Las empresas rompen con las universidades y crean sus propios centros de formación

Ya son 55 compañías españolas las que han diseñado e impulsado su propia "universidad corporativa".

Muchas universidades no se adaptan a la demanda real de las empresas | Corbis
39
comentarios

Una queja habitual de los empresarios a las universidades es que la oferta formativa de los centros de educación superior no cubre las necesidades reales del mercado. Quizá esa distancia entre lo que se enseña en las aulas y lo que se pone en práctica en el mundo profesional justifica el auge de las 'universidades corporativas'.

Estos centros, financiados y diseñados por las propias empresas, no rompen por completo con el mundo universitario, ya que su elenco de profesores suele nutrirse de docentes con bagaje en las aulas tradicionales. La diferencia, por tanto, no estriba tanto en el claustro como en el enfoque: son los temas y las tareas que se abordan en clase las que marcan la diferencia.

Como explica The Economist en su último número, "la idea de crear 'universidades corporativas' no es nueva. General Electric fue pionera en este sentido, abriendo su centro de formación en 1956. Otro ejemplo histórico es el de McDonald's, cuya universidad se inauguró en 1961, dando el pistoletazo de salida a un programa por el que han pasado 275.000 alumnos".

No obstante, estos primeros ejemplos eran casos más o menos aislados hasta que, entre la segunda mitad de los 90 y la primera mitad de los 2000, el ritmo de creación de 'universidades corporativas' se aceleró significativamente.

De acuerdo con una encuesta de Boston Consulting Group, el número de empresas estadounidenses que ha creado un centro de este tipo se duplicó entre 1997 y 2007, pasando de 1.000 a 2.000. La tendencia al alza se mantuvo entre 2008 y 2015: hoy se estima en 4.000 el número de firmas que cuentan con su 'universidad corporativa'.

En España ya hay 55

La llegada de las 'universidades corporativas' a España no se ha hecho esperar. En el 2000 se dio el primer caso, cuando el Grupo Unión Fenosa (hoy integrado en Gas Natural) abrió su propio centro de formación avanzada. Después llegaron FNAC, Ferrovial, Caixanova, Santander, Telefónica...

De acuerdo con las encuestas de Top Employers, hay al menos 55 empresas españolas que cuentan con su propia universidad. La cifra sería aún mayor si se contabilizasen otros proyectos formativos que, si bien no han sido etiquetados como 'universidades corporativas', sí cumplen un rol parecido. Es el caso de la apuesta de multinacionales como BBVA o Endesa.

En Libre Mercado