El 71% del déficit público de EEUU es culpa de los demócratas

El Partido Demócrata es responsable del 75% del déficit público a largo plazo y del 71% del agujero fiscal para 2013, según un nuevo estudio.

El presidente de EEUU, Barack Obama | Archivo
Relacionado
DIEGO SÁNCHEZ DE LA CRUZ

En materia de decisiones económicas, pocos países han adoptado una separación de poderes tan robusta y efectiva como la de la democracia estadounidense. Cierto es que el Gobierno del país del Tío Sam tiene una autoridad notable a la hora de dirigir la política económica, pero también es cierto que el Congreso y el Senado retienen muchos poderes que sirven para avalar, complementar o frenar las iniciativas de la Casa Blanca en este campo.

Teniendo esto en cuenta, ¿qué responsabilidad política cabe exigir por los problemas de deuda y déficit que hoy enfrenta EEUU? Dar respuesta a esta pregunta es el objetivo de los trabajos de Charles Blahous. Como aperitivo, el economista nos muestra la evolución del gasto federal. Vemos que, tras el pico de 2008-2010, se ha producido un ajuste impulsado por las medidas de austeridad que apoyan los legisladores republicanos del Tea Party.

Según esta gráfica, vemos que los programas del "Estado del Bienestar" suponen buena parte de los desembolsos presupuestarios. No obstante, la contribución al déficit de estos capítulos presupuestarios es aún mayor. Si auditamos el desfase presupuestario actual, vemos que el gasto público en sanidad supone el 47% del total, con la Seguridad Social en niveles del 21% y los subsidios en cotas del 13%. La caída de ingresos frente a los niveles históricos supondría el 19%.

¿Qué responsabilidad política cabe exigir por el descuadre presupuestario? Atención a los datos:

  • El presidente demócrata L.B. Johnson es responsable del 28,6% del déficit a largo plazo y del 17% del déficit para 2013.
  • Las mayorías demócratas en el Congreso han supuesto el 22,8% del déficit a largo plazo y el 18,4% del déficit para 2013.
  • Las mayorías demócratas en el Senado han acumulado el 18,7% del déficit a largo plazo y el 19,5% del déficit para 2013.
  • El presidente republicano Richard Nixon generó el 9,8% del del déficit a largo plazo y el 14,3% del déficit para 2013.
  • Las mayorías republicanas en el Senado han impulsado el 6,3% del déficit a largo plazo y el 5,6% del déficit para 2013.
  • El presidente demócrata Barack Obama ha alimentado el 5,5% del déficit a largo plazo y el 14,3% del déficit para 2013.

Blahous también señala que el presidente republicano G.W. Bush creó el 4,4% del déficit a largo plazo y el 1,9% del déficit para 2013. Además, apunta que las mayorías republicanas en el Congreso son responsables del 2,2% del déficit a largo plazo y el 6,6% del déficit para 2013. Por último, explica que la contribución de los presidentes republicanos H.W. Bush y Ronald Reagan y del demócrata Bill Clinton a los déficits a largo plazo se sitúa en el 1,1%, el 0,6% y el 0%. Para el descuadre de 2013, su aporte habría sido del 0,6%, el 0,3% y el 1,8%, respectivamente.

En suma, los dirigentes del Partido Demócrata son responsables del 75% del déficit a largo plazo y del 71% del déficit para 2013, con los republicanos vinculados al 25% y el 29% de dichos indicadores. Por otro lado, el déficit a largo plazo generado por decisiones presidenciales solamente supone el 50% del total, ya que la otra mitad se debe a mayorías parlamentarias. Para el déficit de 2013, los porcentajes se mantienen en estos niveles.

El bagaje de los republicanos sería mucho mejor si excluyésemos la Presidencia de Richard Nixon. Dicha Administración generó casi 19 de los 25 puntos que han aportado los presidentes y legisladores republicanos al déficit de largo plazo. Para 2013, 14 de los 29 puntos porcentuales ligados a decisiones tomadas por políticos republicanos corresponden a la "era Nixon".

Pueden seguir a Diego Sánchez de la Cruz en su página web, su blog de Libre Mercado, su cuenta de Twitter y su página de Facebook.

En Libre Mercado

    Lo más popular