La reducción de ventajas fiscales pone en riesgo el 10% del empleo en Irlanda

El Gobierno de Dublín endurece sus reglas fiscales para las multinacionales, pero mantiene su Impuesto de Sociedades en el 12,5%.

Se acaba el llamado doble irlandés, una estructura de ingeniería fiscal empleada por compañías multinacionales para reducir, de forma legal, su carga impositiva. Esta decisión, anunciada por el Ministro de Finanzas Michael Noonan el pasado martes, podría suponer el final de una larga campaña contra el modelo tributario irlandés, encabezada por la Unión Europea y Estados Unidos.

Desde los años 90, el Impuesto de Sociedades del país irlandés ha bajado al 12,5% con el objetivo de captar inversión, generar riqueza y crear empleo. La apuesta ha sido exitosa: como apunta InfoBae, se calcula que uno de cada diez trabajadores irlandeses podría perder su empleo si el país procede a desmantelar su atractivo régimen fiscal.

¿Qué es el doble irlandés?

Hasta ahora, el doble irlandés permitía que la filial A recibiese las ventas no tributadas de su matriz europea, paso previo para la transferencia de esos beneficios hacia una filial B, registrada en Irlanda pero con residencia fiscal en otra jurisdicción, normalmente un paraíso fiscal como las Bermudas. Una vez los fondos llegaban a la filial B, se transferían a esa matriz ubicada fuera de la Unión Europea, culminando el proceso.

El doble irlandés permitía que empresas como Apple o Google redujesen su factura fiscal europea a cotas inferiores al 10% o al 5%. La nueva normativa anunciada por el Ejecutivo indica que las compañías registradas en el país serán también residentes fiscales en el mismo, impidiendo la parte final del procedimiento, aquella en la que el dinero se transfería fuera de la Unión Europea.

Seis años de plazo

Irlanda ha anunciado, eso sí, que aunque la entrada en vigor de esta norma se producirá el 1 de enero de 2015, aquellas compañías que ya operan en el país podrán beneficiarse del sistema anterior hasta el año 2020. El anuncio del Ejecutivo llega justo ahora que Irlanda abandona el programa de rescate acordado con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Las nuevas reglas fiscales para 2015 ya incorporan el cambio normativo que finiquita el doble irlandés, aunque el Ejecutivo irlandés también ha incluido en el paquete algunas rebajas de impuestos. Por otro lado, el Gobierno ha advertido que "la tasa del 12,5% en el Impuesto de Sociedades nunca ha estado ni va a estar sometida a debate".

Irlanda mantendrá el Impuesto de Sociedades en el 12,5% | Arcivo

En Libre Mercado

    Lo más popular