La Seguridad Social comprará 6.300 millones en deuda pública

El Consejo de Ministros autoriza a la TGSS a invertir en activos financieros públicos los fondos depositados en el Banco de España.

LIBRE MERCADO

La Tesorería General de la Seguridad Social invertirá en deuda pública los fondos depositados en el Banco de España que a 15 de junio ascendían a 6.322,4 millones de euros. Así lo autorizó este viernes el Consejo de Ministros tras analizar una propuesta del ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, y un informe previo de la Dirección General de la Tesorería General de la Seguridad Social.

El objetivo es obtener una mayor rentabilidad por esos fondos que la que actualmente se obtiene por la remuneración del saldo de la cuenta del Banco de España. Los fondos depositados en el Banco de España se rigen por un convenio que fija una remuneración resultante de la aplicación del interés nominal igual al tipo Eonia día a día, menos siete puntos básicos, aplicado a los saldos existentes al cierre del día, según informa Efe.

Sin embargo, según el Real Decreto de 1992 que regula el Patrimonio de la Seguridad Social, este organismo puede comprar acciones, obligaciones o cualquier tipo de capital si es autorizado por el Consejo de Ministros.

Tensión en los mercados

En principio, la norma no escrita era que la hucha de las pensiones de la Seguridad Social sólo se invertía en deuda pública de países que tuvieran la calificación Triple A. Esto se quebró cuando la TGSS mantuvo sus adquisiciones de bonos españoles a lo largo del año pasado, aun cuando la deuda hispana perdía posiciones en los rankings de las agencias calificadoras. En las últimas semanas se había hablado de que el Gobierno podía estar pensando en utilizar estos fondos para comprar bonos autonómicos y así salvar la cara de los ejecutivos regionales más endeudados.

Estos 6.300 millones no son parte de esa hucha, sino que pertenecen a la Tesorería General de la Seguridad Social. Según lo aprobado este viernes por el Consejo de Ministros, será la deuda española la que se beneficie de estas compras, uniéndose a ese dinero que ya se ha destinado a comprar bonos hispanos. De esta manera, el Gobierno coge aire, en un momento de mucha tensión en los mercados sobre la deuda española y en un año en el que tendrá que realizar numerosas emisiones. Pero en realidad es casi como hacerse trampas al solitario: porque la deuda que se emite la compra otro organismo estatal, no un inversor que confíe en los activos.

Acceda a los 3 comentarios guardadosClick aquí

En Libre Mercado

    Lo más popular