Menú

Oro blanco en Extremadura: ¿cuánto falta para abrir una de las minas de litio más grandes de Europa?

España, al igual que nuestro país vecino, posee yacimientos de litio. Los proyectos para extraerlo encaran su fase final.

España, al igual que nuestro país vecino, posee yacimientos de litio. Los proyectos para extraerlo encaran su fase final.
Recreación del proyecto Las Navas | Lithium Iberia

El litio es uno de los elementos estrella en la lista de recursos minerales críticos de la UE, aquellos fundamentales para el desarrollo tecnológico pero de los que Europa depende de terceros países. Importa más del 80% de concentrados de litio (los grandes productores son Australia, Chile y China) y la dependencia es del 100 por cien en el caso del litio procesado, acaparado por China que también domina el mercado de las baterías eléctricas. El panorama podría cambiar (y de hecho esa es la intención de la UE) si los socios con yacimientos se decidieran a explotar los suyos, como ya hace Portugal; en varios países, entre ellos España, existe este mineral que se ha ganado el apodo de "oro blanco" por sus múltiples aplicaciones tecnológicas. Y, tras años de trámites, escollos y cambios políticos, la apertura de una o dos minas en la región está un poco más cerca.

En España, los yacimientos de litio se encuentran en el oeste peninsular: Salamanca (que albergó hasta 2011 una mina en La Fregeneda), Galicia y sobre todo Extremadura, con seis yacimientos localizados. En dos de ellos hay proyectos avanzados en marcha. Y aunque desde las empresas son reacios a dar fechas concretas en un complejo proceso de trámites que se puede dilatar años, ya se habla de 2025-2026 como fecha en que podrían empezar a levantarse y 2027 como el momento en que podrían comenzar a explotarse.

procesado-litio-valdeflorez090524.jpg

El que, según los expertos, podría tratarse del segundo yacimiento más grande de Europa es el de Valdeflórez, que la compañía Extremadura New Energies, filial española de la australiana Infinity Lithium, intenta poner en marcha desde 2016. El yacimiento, en la Sierra de la Mosca y muy próximo a la ciudad de Cáceres levantó una ola de oposición ecologista desde que se dio a conocer y llevó, cinco años después, a una modificación "sustancial" de los planes para convertirlo en cien por cien subterráneo. Según explica a LD el CEO de la empresa, Ramón Jiménez, desde los cambios "el rechazo social ha bajado mucho" aunque siguen teniendo enfrente a la plataforma Salvemos la Montaña. La empresa lamenta que "no conocen el proyecto, porque nunca se han querido sentar" con ellos "a pesar de las ofertas que se le han realizado" y defienden que el suyo es un proyecto de minería respetuoso con el medio ambiente, negando las principales objeciones ecologistas: "No destruirá la Sierra de la Mosca, porque no se modificará la superficie" y no amenazará el suministro de agua, "porque sólo se empleará agua procedente de la estación depuradora de aguas residuales" y se hará "en ciclo cerrado, evitando cualquier vertido", afirma.

ramon-jimenez090524.jpg
Ramón Jiménez, CEO de la empresa tras la mina de Valdeflórez | Europa Press

El proyecto incluye la mina subterránea y una planta de primera transformación que estiman que podrá producir 33.000 toneladas de hidróxido de litio al año. Entre las novedades en estos años de cambios está "un nuevo modelo de procesado de litio, el Li-Stream RPK, que pese a aumentar los costes conlleva "unas mejoras tecnológicas que reducirán significativamente la huella medioambiental", explica Jiménez, que añade que "los subproductos que generarán tras la producción principal serán usados en economía circular". En cuanto a las inversiones, estiman una inicial de 1430 millones de euros; mientras, durante los dos años de construcción afirman que se generarán más de 1500 empleos y 700 "en los 26 años de operación de la planta", con una facturación anual que estiman en 900 millones de euros con un retorno fiscal, defienden, "del que se beneficiará directamente tanto Cáceres como Extremadura".

En medio de este proceso, el proyecto se ha topado con algunos obstáculos como la denegación en los tribunales de los permisos de investigación. La empresa defiende que el traspiés judicial provocó "algunos retrasos en la tramitación" pero esta sigue adelante ya que "la presencia de litio en la zona está perfectamente acreditada desde hace muchos años". El pasado mes de febrero presentaron la solicitud del pase a Concesión Directa, paso previo a los estudios de impacto ambiental, después de que Transición Ecológica les concediera un permiso de exploración en 2023. La esperanza de la compañía es que a finales de este año cuenten con todos los permisos: esperan presentar en los próximos días el estudio de impacto ambiental, el de ejecución y el de restauración y si obtienen el OK de la administración, comenzar la construcción el año que viene y "producir las primeras toneladas de hidróxido de litio "a finales de 2026 o 2027".

Litio en una antigua mina de estaño

Más avanzado se encuentra el otro gran proyecto de extracción de litio en la región, el de la empresa Lithium Iberia en el yacimiento de Las Navas. El proyecto "de más de 8.000 folios" pasó a exposición pública en enero del año pasado y la empresa presumió en su día de "un nivel de exigencia" que situaría la mina como "la "explotación más sostenible de Europa". La compañía está ahora en la última fase: respondiendo a las alegaciones presentadas al proyecto "ante los órganos competentes de la Junta de Extremadura". Respecto a los plazos, señalan que "es difícil preverlos".

En el caso de la mina de Las Navas, la empresa prevé una explotación de 30 años, "24 de los cuales serán en minería subterránea" y una producción de 1,2 millones de toneladas anuales de mineral, lo que conllevará la producción de 30.000 toneladas al año de hidróxido de litio, capaz de "dar suministro a 2,5 millones de vehículos eléctricos anuales". En cuanto a la inversión, será de 340 millones, con la creación de 430 empleos, a los que se sumaría la construcción de una fábrica de cátodos por parte de la compañía Phi4tech, con una inversión de 200 millones y 360 empleos.

planta-litio-las-navas.jpg
Planta de la futura mina de Las Navas

Desde la empresa, defienden cómo tras años de trabajo han presentado "un proyecto lo más sostenible posible", con un "circuito cerrado de agua" y un consumo, apuntan, "equivalente al de dos campos de golf al año".

En su caso, apuntan, "cuentan con el total apoyo de los municipios colindantes" y destacan que se levantará sobre lo que ya era una zona minera, puesto que albergó "una antigua mina de estaño". También apuntan cómo no sólo se extraerá el mineral, sino que "habrá una planta para transformarlo" a la que se sumará la fábrica de cátodos: "Estamos hablando de más de 900 puestos de trabajo directos", enfatizan desde la empresa recordando que Cañaveral tiene 1500 habitantes y que en esa zona la principal preocupación es la despoblación.

La posición de la Junta

Las miradas están puestas en la administración regional, que en 2023 cambió de manos después de que Guillermo Fernández Vara aprobara un polémico decreto, tumbado por el TC, que obligaba a que el litio que se extrajera fuera transformado en la comunidad. Un año después de su llegada al poder, la administración del PP señala que "está a favor de todos los proyectos que sean beneficiosos y supongan un desarrollo económico y social, generen empleo y riqueza y luchen contra la despoblación al tiempo que cumplan los requisitos legales y ambientales". "En la Junta buscamos el equilibrio entre la conservación y el desarrollo de nuestra tierra: no pueden estar reñidos porque en muchos casos pueden coexistir y hay que buscar esas formas de hacerlo", señala a LD Raquel Pastor, Directora General de Industria, Energía y Minas.

Frente a la posición de Vara, Pastor apunta que para ellos "un elemento indispensable es la seguridad jurídica": "No queremos construir castillos en el aire sino que las empresas sepan que tienen a un Gobierno serio y escrupuloso que va a actuar con esa seguridad jurídica".

Sobre las quejas ecologistas y reticencias ciudadanas, señala, tras apuntar que "respetamos todas las opiniones", que "existe un gran desconocimiento" en torno a la minería: "Los avances tecnológicos que se han implementado en todos los sectores de actividad también lo han hecho en el minero, por lo que hay que abandonar la imagen anticuada que existe de él". En cuanto al Gobierno, recalca, es partidario "de los proyectos que sean beneficiosos y apoyaremos aquellos que cumplan todas las garantías legales y ambientales".

En cuanto al futuro de Extremadura, Pastor señala que la región "puede ser una potencia en muchos sectores como nos está ocurriendo también con el energético. La capacidad de nuestra región es inmensa y solo necesitamos creérnoslo más y que no nos corten las alas, sino que todos los agentes implicados y la Administración estatal nos acompañen en este camino".

"Nuestro objetivo es desplegar al máximo las potencialidades de Extremadura desde el respeto a la ley y el medio ambiente, y por ello queremos hacer de la región un destino de inversiones haciéndola atractiva en muchos aspectos, desde la fiscalizad a la seguridad jurídica", señala.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro