se sitúa en los 52.385 millones

El déficit del Estado sólo cae un 4,9% hasta noviembre

Supone un 4,9% menos que en el mismo periodo de 2010, cuando alcanzó los 48.198 millones.

libre mercado

El déficit del Estado se situó en 52.385 millones de euros en los once primeros meses del año, el 4,84% del PIB, lo que supone un 4,9% menos que en el mismo periodo de 2010, cuando alcanzó los 55.059 millones, según ha adelantado el secretario de Estado de Hacienda en funciones, Juan Manuel López Carbajo.

Según Carbajo, el dato permite anticipar que el Estado cumplirá el objetivo fijado para el cierre de 2011, aunque el déficit ya haya alcanzado el 4,8%. "El Estado sigue la senda prevista para cumplir con su objetivo. Esperamos que ocurra lo mismo con el resto de administraciones públicas", ha dicho, tras asegurar que el 4,8% es "inamovible".

Esta previsión, según el Ministerio, se basa en la existencia de varios factores que afectan negativamente a los datos en el mes de noviembre que revertirán en diciembre, como el cambio metodológico de la nueva base 2008, que supone un ajuste de 13.581 millones. Sin tener en cuenta este cambio, el déficit se habría situado en 35.478 millones hasta noviembre, el 3,28% del PIB, informa Europa Press.

De la misma forma, desparecerá en diciembre el efecto que provoca el adelanto en la ejecución de las devoluciones, así como el disntinto calendario de retenciones sobre los intereses de la deuda pública. En noviembre, las devoluciones impositivas superaron los 1.200 millones, un 36% más.

Finalmente, en el mes de noviembre hay que tener en cuenta también el pago realizado al Servicio Público de Empleo Estatal de 3.730 millones destinado a cubrir prestaciones por desempleo abonadas por dicho servicio en ejercicios anteriores.

Según Carbajo, estos efectos revertirán en el mes de diciembre, un mes que además suele ser mejor en ingresos y para el que ya disponen de algunos datos, lo que permite anticipar que el Estado cumplirá el objetivo fijado.

Con todo, el déficit registrado entre enero y noviembre fue consecuencia de unos pagos que se situaron en 144.579 millones de euros, un 12,4% menos, mientras que los ingresos sumaron 92.194 millones de euros, un 16,2% menos.

En términos de caja, que computa los ingresos y gastos que efectivamente se han realizado durante el periodo, el Estado alcanzó un déficit de 38.549 millones de euros, inferior al déficit de 43.047 millones de 2010.

Los ingresos no financieros suben solo un 0,7%

Los ingresos no financieros totales acumulados durante los once primeros meses del año ascendieron a 164.017 millones de euros, lo que supone un ligero incremento del 0,7% respecto a los obtenidos en el mismo periodo de 2010. Este porcentaje se eleva al 1% en términos homogéneos, es decir, una vez considerados los desfases temporales de las devoluciones realizadas en los dos ejercicios y el distinto calendario sobre intereses de la deuda pública.

Los ingresos tributarios, que representan el 92% del total, alcanzaron los 151.110 millones, un 0,4% más que un año antes, que se eleva al 0,7% en términos homogéneos. En concreto, la recaudación por impuestos directos se elevó a 82.764 millonmes, un 0,2% más, mientras que los impuestos indirectos aportaron 68.346 millones, un 0,6% más. El resto de los ingresos no financieros sumó 12.907 millones, un 3,9% más.

Por impuestos, el IRPF acumuló una recaudación de 65.226 millones, un 4,2% más, gracias a las medidas de consolidación fiscal aprobadas, como la supresión parcial de los 400 euros o la subida del tipo sobre los rendimientos de capital, así como al ingreso de la cuota positiva de la Campaña de Renta y las menores devoluciones.

Sociedades cae un 11,4% por las devoluciones

Sociedades, por su parte, ingresó 14.611 millones hasta noviembre, un 11,4% menos, debido a la disminución de la cuota diferencial de las liquidaciones anuales de 2010 en un 11,3% y de los pagos fraccionados en un 9,7%.

En Sociedades, por un lado la libertad de amortización y el mayor porcentaje de beneficios obtenidos por las grandes corporaciones en el extranjero han reducido la recaudación, mientras que el adelanto de los pagos a cuenta ha tenido un impacto positivo. Además, en noviembre, la recaudación del impuesto está condicionada por la evolución de las devoluciones impositivas, que han crecido un 232,4%, que ha supuesto una pérdida transitoria de la recaudación que se compensará en diciembre.

El IVA, en cambio generó en los once primeros meses 48.126 millones, un 2,5% más, una vez absorbido el impulso positivo que supuso la entrada en vigor de la subida de los tipos el 1 de julio de 2010.

Los impuestos especiales caen un 3,9%

Los Impuestos Especiales aportaron 17.479 millones, un 3,9% menos, por el descenso del 6,2% del impuesto sobre Hidrocarburos por el menor consumo de carburantes. Destaca, además, el comportamiento del Impuesto sobre las Labores del Tabaco, que cae un 1,6% por la bajada del consumo.

En lo que se refiere a los pagos no financieros, sumaron 135.863 millones de euros al cierre de noviembre, lo que supone una caída del 16,3% por la disminución de las transferencias corrientes a las comunidades en un 23,6% por la puesta en marcha del modelo de financiación autonómica.

Además, los pagos financieros muestran reducciones en la mayoría de las partidas. De hecho, las inversiones reales caen un 25,6%; las transferencias de capital, un 36,2% y los gastos corrientes en bienes y servicios bajan un 6,6%, hasta los 3.308 millones.

En cambio, los gastos de personal crecen un 2,5% por el efecto de la paga a pensionistas de enero de 2011 para compensar la desviación del IPC, mientras que los sueldos y salarios del personal activo bajan un 1,2% y los gastos financieros aumentan un 12,5%.

Lo más popular