Análisis de la Comisión Europea

España, uno de los países que más sube los impuestos al trabajo

Bruselas ha estudiado el periodo comprendido 2005-2014, concluyendo que Hacienda cobra el 37,3% de su paga al trabajador modelo estudiado.

Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo

El último informe tributario publicado por la Comisión Europea deja mal parada a España en lo tocante a la evolución de la fiscalidad directa. El documento elaborado por Bruselas plantea el escenario de un individuo soltero que cobra casi el 70% del salario medio y no tiene hijos.

De acuerdo con este supuesto fiscal, España es el séptimo país europeo que más ha subido los impuestos directos a lo largo de la última década. El peso total de la combinación de IRPF y cotizaciones sociales ha crecido en 1,5 puntos entre 2005 y 2014.

Por delante de España solamente figuran Hungría, Irlanda, Eslovaquia, Portugal, Rumanía y Luxemburgo. El aumento experimentado en Hungría, Irlanda y Eslovaquia alcanzó, respectivamente, los 5,9, 5,2 y 3,7 puntos. Para Portugal, Rumanía y Luxemburgo, la subida llegó a 2,8, 2,6 y 1,6 puntos.

Países como Grecia o Italia han tenido un desempeño más favorable para los contribuyentes entre 2005 y 2014. En el país transalpino, la fiscalidad directa bajó en 0,2 puntos; en el caso heleno, se registró un leve aumento de 0,2 puntos. Más intensos fueron los recortes de la presión fiscal aplicada a las rentas del trabajo en países como Alemania, Dinamarca o Polonia, donde se observaron descensos de 2,2, 2,4 y 2,7 puntos.

El mejor escenario para los contribuyentes, eso sí, es el que nos encontramos en el Reino Unido, Suecia u Holanda. En las islas británicas, el peso de la fiscalidad sobre las rentas del trabajo cayó en 4,2 puntos; en el reino escandinavo, el recorte del esfuerzo tributario llegó a 6,1 puntos; para los Países Bajos, la rebaja fue de 9,7 puntos.

España, peor que Holanda o Reino Unido

La fiscalidad observada en 2014 por la Comisión Europea deja a la Vieja Piel de Toro cerca de países como Suecia: España se anota un 40,5% frente al 37,3% de nuestro país. La presión fiscal es aún mayor en Italia (42,4%), Alemania (45,1%), Francia (45,2%) o Bélgica (49,9%).

Por debajo de nuestro país encontramos a Grecia (35,7%), Portugal (35%), Polonia (34,8%), Bulgaria (33,6%), Holanda (32,1%), Luxemburgo (30,4%), Reino Unido (26,4%), Irlanda (22,1%) o Malta (19,2%).

En Libre Mercado