Menú

Las cuatro CCAA que ponen en peligro las cuentas españolas

Valencia, Cataluña, La Mancha y Baleares lideran el ranking de las comunidades más endeudadas. Y no parece que les importe mucho.

0

Si las comunidades autónomas españolas siguen manteniendo hasta final de año el mismo nivel de déficit público con el que cerraron el primer trimestre, no cumplirán el objetivo establecido por el Gobierno y pondrán en peligro las cuentas de todo el país, así como su imagen ante los inversores internacionales.

En un momento en el que se discute la posible quiebra de Grecia, con Portugal e Irlanda dependiendo de la ayuda externa para poder cumplir con sus obligaciones, todas las miradas están puestas en España. Muchos piensan, como The Economist, que el mayor peligro para la estabilidad presupuestaria llegará de sus regiones. Incluso, existe el temor de que los nuevos gobiernos salidos de las elecciones del 22-M destapen grandes cantidades de deuda oculta o maquillada con artificios contables (un estudio de hace unas semanas calculaba que podría subir hasta los 30.000 millones de euros).

Según los datos que publicó este martes el Ministerio de Economía, el déficit no financiero de las comunidades ascendió al 0,46% del PIB entre enero y marzo. Si esta cifra se repitiese en los tres trimestres que faltan para completar 2011, los números rojos superarían el 1,8%, más medio punto por encima del 1,3% marcado como objetivo.

Y esto contando sólo los ingresos y gastos no financieros. Porque cuando haya que hacer las cuentas anuales, habrá que meter también el pago de intereses y no serán precisamente una cifra modesta. Las CCAA españolas han duplicado su deuda desde 2008. A cierre del año pasado, debían más de 115.000 millones de euros. Esto les obligará al pago de sustanciosos intereses, unos 5.000 millones, con lo que el déficit rondaría el 2,5%, el doble del objetivo fijado por el Gobierno. En este caso, habría que ver la reacción de los mercados a un nuevo incumplimiento español en sus objetivos de déficit.

Déficit público primer trimestre 2011

Los planes de Salgado

El plan del Gobierno es que las CCAA reduzcan el déficit desde el 2,8% que registraron al cierre de 2010 al 1,3% en 2011. Además, tendrán que mantener ese mismo nivel de déficit en 2012 (1,3%), reducirlo al 1,1% en 2013 y cerrar el 2014 en el 1%. Para empezar, el año pasado, sólo Madrid (0,7%) cumplió con holgura el requisito de déficit público fijado en el 2,4% (el resto superó el 2%). Y sólo la administración de Esperanza Aguirre y La Rioja presentaron presupuestos para 2011 con un déficit previsto inferior al 0,75%.

Esto obligó a Elena Salgado a pedir a todas las autonomías restantes planes de reducción de los números rojos y no todos los informes que se presentaron convencieron a la ministra. En el último Consejo de Política Fiscal y Financiera, rechazó los planes de Castilla la Mancha, Andalucía, Extremadura, Baleares, Valencia y Cataluña. Todas estas regiones tendrán que presentar unos nuevos presupuestos, ajustando sus gastos al objetivo del 1,3%. La pregunta es si lo harán.

Las cuatro ‘magníficas’

Una de las cuestiones que más sorprende en todos las noticias sobre la deuda de las comunidades autónomas es la presencia de cuatro regiones que están a la cabeza de todos los ranking y que parece que se mantendrán en ese puesto durante mucho tiempo. Valencia, Cataluña, Baleares y Castilla-La Mancha no sólo son las comunidades más endeudadas, sino que también son las que mantienen un ritmo de crecimiento de sus números rojos más altos.

Deuda autonómica en diciembre de 2010 (Fuente: Banco de España)

Así, estas cuatro magníficas están en el grupo de las amonestadas por Salgado. Además, Baleares y La Mancha son las dos regiones con mayor déficit en el primer trimestre de este año, con lo que su ya alto nivel de deuda se disparará aún más. Y las cuatro superaron ampliamente el objetivo de déficit en 2010, siendo el Ejecutivo de José María Barreda el más derrochador.

De hecho, la deuda total de las CCAA alcanza el 10,9% del PIB. Pero esta cifra es engañosa, porque 12 autonomías están por debajo del 10%. Son estas cuatro regiones, con cifras en superiores al 15% las que estropean la foto de las demás (aunque el 7-9% de media del resto tampoco sea para tirar cohetes).

Cataluña: el Tripartito y Artur Mas

Las cuentas públicas catalanas sufrieron un deterioro continuo desde que el Tripartito se hizo con el poder en 2003. Así, su deuda ha pasado del 7,4% del PIB al 16,2% actual, la tercera cifra más alta de España. En términos absolutos, los 31.800 millones que debe Cataluña son más del 25% del total. Uno de cada cuatro euros que adeudan las regiones está en el balance de Artur Mas.

El nuevo presidente de la Generalidad ha denunciado desde que llegó al cargo que una deuda oculta que la atará las manos en el futuro. Incluso, ha planteado una reducción del gasto del 10% como primera medida. Sin embargo, esto no es suficiente. El Presupuesto que ha llevado esta tarde al Parlamento catalán dejaría el déficit en el 2,66%, el doble de lo acordado con el Gobierno central. Y la oposición lo ha rechazado en bloque, no por este hecho, sino porque los recortes son excesivos. Si se cumple lo previsto por el Ejecutivo de Artur Mas, la deuda crecería un 17%, hasta los 37.000 millones de euros, ¡casi el 4% del PIB de toda España!

Valencia: Camps sigue en cabeza

Aunque en general las comunidades gobernadas por el PSOE mantienen una deuda pública superior a la media de las regionespopulares, la cabeza de la clasificación sigue en manos de la Valencia de Francisco Camps. Sus 17.600 millones de deuda suponen un 17,2% del PIB regional. Además, en el último trimestre el déficit alcanzó el 0,67% del PIB, muy alejado del objetivo previsto. Y sus cuentas para 2011 también fueron de las rechazadas por Salgado. Vamos, que no hay muy buenas perspectivas para la comunidad levantina en cuanto a los números rojos de su administración regional.

Castilla-La Mancha: Barreda, el gran derrochador

Si algún presidente destaca en la lista de grandes derrochadores, ése es sin duda José María Barreda. Cuando sucedió a José Bono en el cargo, la deuda regional era del 3,7% del PIB, una de las más bajas de España. Siete años después, ha llegado al 16,5%, la segunda tras Valencia. Y la previsión es que alcance la cabeza en poco tiempo. En 2010 fue la autonomía con más déficit. En el primer trimestre, volvió a liderar la lista de las regiones en números rojos (0,97% del PIB entre enero y marzo). Evidentemente, cada vez que Salgado ha pedido a una comunidad que rehaga sus cuentas para ajustarse a las previsiones del Gobierno, Castilla-La Mancha ha sido una de las advertidas.

Baleares: las cuentas no salen

Tampoco lo tendrán fácil el nuevo presidente balear. El PP ha ganado las últimas elecciones y su candidato, José Ramón Bouza, gobernará las islas durante cuatro años. Pero las cuentas comienzan a no salirle incluso antes de sentarse en su nuevo despacho por primera vez.

Desde el año 2007, la deuda pública balear ha pasado del 6,9% hasta el 15,3%, la cuarta más alta de España. Esta tendencia se acentuó el año pasado, en el que el déficit balear subió al 4,16% (frente al 2,4% que se había fijado como objetivo) y se mantiene en el primer trimestre de 2011, con un déficit del 0,97%, el mayor de las 17 CCAA y que augura que la cantidad adeudada por el Ejecutivo balear crecerá con fuerza antes de fin de año.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation