Menú

El plan de Montero para volver a implantar el Impuesto de Sucesiones en toda España

Hacienda replicaría la estrategia del Impuesto sobre Grandes Fortunas y fijaría un tipo mínimo de aplicación forzosa para evitar las bonificaciones.

Hacienda replicaría la estrategia del Impuesto sobre Grandes Fortunas y fijaría un tipo mínimo de aplicación forzosa para evitar las bonificaciones.
La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, prepara la armonización de Sucesiones y Donaciones. | EFE

A lo largo de los años, el PSOE se ha presentado de forma recurrente como un partido "federalista" que rechaza el "centralismo" y se compromete con "el Estado de las Autonomías". Sin embargo, este supuesto compromiso con la descentralización parece quedar en nada cada vez que el poder regional cae lejos de sus manos, abriendo la puerta a la aplicación de políticas menos intervencionistas.

Un claro ejemplo de esto fue la armonización "por la puerta de atrás" del Impuesto sobre el Patrimonio. Durante años, la Comunidad de Madrid renunció a aplicar este tributo, una decisión que homologaba la fiscalidad de la región con el resto de la Unión Europea, donde este tipo de gravámenes han desaparecido de forma progresiva, ante la constatación de sus nefastas consecuencias para la inversión y su escaso impacto recaudatorio.

La fórmula elegida por el gobierno central consistió en crear el llamado "Impuesto Temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas". Aquellas comunidades que no aplican el Impuesto sobre el Patrimonio se ven forzadas a cobrar este nuevo gravamen, de modo que el tributo ha quedado totalmente armonizado y se ha impedido que regiones como Andalucía o Galicia avancen en la misma dirección que Madrid.

Pues bien, el gobierno de Pedro Sánchez ya trabaja en una nueva maniobra que podría poner fin a la capacidad de las autonomías de bonificar al 99% el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. El plan de María Jesús Montero, actual Ministra de Hacienda, pasa por llevar esta cuestión al Consejo de Política Fiscal y Financiera previsto para el próximo mes de julio.

En total, doce de los territorios autonómicos españoles han aprobado una bonificación del 99% que suprime de facto el Impuesto de Sucesiones y Donaciones para las transmisiones entre parientes cercanos. Madrid fue la pionera, pero luego llegaron muchos otros territorios que siguieron el mismo camino. Sin embargo, Montero quiere acabar con esta situación.

El PSOE ha deslizado su propuesta de armonización en varias ocasiones. De entrada, a nadie escapan las críticas que la izquierda ha dirigido contra estas rebajas fiscales. A esto hay que sumarle el trabajo de la Fundación Alternativas, un centro de pensamiento cercano a los socialistas que aboga por este tipo de subidas fiscales. De todo este acervo se deduce que Montero optará probablemente por establecer un tipo mínimo común que reduzca el margen de maniobra de las comunidades autónomas para bonificar el tributo.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso