hasta "AA+"

S&P quita la "triple A" al Fondo Europeo de Rescate

La agencia informa de que la perspectiva del rating está en desarrollo, es decir, que podría devolver la 'triple A' al FEEF si se producen mejoras.

LM/AGENCIAS

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha rebajado en un escalón el rating del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), desde 'AAA', la máxima calificación posible, hasta 'AA+', después de que el pasado viernes retirara la máxima calificación a Francia y Austria, dos de los garantes del fondo.

En un comunicado, la agencia informa de que la perspectiva del rating está en desarrollo, lo que refleja que podría devolver la 'triple A' al FEEF si se ponen en marcha mejorar crediticias adicionales, o bien podría rebajar de nuevo su nota si considera que la solvencia de los miembros del fondo puede ser reducida en los próximos dos años.

Tras conocerse la decisión de S&P, el fondo de rescate ha recordado en un comunicado que las agencias Moody's y Fitch aún mantienen la máxima calificación para el FEEF, al mismo tiempo que ha defendido que esta rebaja no reducirá su capacidad de préstamo de 440.000 millones de euros.

S&P, que sí mantiene la máxima calificación del FEEF como emisor a corto plazo ('A-1+'), considera que las mejoras en el crédito que hubieran compensado la reducción de la solvencia de los países garantes de este organismo no se han puesto en marcha.

Asimismo, explica que podría devolverle la máxima calificación si los países de la eurozona, que entiende están estudiando opciones para mejorar el fondo, adoptan medidas en este sentido, especialmente si se constata que de nuevo sus obligaciones están respaldadas por garantes con la calificación 'AAA'.

Rebaja masiva de la deuda soberana

El viernes pasado, la agencia de calificación crediticia decidía hacer uno de los mayores movimientos en el terreno de la calificación de la deuda soberana. Tras una agitada tarde llena de rumores sobre la posible rebaja a la "triple A" francesa, a última hora de la tarde se confirmó el rumor.

De esta manera, S&P decretó la rebaja en un escalón de la calificación de la deuda de Francia, Austria, Malta, Eslovaquia y Eslovenia, y la degradación en dos escalones de la nota de Italia, España, Portugal y Chipre. "Las acciones de hoy son fruto de nuestra creencia de que las iniciativas políticas tomadas por los líderes europeos en las últimas semanas pueden ser insuficientes para atajar totalmente el estrés sistemático en la zona euro", dijo la agencia de calificación en un comunicado.

En la rueda de prensa posterior a la reunión entre el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente galo, Nicolás Sarkozy de este lunes, éste último, al ser preguntado por las consecuencias de esa rebaja en la nota de la deuda, ha respondido que "en Francia y en España no son las agencias de calificación las que tiene que definir las políticas de los países".

El titular del Gobierno francés, ha destacado, bastante molesto con algunos periodistas por las alusiones a esta rebaja, que es necesario "actuar con sangre fría y creo que en definitiva esto no cambia nada". Si bien es cierto que desde el punto de vista político éstas rebajas en la calificación no producen un fuerte impacto, en términos económicos muestran la debilidad de la zona euro y así lo ha hecho efectivo este lunes S&P rebajando la calificación del Fondo de Rescate Europeo.

Alemania se queda así como único país fuerte de la zona euro, el único que puede actuar como sostén del resto de sus socios. Tan sólo Alemania, Finlandia, Luxemburgo y Holanda mantienen la máxima calificación crediticia otorgada por S&P, y de éstos cuatro países, resulta obvio reconocer a Alemania como el más importante por su peso relativo (los otros tres países ni siquiera alcanzan los 22 millones de habitantes todos juntos, la cuarta parte que el gigante germano).

El Fondo se tambalea

Era previsible que una degradación en la nota de tantos países de la Unión Monetaria y del país que se presumía como una de las locomotoras del eurogrupo, hiciese tambalearse la calidad del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera.

El FEEF se sostiene en las garantías de los 16 países de la Eurozona (todos menos Grecia) y estas garantías cada vez valen menos. Sólo 4 de sus componentes (Alemania, Holanda, Finlandia y Luxemburgo) mantienen la Triple A, con lo que tras la rebaja masiva del viernes, la calidad del fondo es cada vez menor. Por ello, S&P ha quitado la "triple A" al Fondo de Rescate rebajando en un escalón su nivel de "garantía" crediticia.

Esta  degradación a la nota del FEEF supone que las emisiones que puede realizar este fondo para rescatar a los países en dificultades cada vez serán más difíciles. De esta manera, el coste de emitir bonos respaldados por el fondo subirá, ya que las garantías del fondo son peores, porque la confianza en la fiabilidad de éste ha descendido tras la rebaja de S&P a los países europeos. La propia agencia explicaba que los instrumentos de deuda a largo plazo ya emitidos por el fondo no están ya respaldados por las garantías de los miembros o valores 'triple A' del fondo, sino que están cubiertos por miembros o valores 'AAA' y 'AA+'.

En julio de este año, entrará en funcionamiento el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que a diferencia del FEEF contará con 80.000 millones de euros de capital desembolsado (no sólo garantías), lo que debería facilitar y abaratar su financiación en los mercados.

Acceda a los 1 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular