'es la noche de césar'

Recarte responde: "No nos podemos arriesgar a no cumplir el objetivo de déficit"

Como cada semana, el consejero de LD ha respondido a las dudas de los oyentes de Es la Noche de César.

libre mercado

Alberto Recarte ha vuelto este jueves a su cita semanal con los seguidores de Es la Noche de César. El economista y consejero de Libertad Digital ha respondido a las dudas sobre la situación económica que le han planteado los oyentes de esRadio.

¿Qué opina de la afirmación de Montoro de que el déficit de la Administración Central es del 3,9% en septiembre? ¿Cómo se compagina con el déficit de la Seguridad Social? Raúl (Madrid)

Ha sido una sorpresa, en este caso positiva, para todo el mundo. Montoro ha hablado de la administración central y dentro está incluido lo que ocurra en la Seguridad Social y el servicio estatal de empleo, que es donde se han producido los mayores desvíos. En el mes de julio, el déficit de la administración central estaba en el 4,6% y dos meses después está, según Montoro, en el 3,90, cuando tiene que terminar el año como máximo de 4,5%. Da la impresión de que se han disparado los ingresos, que es lo que él ha dicho y no me cabe duda de que en la cifra está incluido el déficit de la Seguridad Social a mes de septiembre. Si eso es así, la administración central está en camino del 4,5% y podemos terminar muy cerca del objetivo del 6,3% para todo el Estado. Eso ha salido del bolsillo de los españoles, pero si ese sacrificio sirve para que el Estado cumpla para el control del déficit diría que es la segunda o tercera mejor noticia de este año. Si se cumple el déficit, el sistema financiero termina la recapitalización, y la balanza por cuenta corriente está en equilibrio, estarían las tres precondiciones para que se pueda estabilizar la economía, que deje de caer y que la situación de las empresas mejore. Hay que observarlo mes a mes, pero si se confirma es una magnífica noticia, la mejor posible.

¿Qué consecuencias tiene no alcanzar el objetivo del déficit público del 6,3% en 2012? María (Málaga)

Puede significar que no sirva ni el saneamiento financiero ni el equilibrio de las cuentas exteriores y que las tensiones continúen y nadie nos preste desde fuera. La situación sería gravísima. Hay que hacer cualquier cosa, incluso subir impuestos o bajar cualquier tipo de gasto, incluida la congelación de pensiones, para cumplir, porque si se cumple lo lógico es que a partir de marzo la situación mejore. Si para eso hay que hacer un sacrificio, creo que hay que hacerlo. No nos podemos arriesgar a no cumplir el objetivo de déficit. Es la ficha que falta para que se equilibre la economía española.

¿Qué opina del desafío catalán y vasco? ¿Suponen una amenaza para la recuperación? María (Barcelona)

Ahora mismo no afecta. Es una preocupación que empieza a estar por ahí entre los inversores extranjeros, pero es una más. Si se estabiliza la economía, es un tema que va a ser relevante. Si los nacionalistas tienen un buen resultado, van adelante y tienen apoyo para plantear algún tipo de independencia eso se va a convertir en un problema y vamos a sufrir todos otra vez, porque habrá inversores que se pregunten quién va a devolver la deuda del estado español si Cataluña se independiza y no devuelve la parte de deuda que les corresponde. Hoy no lo es, pero en un año puede convertirse en una preocupación muy importante.

¿Es verdad, como dice Mas, que los pensionistas catalanes verían incrementada su pensión si Cataluña se independiza? Jorge (Madrid)

Si Cataluña se independiza, no se hace cargo de la deuda pública que le corresponde, si no paga nada para sostener los servicios centrales como ocurre mínimamente en el País Vasco, de entrada podría ser verdad. Lo que ocurre es que la caída del nivel de actividad en Cataluña y en el resto de España sería tal que no habría dinero para pagar las pensiones ni del resto de España ni de Cataluña. Si fuera posible una separación quirúrgica, y no hubiera ninguna relación comercial, industrial y ningún compromiso afectado... En la medida en que no es posible una separación quirúrgica, sería una pequeña catástrofe y supondría una depresión en las dos partes. Es una majadería.

¿Existe alguna manera ordenada y pacífica de que Cataluña se independice y que tanto sus ciudadanos como los del resto de España salgan beneficiados? Miriam (Valencia)

Creo que no. El tema es si el proceso es más o menos traumático. En Checoslovaquia hubo una separación de guante blanco pero no había los lazos que hay entre Cataluña y el resto de España. Es imposible, sería un horror. Hay cálculos que estiman que la salida de Grecia de la Unión Monetaria supondría 160.000 millones de pérdidas, y la de España 700.000 millones. Si en algo que simplemente es una unión monetaria se produce una catástrofe así, qué sería cuando es un país el que se rompe.

¿Qué ocurre con el rescate al sistema financiero español? ¿Llegará algún día el dinero del fondo de rescate europeo? Juan (Valladolid)

Como tarde mucho no hace falta que llegue. Si se fuerza a los siete bancos que han pasado el examen a que compren a los que tienen déficit es que no necesitamos el rescate financiero. No sé cómo se les ha dejado escapar, tendrán que responder en el Ministerio de Economía. Porque estos bancos son lo que son en gran parte porque lo han hecho bien, y en parte porque cuando ha habido enormes dificultades han tenido detrás el estado español.

El rescate se retrasa porque no se ponen de acuerdo los europeos respecto a ese dinero. (...) Al final merkel no ha querido que no pasara por las cuentas del Estado, eso no va a funcionar así y por tanto yo creo que antes de final de año vamos a tener ese fondo de rescate.

¿Por qué los funcionarios cobran un 40% más que los empleados del sector privado? José (Madrid)

La cifra hace referencia a 2010. Desde ese año en el sector publico ha habido un descenso de sueldos, no sé si se ha tenido en cuenta o no, de los empleados públicos. En 2010 de un 5%, este año casi del 8%, lo que ya es un 13%. Los sueldos han estado congelados los años 2010, 2011 y 2012, lo que ya suponen un 20%. Con la reducción de moscosos, y el aumento de las horas de trabajo semanales se llega a una reducción real del 20 o 25%, con lo que el gap con los sueldos del sector privado se habría cubierto. Pero es que también en el sector privado se han bajado los sueldos. Tampoco se han revisado en función de la inflación y se trabaja más horas.

Ha disminuido el gap pero sigue permaneciendo, y la razón última es el peso de los sindicatos en la función pública y la sensación de que sobraba dinero, hasta mayo de 2010.

Lo más popular