El absentismo laboral reduce el PIB en 55.000 millones de euros

La Seguridad Social pierde cerca de 5.000 millones al año por esta cuestión.

Durante los años de mayor intensidad de la crisis económica, las cifras de absentismo laboral reflejaban una evolución positiva, con un número cada vez más reducido de bajas. Sin embargo, coincidiendo con la recuperación del mercado de trabajo, este indicador ha vuelto a arrojar un cambio a peor, con un repunte de los casos detectados.

Según revelan los datos del Ministerio de Empleo para la primera mitad del año, el número medio de bajas solicitadas cada mes rondó las 350.000. Esta cifra se compara negativamente con las 310.000 de 2014, por lo que hablamos de un deterioro del 12%. En suma, hay 775.000 trabajadores que no han acudido a su puesto de trabajo en lo que va de 2015, frente a los 690.000 observados de 2014 o los 660.000 de 2013.

Un coste económico difícil de estimar

Como es natural, la inactividad de esos 775.000 trabajadores tiene un coste en términos de PIB. Este mismo año, el IV Informe Adecco (realizado en colaboración con IESE, Garrigues, FREMAP y la Universidad Caros III), elevaba a 9.000 euros la factura directa del absentismo. De esa cifra, una mitad se va en costes directos para la Seguridad Social y otra mitad la desembolsan las empresas por el abono de la prestación en los primeros días de baja.

Pero hay más costes derivados de este problema. Por un lado están los más de 15.000 millones de euros que desembolsan las compañías afectadas para contratar sustituciones. Así lo apuntan las cifras de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo.

Por otro lado, están los costes de oportunidad que supone el absentismo para las empresas. Y es que las bajas de trabajadores recortan la cantidad de bienes o servicios que prestan o producen las empresas. Considerando también este aspecto, hablaríamos de un mordisco de 55.000 millones de euros.

El impacto del absentismo laboral en España ha sido tradicionalmente más alto que en otros países desarrollados. La media de días perdidos en el periodo 1960-2010 llega a 11,4 frente a los 8,4 de Finlandia, los 7 de Dinamarca o los 6,5 de Canadá.

En Libre Mercado

    Lo más popular