principio?

Cabe recordar que la adenda es una actualización del documento original aprobado en julio de 2021, por lo que podría entenderse como "la segunda parte" del plan o "un complemento". Bien es cierto que el cobro de peajes en las autovías ya no aparece en dicha adenda publicada este año, aunque fuentes europeas señalan que "eso no significa que no esté comprometido porque si lo eliminas lo tienes que justificar y no hay información al respecto". Entonces, ¿a quién está ocultando información el Gobierno?¿a los conductores españoles o a Bruselas?

Más impuestos... otra vez por escrito

En lo que sí se reafirma el Gobierno de PSOE y Podemos en la famosa adenda de 2023 es una subida de impuestos sin precedentes. Algunas de las subidas tributarias ya se han puesto en marcha (como la Tasa Google, la Tasa Tobin o la subida del IVA a los refrescos), pero Sánchez también adelantaba (y confirmaba) los incrementos fiscales que vendrán en el futuro, como la subida de los impuestos al diésel. Y esto sí lo volvía a poner por escrito de nuevo. Estos son los tributos que se ha comprometido el Ejecutivo a subir:

  • Beneficios fiscales: "Se realizará una revisión exhaustiva de los beneficios fiscales existentes con el fin de verificar si cumplen los objetivos para los que fueron aprobados y si el coste que suponen, en términos de merma recaudatoria, resulta justificado" dice el plan. Esto significa que el Gobierno se compromete a evaluar cada uno de los 13 beneficios del IRPF, IS, IVA e IIEE que puso en entredicho la Airef en 2020. Suprimirlos todos supondría una mordida al bolsillo del contribuyente de 35.000 millones de euros.
  • Creación de un Comité de personas expertas para la reforma fiscal: "Su cometido será realizar un examen de las diferentes figuras de nuestro sistema fiscal, con la finalidad de asesorar al Ministerio de Hacienda en la adopción de las decisiones adecuadas en la reforma del sistema tributario" reza el texto. La realidad es que estos expertos buscan entre otras medidas, la armonización fiscal, que implicará una subida del Impuesto de Sucesiones en la Comunidad de Madrid, Andalucía o Cantabria, regiones que gravan con menos impuestos a las herencias.
  • Reforma de medidas fiscales que contribuyen a la transición ecológica: "Se establecerá un impuesto sobre el depósito de residuos en vertedero y a la incineración y otro que grave los envases de plástico no reutilizables. Se modifica el Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero y se afrontarán reformas en materia de movilidad sostenible. Se revisarán las bonificaciones de los hidrocarburos utilizados como carburante", reza el texto. La mayoría ya se han puesto en marcha, pero en el caso de la fiscalidad sobre los hidrocarburos significaría igualar los impuestos de diésel y gasolina, es decir, subir la imposición al diésel.

Como vemos, el Ejecutivo de Pedro Sánchez insiste en su adenda en las subidas de impuestos que pretende llevar a cabo si sigue gobernando, lo que tampoco es incompatible con la implantación de los peajes en las autovías.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso