Menú

Fainé refuerza el control nacional de Telefónica en pleno desembarco de la SEPI

El presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, decidido a mantener la defensa del país y del accionista en Telefónica.

El presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, decidido a mantener la defensa del país y del accionista en Telefónica.
Isidro Fainé | EUROPA PRESS

El Gobierno mantiene su estrategia de entrada y control en las principales empresas del país. Lo consiguió con Indra y ahora trata de hacer lo propio con Telefónica. El caso de Telefónica tiene una importancia mayor en tanto en cuanto se trata de una compañía 100% privada desde 1997. El Gobierno, a través de la SEPI y en una operación que sobrepasa absolutamente su capacidad inversora, ha entrado con algo más del 3% del capital social de la compañía, y mantiene otro paquete de derivados por valor de otro 2%. El objetivo del Gobierno es entrar en el consejo y convertirse en el primer accionista de Telefónica alcanzando un paquete total del 10%, si es posible, antes del verano.

En Libre Mercado hemos dado cuenta de los movimientos del Gobierno para montar esta operación y también las excusas que ha puesto para justificar su comportamiento. Unas excusas centradas en la necesidad de "atar en corto" a la compañía de telecomunicaciones saudí STC, propiedad del fondo soberano saudí presidido por el príncipe heredero Mohammed bin Salman. Algo que podría haber hecho, simplemente, haciendo uso de la acción de oro que le permite vetar la entrada de capital extranjero en compañías estratégicas españolas.

Pero mientras el Gobierno completaba sus paquetes accionariales hasta un 3% real y un 5% virtual, un nuevo actor entró en escena: el grupo que integra Caixa Bank se convertía en el primer accionista de Telefónica por delante del BBVA después de que Criteria duplicara su participación en la teleco hasta el 5%.

Es decir, que en pleno asalto del Gobierno a Telefónica, Fainé ha querido hacer acto de presencia. El holding industrial Criteria informaba a la CNMV este lunes que había alcanzado un 5% en el capital social de la operadora convirtiéndose en el principal accionista. En aquel momento el holding de Criteria CaixaBank señaló que su operación "se ajusta a la política de inversión del conglomerado, caracterizada por una gestión eficiente y prudente de su portafolio, focalizado en compañías con una atractiva política de dividendos".

Sin embargo hay más motivos por los que Fainé ha movido ficha. Como si el Ibex 35 se hubiera convertido en un gran tablero de ajedrez, Fainé ha querido que Criteria La Caixa se convierta en ese gran inversor institucional español que refuerce la propiedad española y defienda los proyectos industriales estratégicos y vitales para España.

La tendencia en muchos casos parece que va a ser la de convertirse en principal accionista. En Naturgy ya es el principal accionista con el 26,7% del capital.

Las fuentes consultadas por Libre Mercado insisten en que la estrategia de Fainé pasa por "defender la presencia española en las grandes compañías españolas y evitar que su dirección esté condicionada por criterios distintos de aquellos que buscan defender los intereses del país y de los accionistas." Así, continuará comprando acciones de telefónica sin límite, mientras que Caixabank no tiene prisas por deshacer su participación. Su posición en Telefóncia será "de fuerza".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso