Menú

La UE, el Banco de España y Economía contradicen el crecimiento del 0,3%

España creció un 0,3% en el primer trimestre, según el INE. Pero la EPA, el BdE, Bruselas y hasta Economía cuestionan el dato.

0

Primero, el dato "oficial", el único que tiene en cuenta el Gobierno. La economía española creció un 0,3% en el primer trimestre del año respecto al último de 2010 y un 0,8% a nivel interanual, según el avance de la Contabilidad Nacional publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La actividad global creció a un ritmo dos décimas superior al trimestre precedente, cuando creció un 0,6% en tasa interanual y un 0,2% en tasa trimestral, hecho que se produce fundamentalmente como consecuencia de una mayor contribución del sector exterior, según la entidad estadística del Gobierno.

Pese a todo, el INE publicará el dato definitivo el próximo 18 de mayo y recuerda que la estimación del avance del PIB trimestral proporciona únicamente información orientativa y, por tanto, podría no coincidir con el dato definitivo.

Aún así, la cuestión es que el crecimiento "oficial" publicado este viernes es, aunque exiguo, positivo. No es de extrañar que el Gobierno se haya apresurado a destacar esta mañana la subida del 0,3% del PIB, ya que coincide con sus previsiones de crecimiento para 2011 (1,3% en el conjunto del año) y, sobre todo, con su objetivo de reducir el déficit público al 6% del PIB, tal y como se ha comprometido con Bruselas.

Indicadores de Economía en negativo

Sin embargo, la sorpresa salta al analizar otros datos "oficiales" que, como mínimo, cuestionarían el 0,3% publicado por el INE.

En primer lugar, tal y como avanzó Libre Mercado, los propios indicadores internos que elabora el Ministerio de Economía arrojan numerosas dudas respecto a dicha estimación: las ventas de bienes de consumo, la matriculación de automóviles, las disponibilidades interiores de manufacturas de consumo, el índice de comercio minorista, los indicadores parciales que miden la formación bruta de capital fijo en bienes de equipo (FBCFE), los índices de construcción, el descenso del crédito e, incluso, la anunciada reducción del gasto público muestran caídas (valores negativos) en el primer trimestre del año.

En conjunto, todos estos indicadores parciales afectan nada menos que al 73% del PIB, lo cual choca con la estimación de crecimiento oficial del INE.

La destrucción laboral de la EPA

El segundo dato "oficial" que arroja dudas es la destrucción laboral que mostró la Encuesta de Población Activa (EPA) en el primer trimestre, un indicador, curiosamente, que elabora el propio INE. Y es que, a primera vista, resulta, simplemente, incompatible con un avance del 0,3% del PIB.

La economía española destruyó más de 250.000 puestos de trabajo netos en el primer trimestre de 2011, es decir, una caída en el empleo del 1,4%, según la EPA. El profesor del Instituto de Empresa (IE) Rafael Pampillón señala lo siguiente al respecto:

Supongamos que en términos de Contabilidad Nacional ese 1,4% se tradujese en una caída del empleo del 1%. La única respuesta posible a que se produjera un crecimiento económico del 0,3% a la vez que se destruye empleo en un 1% es que se ha producido un crecimiento muy elevado, casi increíble, de la productividad: concretamente un 1,3% en el primer trimestre con respecto al cuarto trimestre de 2010.

Es decir, si los números no me fallan un crecimiento de la productividad de un 5,2% en términos anualizados. ¿Qué cambios tecnológicos se han producido en el primer trimestre para que la productividad creciera a ritmos tan espectaculares?

La destrucción de empleo suele constituir un indicador fiable del crecimiento económico de un país. El siguiente cuadro muestra los datos de crecimiento económico trimestral (1) y crecimiento del empleo según la EPA (2). La correlación entre ambos indicadores es alta: la pérdida de empleos se suele reflejar en caídas del PIB.

Así, por ejemplo, en los dos trimestres de mayor destrucción de empleo en esta crisis (4º de 2008 y 1º de 2009) el crecimiento trimestral fue muy negativo (-2,41% y -3,9%). El peor tercer dato de destrucción laboral corresponde, precisamente, al primer trimestre de 2011 (-1,4%), sin embargo, "¡oh sorpresa! La economía crece un 0,3% ¡Increíble!", ironiza Pampillón. De hecho, el dato es similar al del primer trimestre de 2010, cuando el empleo cayó un 1,25%, pero entonces el PIB apenas avanzó un 0,1%.

La diferencia entre crecimiento económico y empleo suele indicar de alguna manera el aumento de la productividad y ésta, curiosamente, es máxima en el primer trimestre de 2011 -a excepción del primero de 2009-. "¿Qué ha pasado en la economía española para que en un solo trimestre la productividad crezca más de un 5% en términos anualizados?", se pregunta Pampillón. Habrá que esperar a los datos definitivos del INE el 18 de mayo para saber "exactamente cuánto creció el empleo en términos de Contabilidad Nacional y cuánto la productividad", responde. Mientras, ahí queda la duda.

El Banco de España estima un 0,2%

El tercer dato "oficial" es el del propio Banco de España (BdE). En su boleín económico del pasado abril el organismo emisor estimó un crecimiento del 0,2% en el primer trimestre y del 0,7% interanual, advirtiendo de la "modesta recuperación". Lo llamativo aquí, sin embargo, es que el BdE parecía así contradecir sus estimaciones previas, apenas publicadas un mes antes.

En un duro informe, la institución confirmaba en marzo que los Presupuestos de 2011 eran papel mojado, tras corregir las previsiones oficiales de PIB, paro, IPC y déficit público para este año. En concreto, en materia de crecimiento estimaba que el PIB apenas crecería un 0,8% en 2011, cinco décimas menos que lo previsto por Salgado, y un 1,5% en 2012 frente al 2,5% oficial. De este modo, abogaba por aplicar nuevos ajustes a fin de poder cumplir con el objetivo de déficit del 6%.

Estimaciones de la Comisión Europea

Ésta es, precisamente, la estimación que acaba de publicar la Comisión Europea, ratificando de paso las previsiones del BdE. Bruselas considera que la economía española crecerá un 0,8% en 2011 -una décima más de lo que calculaba en otoño- y un 1,5% en 2012 -dos décimas menos-, tasas insuficientes para reducir el déficit más allá del 6,4% del PIB en 2011 y el 5,4%, en 2012.

Todo ello contrasta con las del Gobierno español, que mantiene que el PIB crecerá el 1,3% en 2011 y el 2,3% en 2012; lo que permitirá al Ejecutivo cumplir sus objetivos de reducción del déficit público al 6 % en 2011 y el 4,4 % en 2012.

El documento también es menos optimista que el Gobierno en cuanto a empleo, al asegurar que el paro continuará aumentando en 2011 hasta alcanzar el 20,6% de la población activa y estimar que "los primeros signos de recuperación" no aparecerán "antes de finales de este año". La inflación será, además, "mayor de lo esperado" en la primera mitad de 2011, y el acceso a la financiación para las empresas y los hogares seguirá siendo "difícil".

Estos factores suponen "considerables" riesgos que podrían afectar negativamente a la economía española, por lo que recomienda "mayores progresos en la reestructuración del sector bancario y consolidación fiscal" (más ajustes).

Previsiones del BBVA

Pero no sólo son los organismos públicos los que ponen en cuestión las estimaciones del Ejecutivo español. Las entidades privadas coinciden más o menos en sus pronósticos. El último caso destacable proviene del Servicio de Estudios del BBVA: el PIB apenas avanzará un 0,9% en 2011 y un 1,6% en 2012, en sintonía con lo previsto por el BdE y Bruselas.

En resumen, los datos "oficiales" de Economía, del Banco de España y de la EPA (destrucción de empleo) desmienten, o al menos ponen en duda, el crecimiento del 0,3% en el primer trimestre. Asimismo, las previsiones del banco central, de la Comisión Europea y de las entidades privadas reducen los cálculos del PIB del Gobierno (cuadro) para el conjunto de 2011 y, por tanto, el objetivo del déficit público (cuadro). El debate -más bien la polémica- está, pues, servido. ¿Quién tendrá la razón?

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD