Menú

Nosotros o ellos

Manuel Llamas

La política levanta pasiones muy similares a las del fútbol, de forma que unos y otros militan con devoción en PP o PSOE, sin atender a más razones que a esas siglas como si de Madrid o Barça se tratara. (Volver)
loboe dijo el día 15 de Enero de 2012 a las 12:15:10:

Amagi24:

he leído con sumo interés su comentario, porque es bastante raro que por estos pagos la gente articule argumentos más o menos consistentes, ya que lo normal sea repetir consignas asimiladas sin apenas digestión previa. Sin embargo, hay un par de sus conclusiones que me apetece comentar.

En primer lugar, ese razonamiento suyo "pero intuyo que si fuera tan fácil ya se habría hecho", es bastante curioso, porque supone que la falta de solución de sebe a lo abstruso del asunto, cuando la respuesta más simple -que generalmente es la correcta- sería concluir que se debe a la estupidez de los implicados y su egoísmo cortoplacista.

También resulta bastante singular esa deducción suya: "si el PP y el PSOE están aplicando básicamente las mismas políticas económicas es que España, desgraciadamente, ha perdido la soberanía en materia de política económica", que me recuerda la del biólogo del experimento: "araña sin patas, sorda". A este respecto, y con independencia de que pueda usted sacar la conclusión que mejor le cuadre, creo que la más sencilla y directa sería suponer que apariencias aparte, el PP y la PSOE son las dos caras de una misma moneda, o por decirlo más crudamente, la misma M...

Respecto al artículo en sí, me parece de lo más brillante y lúcido que he leído últimamente. Porque hace tiempo que me percaté de que en los terrícolas, las ideas políticas y las religiosas suelen funcionar como una estructura de acero que en algún momento de la educación del individuo, se solidifican adoptando una forma concreta, de la que básicamente existen unos pocos modelos, y que a partir de ahí y salvo casos excepcionales que suelen suponer un terremoto en la vida del que las sufre -como ocurrió con S. Pablo-, es casi imposible conseguir que cambie y lo que es peor, que el sujeto piense por sí mismo. Porque en lo que respecta a tales puntos, su cerebro suele funcionar por delegación.

Salu2.

leosaba dijo el día 14 de Enero de 2012 a las 23:13:00:

Estoy de acuerdo conque no es una cuestión de PP o PSOE y ¿cómo nos articulamos políticamente nosotros, los de la libertad?.

Amagi24 dijo el día 14 de Enero de 2012 a las 18:34:42:

Como no poseo los mismos conocimientos ni la información que el Sr. Llamas no tengo la misma seguridad para enfocar el problema de manera tan simplificada: “libertad o estatismo, liberalismo o colectivismo, nosotros o ellos” pero intuyo que si fuera tan fácil ya se habría hecho. En el artículo parece que la “diferenciación del producto” entre el PP y el PSOE debería limitarse a ámbitos más propicios al partidismo ideológico, muy distintos al de la economía, que es el “verdadero” y que debería despojarse de cualquier otro contenido ajeno a las matemáticas. Y puede que tenga razón ya que si el PP y el PSOE están aplicando básicamente las mismas políticas económicas es que España, desgraciadamente, ha perdido la soberanía en materia de política económica (como, por otra parte, está pasando en otros muchos países de la eurozona). No obstante, al igual que el Sr. Rajoy nos ha dejado descolocados con sus primeras medidas económicas (y no es culpa nuestra) al Sr. Rajoy le ha debido descolocar (y no es culpa suya) que desde que seguimos las recetas de austeridad de la UE casi todas las cosas que nos dijeron que deberían haber bajado han subido. Este es el problema y la debilidad de la “ciencia económica” resulta tan interpretable y acomodable a cada visión del mundo que no es de extrañar que haya diferentes aproximaciones a un mismo fenómeno.

Saludos.

jospueyo dijo el día 14 de Enero de 2012 a las 13:19:47:

Cuando los gobiernos de izquierdas bajan impuestos (PSOE durante el milagro económico español) y los de derechas los suben (PP actualmente) es que algo no acaba de funcionar correctamente. Es el mundo político al revés, a lo mejor es que derechas e izquierdas han dejado de mandar y los que mandan son otros?

Esta es la historia de cuando el poder económico vence al político y lo subordina a sus intereses. La política ya no sirve para controlar los mercados sino para justificarlos y condicionarles el terreno de juego. Los estados-nación nacieron con la intención de encerrar la economía, que había escapado de las fronteras feudales, dentro de unas nuevas fronteras más extensas, pero esta ha vuelto a escapar. Hace falta crear unas nuevas fronteras capaces de retener a una economía que se ha convertido en global y los estados son incapaces de conseguirlo.

Senex dijo el día 14 de Enero de 2012 a las 11:38:59:

Pues no, Sr. Llamas, más bien, según creo, es una cuestión de Nosotros y de Ellos y no una disyuntiva entre libertad y estatismo. Y eso, porque sencillamente ya hemos pasado de los cinco millones de parados y lo prioritario es evitar el estallido social, adoptando medidas muy bien ponderadas. Tal como han llegado a estar las cosas, tanto una política liberal pura como otra socialista pura son ahora inviables. De modo que, bien está que el control de la hacienda, la promoción del empleo, y el estímulo a la producción sigan impulsos divergentes, que darían lugar a medidas en cierto modo contradictorias, que alguien deberá cohonestar eficazmente sin pausa ni desmayo. ¿Dificilillo?: pues, sí; pero, lo que no puede ser no puede ser y, además, es imposible.
Por otra parte, las pasiones profundas que levantan tanto el fútbol como la política son sólo aplicables a sus "hinchadas"; escandalosas, eso sí, pero no generalizables al conjunto de las poblaciones en que se insertan. En cuanto a la politización de nuestras gentes, creo más bien en motivaciones de intereses -por tanto, relativamente lábiles, aunque con arraigo ancestral en retroceso-, y de sus expectativas, que en ideologías irreductibles.
Atentamente

« 1 »