Menú

Rajoy tuteló en todo momento a Zapatero

El PP considera "salvados los muebles" y cree que España "está empezando a recuperar peso". Rajoy lo tuteló todo hasta el final.

0

El jueves por la noche, nada más aterrizar en Madrid una vez concluyó en Marsella la cumbre del PP europeo, Mariano Rajoy telefoneó a José Luis Rodríguez Zapatero para conocer de primera mano cómo afrontaba el Consejo Europeo. Y esa comunicación volvió a repetirse ya esta mañana, tras la aciaga madrugada de negociaciones.

Rajoy afrontó esta cita clave sin estar "donde debía, que es en La Moncloa". Su presidencia en ciernes -hasta dentro de poco más de una semana no será oficial- le ha obligado a estar en la sombra, tutelando la jugada desde la habitación de al lado. Pero eso, en un hombre que intenta controlarlo todo, no es suficiente.

De hecho, por si acaso las cosas no salían como debían, su equipo ya advirtió en la víspera que "ahora todo queda en manos" de Zapatero, al que -por cierto- "le colaron" los socios europeos una cláusula decisiva sobre la capacidad de bloqueo en el Fondo de Rescate, y que llamaron a enmendar en el último momento. Un extremo que no salió finalmente como reclamó Rajoy, según admitió el propio dirigente socialista.

Pero, dicho lo cual, el PP, a un paso ya de entrar en el palacio presidencial, sabe que toda crítica es tirar piedras sobre su propio tejado, y de ahí que Rajoy se encargara personalmente de transmitir a los grandes de Europa su mensaje. Y lo que le dijo a Nicolás Sarkozy y Ángela Merkel es que España está, en el grueso, con el directorio franco-alemán. Un extremo que corroboró Zapatero este viernes en Bruselas.

A los líderes francés y alemán, Rajoy les aseguró: "Ya le he dicho al presidente -Zapatero- que esta es nuestra posición". Una píldora de confianza y una alineación "clarísima" con Berlín y París, según corroboraron fuentes del PP europeo.

El PP cree que, sin entrar en la letra pequeña del acuerdo, el trance está salvado y España vuelve a levantar la cabeza: "Rajoy transmite confianza y credibilidad. España ha empezado a recuperar peso y a volver a tener prestigio", afirmó Javier Arenas, para quien "este es el único camino para ganarle a la crisis económica y al paro".

El ministrable José Manuel García Margallo también daba por salvados los muebles, al destacar su "satisfacción" por la parte del acuerdo alcanzado relativa a la disciplina presupuestaria. Los mercados, valoró en declaraciones a EFE, "serán los que juzgarán si lo que se ha hecho es suficiente o no".

La clave para el PP a partir de ahora está en que se reduzca el coste de la financiación de la deuda y que el diferencial con el bono alemán baja a los 150 puntos básicos. Una meta que se marcó el propio Rajoy en Marsella, y que no dudó en trasladar a los que pronto se convertirán en sus homólogos internacionales.

Sobre el papel de Zapatero en la cumbre, en Génova guardan un respetuoso silencio, si bien un equipo -compuesto, entre otros, por Álvaro Nadal- se dedicó a seguir todo lo que ocurría en Bruselas. El presidente en funciones admitió que mantuvo "un diálogo permanente con el señor Rajoy. Una información exhaustiva de cuáles han sido las posiciones mantenidas".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation