El futuro alcalde de Valencia también quiere una moneda local y rediseñar las Fallas

Pide "rediseñar" las Fallas y promover el Día del Orgullo Gay. Habla también de prohibir los "espectáculos con animales", posible dardo a los toros.

Revuelo ante las medidas que propone Compromís

Aunque el Partido Popular siguió siendo la lista más votada, todo apunta a que el Ayuntamiento de Valencia terminará en manos de Joan Ribó, el candidato de Compromís al que apoyarán, previsiblemente, los concejales elegidos por el PSOE valenciano y la plataforma València en Comú.

El programa electoral de Ribó está lleno de polémicas medidas. De entrada, quiere crear una Concejalía de la Huerta con la que "implantará huertos de autoconsumo en todos los barrios de la ciudad". El futuro alcalde pretende que estos huertos se conviertan, además, en la principal fuente de producción alimenticia para los "menús escolares" de la urbe mediterránea.

Ciudad sin "espectáculos con animales"

Compromís también apuesta por hacer de Valencia una ciudad "libre de espectáculos con animales". Esto afectaría a los circos, pero y también podría perjudicar la actividad de la Plaza de Toros de la ciudad, si bien dicho recinto no depende del municipio sino de la Diputación.

En línea con esta doctrina animalista, Ribó también quiere permitir que perros, gatos y otras mascotas puedan acceder a los buses y al metro de la ciudad del Turia. Compromís apuesta por "una convivencia entre los animales, sus propietarios y propietarias y los pasajeros y pasajeras".

El nuevo burgomaestre también quiere crear el Institut Municipal de Cultura Festiva, con el que quiere rediseñar las Fallas, celebración que critica por su "clientelismo". Para el 9 de octubre, Ribó habla de "sustituir el piquete militar que ofrece honores a la Real Senyera por una sección de la policía autonómica valenciana". Además, también se propone suprimir "la interpretación de la marcha real española" en dichos actos.

Ahondando en esta línea, Compromís quiere que la Fiesta del Orgullo Gay se convierta en un eje central de las celebraciones de la ciudad, "con las mismas ventajas que eventos como las Fallas". Para el 28 de junio, día en el que tradicionalmente se celebra esta reivindicación, Ribó quiere "izar la bandera arco iris en todas las dependencias municipales".

Una "moneda social" para la ciudad del Turia

Pero hay más. Ribó también quiere impulsar una "moneda social", propuesta similar a la que ha hecho Ada Colau para Barcelona. En opinión del futuro alcalde, es necesario introducir este "complemento" para "impulsar el consumo local de proximidad".

Otro aspecto que ha levantado dudas es el anuncia de "enseñanza gratuita en las guarderías". Ribó también se compromete a "abrir los centros educativos en periodo no lectivo". Sin embargo, tal y como han criticado desde el Partido Popular, Compromís no cuantifica en ningún momento el coste económico de estas medidas.

En Libre Mercado