Menú

¿Cuántos impuestos pagaremos el día de mañana por el déficit de Sánchez?

Con el actual descuadre presupuestario, la cifra asciende a 8000 euros por trabajador y año.

Con el actual descuadre presupuestario, la cifra asciende a 8000 euros por trabajador y año.
María Jesús Montero Cuadrado | EFE

En su estudio sobre el Día de la Deuda de 2023, el Instituto Juan de Mariana (IJM) expone la impactante realidad de la ilusión fiscal generada por el endeudamiento público en España. La cuestión central es clara: el déficit actual está distorsionando el verdadero peso de las actuales estructuras de gasto, ocultando cargas tributarias que los contribuyentes terminarán asumiendo en el futuro.

El trabajo del IJM destaca cómo el endeudamiento público crea una suerte de "ilusión fiscal" al transferir parte del coste actual de la operativa estatal a ejercicios venideros. Aunque a menudo se dice que este pago diferido recaerá sobre las próximas generaciones, lo cierto es que el periodo medio de maduración de la deuda española es de 7,9 años, lo que significa que el coste recae sobre nosotros mismos, a medio plazo.

El déficit, al camuflar la carga fiscal actual, permite que el sector público realice desembolsos y programas sin la inmediata necesidad de aumentar los impuestos de forma correlativa. Sin embargo, a medida que los intereses y las amortizaciones de la deuda se acumulan, la necesidad de generar ingresos adicionales para cumplir con estos compromisos es cada vez mayor. El IJM advierte contra esta situación, que denuncia como un círculo vicioso.

Este fenómeno de la "ilusión fiscal" proporciona un alivio temporal, pero conlleva un aumento en la presión fiscal que soportan los contribuyentes. Además, desvía recursos que podrían destinarse a servicios esenciales o programas de inversión, así como a políticas de oferta como las rebajas de impuestos o medidas de estabilidad presupuestaria como la amortización de la deuda. De modo que este proceso termina afectando negativamente al crecimiento económico, a la eficiencia de los servicios públicos, a los contribuyentes, etc.

¿A cuánto ascendería la carga tributaria del contribuyente medio si no se estuviese produciendo el espejismo de la ilusión fiscal? Como vemos en las dos siguientes tablas, la vida media de la deuda pública española en circulación es de 7,9 años, mientras que su stock ascendía en 2022 a 1.410.359 millones de euros, siendo las amortizaciones anuales de 178.526 millones. Si repartimos estas cifras entre los 21,1 millones de ocupados que tenía España en 2022, encontramos que la carga implícita derivada de la deuda asciende a 8.478 euros por trabajador y año.

ilusion-fiscal-dia-de-la-deuda-instituto-juan-de-mariana-2023.png

Este cálculo demuestra que vivimos muy por encima de nuestras posibilidades. En promedio, el salario neto disponible de un trabajador español se reduciría a apenas 11.313 euros después de pagar impuestos y devolver la deuda, lo que significa que, frente a un coste laboral total de casi 35.000 euros, el trabajador perdería euros 15.197 pagando el IRPF, el IVA y las cotizaciones sociales y, adicionalmente, dedicaría más 8.478 euros a abonar estos u otros gravámenes con ánimo de liquidar el déficit.

Dicho con palabras más simples, el informe del Instituto Juan de Mariana demuestra que vivimos por encima de nuestras posibilidades. La aparente flexibilidad que ofrece el déficit en el corto plazo se convierte en una carga fiscal diferida, afectando tanto a los contribuyentes actuales como a las generaciones futuras. "Es imperativo que los contribuyentes sean conscientes de esta dinámica y busquen un equilibrio para contener el endeudamiento, promoviendo así una gestión fiscal más responsable", destacan desde el centro de estudios liberal.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro