Y "con poca decisión"

Linde: "Aún es pronto para determinar el coste de sanear Bankia"

El nuevo gobernador afirma que la "euforia" de la burbuja inmobiliaria llevó a "no ver o no querer ver" los riesgos.

LIBRE MERCADO

Luis Linde ha tenido este martes su puesta de largo. En el Congreso, ante la Comisión de Economía y con retransmisión en directo del Canal 24 Horas, el nuevo gobernador del Banco de España ha ido desgranando su visión del papel de la institución que preside, del papel del anterior gobernador, de la economía española y del sistema financiero. No ha habido grandes sorpresas en sus palabras, aunque tampoco ha querido rehuir ningún tema, ni siquiera los más espinosos. De Bankia ha dicho que todavía es pronto para saber cuánto costará, de las preferentes ha asegurado que habrá una solución "satisfactoria" y del sistema financiero en general ha apuntado que saldrá "fortalecido".

Respecto al pasado, Linde aseguró que la "euforia" de la burbuja inmobiliaria llevó a "no ver o no querer ver" los riesgos acumulados antes de la crisis. Por eso, en su opinión, se actuó "con poca decisión" y de forma "inadecuada". El gobernador criticó que durante la bonanza parecía que "nadie quisiera" prever escenarios de recesión, de subidas de tipos de interés o de "colapso" financiero.

En este sentido, el sucesor de Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en lo que podría entenderse como una crítica velada a su antecesor, lamentó que las fusiones frías (SIP), contempladas para racionalizar el sector, tuvieran un efecto final "no demasiado positivo". "Contribuyó más bien a retrasar decisiones y ajustes", aseguró. Linde también subrayó que el supervisor debería haber sido "aún más heterodoxo" sobre su capacidad regulatoria para mitigar la "vulnerabilidad" del sector financiero. En este sentido, lamentó que  las provisiones anticíclicas se redujeran. "Esta medida fue criticada por la comunidad financiera internacional y por la banca española. Desde la perspectiva de hoy, muchos estarían de acuerdo en que el defecto principal de aquella norma era su timidez e insuficiencia para contener el crecimiento excesivo del crédito", explicó.

Así pues, el nuevo gobernador admitió sin ambages que el Banco de España "no tuvo éxito" en la supervisión macroprudencial, al considerar que no se enfrentó con la "decisión necesaria" al gran aumento del endeudamiento y a la corrección del "fortísimo" deterioro en los balances bancarios Además, aprovechó para deslizar críticas sobre otros supervisores europeos: "El hecho de no ser el único supervisor europeo al que puede hacerse ese reproche no es un consuelo para nadie".

La banca: preferentes, solidez y liquidación

Linde también ha querido ofrecer su visión sobre el sistema financiero y sobre alguno de los asuntos más polémicos que le rodean. En lo que respecta a la salud de bancos y cajas, el gobernador ha apuntado que "todos vamos a aprender la lección", aunque ésta sea "muy dolorosa". "El sector financiero español saldrá de esta crisis reforzado y más eficiente", defendió.

En lo que se refiere a la liquidación de entidades, un tema casi tabú hasta hace unas semanas, Linde ha garantizado que las entidades financieras "sin pulso suficiente" para asegurar su futuro tendrán que encarar un proceso de resolución o liquidación ordenada. El gobernador subrayó también que la gestión de los activos inmobiliarios dañados de las entidades con ayudas se prolongará "en el tiempo" de forma separada, con el fin de "no contaminar" las operaciones y resultados de la banca.

Respecto a este tema, el ministro de Economía, Luis de Guindos, no ha tardado en contestar a Linde. De Guindos ha sido tajante en su respuesta y ha asegurado que "en absoluto se va a liquidar ninguna entidad financiera española".

Linde además incidió en que para minimizar las "cargas" sobre el contribuyente se podrán tomar medidas sobre el pago de dividendos, remuneraciones y compromisos de tenedores de instrumentos distintos a las acciones. "Tengo la seguridad de que pronto la banca desarrollará su actividad con solvencia y vitalidad", confió.

En lo que respecta a la polémica cuestión de las preferentes, Linde ha apuntado que el organismo, junto con el Gobierno y las autoridades europeas, "va a hacer todo lo posible para encontrar soluciones satisfactorias" al problema de las participaciones preferentes. Ha reconocido que la venta de participaciones preferentes a inversores minoristas "es un problema grave y serio" que afecta a muchas familias y pequeños inversores, y que hay que resolver. El cómo se resuelva, ha dicho Linde, tiene que ver con dos restricciones que no se pueden soslayar, que son las reglas europeas establecidas sobre ayudas de Estado y el memorándum de ayuda a la banca que se va a firmar próximamente.

"De cara al futuro, como ya ha dicho la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), hay instrumentos que no deben venderse a inversores minoristas o hacerse con una serie de precauciones que es muy posible que no se hayan cumplido", ha dicho el gobernador, que cree que esto debe hacer reflexionar para que no se vuelvan a producir en el futuro.

En lo que respecta a Bankia, Linde no se ha querido mojar con una cifra y ha asegurado que aún es "pronto" para determinar con exactitud el coste de sanear la entidad, al recordar que se desconoce cómo quedará la situación tras segregar sus activos y cuánto dinero podrá recuperar el Estado tras su venta. "Lo que vaya a costar Bankia al final aún no lo sabemos", sentenció. En este sentido, descartó que la "orientación" sea que la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri se mantenga como banco público y se valió de experiencias en otros países de la UE para justificar su explicación.

Acceda a los 6 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular