Propuestas económicas

El PSOE quiere que las rentas altas paguen más del 60% a Hacienda

De la Rocha advierte que "dará igual por dónde le venga la renta al contribuyente, al final va a pagar lo mismo por todo"

El nuevo gurú económico del PSOE, Manuel de la Rocha, ha desgranado algunas de las medidas que defenderá la formación que lidera Pedro Sánchez de cara a las próximas elecciones generales. Este economista madrileño, que ha pasado por el Banco Mundial y el Ministerio de Exteriores, ha anunciado en Expansión diferentes propuestas con las que su partido espera impulsar "una nueva transición del tejido productivo del país".

Libre Mercado adelantó en noviembre de 2014 las líneas maestras que ahora empieza a concretar la formación del puño y la rosa. Eso sí: en Ferraz quieren desmarcarse de Thomas Piketty, cuyo apoyo a Podemos parece haberle alejado de la órbita de los socialistas. En este sentido, De la Rocha cita como referente a James Mirrlees, ganador en 1996 del Premio Nobel de Economía que defiende "gravar la capacidad económica total del contribuyente en el IRPF".

¿Qué significa esto? En esencia, se trata de crear un nuevo modelo de IRPF en el que se integren un gravamen al patrimonio y un recargo a las rentas del capital. En última instancia, el PSOE pretende que este nuevo tributo "acabe con el límite del 60% en la fiscalidad conjunta de renta y patrimonio".

Dentro de lo que De la Rocha define como patrimonio, la nueva renta imputada incorporaría también los activos inmobiliarios de los contribuyentes. Con estas medidas, Ferraz aspira a acabar con lo que De la Rocha denomina "vaciamiento del Impuesto de Patrimonio". Como ejemplo, el gurú económico de la era Sánchez menciona el caso de la Comunidad de Madrid, donde este gravamen está bonificado en su práctica totalidad como consecuencia de las medidas fiscales aprobadas por Esperanza Aguirre e Ignacio González. "No queremos una carrera fiscal a la baja", apunta al respecto el economista.

Pero hay más: el paquete tributario que prepara el equipo de Pedro Sánchez también afectaría a los fondos de inversión. Según De la Rocha, se trata de "mejorar la recaudación aunque el partícipe no haga líquidas las plusvalías". Esto podría significar que las inversiones de los españoles pasarán a soportar un impuesto sobre beneficios no realizados. En la actualidad, Hacienda aplica el impuesto de plusvalías cuando se liquida la participación y se obtiene una rentabilidad; bajo el modelo que propone el PSOE, el Estado cobraría una tasa a pesar de que no se hayan vendido las acciones y esas rentas no hayan repercutido en el bolsillo de los inversores.

El objetivo de Manuel De la Rocha es cerrar todo tipo de opciones para reducir la fiscalidad efectiva que soportan los contribuyentes españoles. Bajo su sistema, "dará igual por dónde le venga la renta al contribuyente, al final va a pagar lo mismo por todo", explica el Secretario de Economía de los socialistas.

¿Qué umbral marcaría los niveles más elevados del modelo fiscal propuesto por la formación que lidera Pedro Sánchez? Según De la Rocha, el tramo más alto para la aplicación de estos recargos consideraría un patrimonio superior a 700.000 euros y un corte de 300.000 euros en la valoración de la vivienda habitual. Con estas medidas, "podría haber un incremento de la recaudación de unos 6.000 millones de euros".

90.000 millones de recaudación adicional

No obstante, De la Rocha aspira a que la recaudación suba en 90.000 millones, en línea con su aspiración de equiparar los ingresos de Hacienda a la media europea. ¿De dónde vendrán esas rentas? Aquí van algunas pistas:

"En el Impuesto de Sociedades hay 62 bonificaciones y exenciones. Eso lo vamos a limpiar para acercar el tipo efectivo al nominal. Con esto recaudaremos en torno a 2.500 millones de euros adicionales"

"La fiscalidad medioambiental recauda apenas 15.000 millones. Estamos pensando en impuesto al CO2, que probablemente sustituiría a algunos de los impuestos actuales sobre hidrocarburos o matriculaciones y habría algún impuesto a vertidos y residuos"

"En impuestos especiales hay margen para revisar la tributación del alcohol, que está muy por debajo de la media de Europa"

Esta mayor presión fiscal choca con la pretensión del PSOE de rebajar el IVA cultural "del 21% actual al 5%". A este tramo reducido se unirían otros productos "de primera necesidad, para los que hay que recuperar el tramo del 4%".

Aumento superior al 40% en el salario mínimo

En su entrevista con el diario Expansión, De la Rocha habla de elevar más de un 40% el Salario Mínimo Interprofesional, llevándolo de 648 a 930 euros. En paralelo, el economista anuncia una Ley contra la Explotación Laboral y una Ley por la Igualdad Salarial. En lo tocante al mercado laboral, rechaza la conveniencia de un contrato único y defiende la eliminación de la reforma laboral de Rajoy "para recuperar la negociación colectiva".

El socialista defiende también la necesidad de "buscar y traer fórmulas para limitar los salarios obscenos de los grandes consejeros y directivos de las grandes multinacionales y del sector financiero. Hay distintas fórmulas: limitar el salario variable a un porcentaje del salario fijo, votar en junta los sueldos de los altos directivos, prohibir las stock options, endurecer la fiscalidad de los bonus...".

Por último, el PSOE habla de "fomentar una mayor participación de los trabajadores en las empresas: que tengan presencia en los consejos, incentivar el reparto de beneficios a los trabajadores, usar las licitaciones públicas para premiar a las empresas con menos dispersión retributiva...".

En Libre Mercado

    Lo más popular