Menú

De Guindos convierte la recesión en "acicate" para aplicar reformas

A pocos días de la aprobación de las medidas más urgentes, como la congelación del sueldo a los funcionarios, ha confirmado una nueva recesión.

A pocos días de la aprobación de las medidas más urgentes, como la congelación del sueldo a los funcionarios, ha confirmado una nueva recesión.

Luis de Guindos no ha aprovechado su primera comparecencia como ministro de Economía para vender humo a la sociedad española. Pese a las fechas navideñas y a que era su estreno ante la prensa, el nuevo hombre fuerte del Gobierno de Mariano Rajoy ha dejado claro que quedan "tiempos difíciles" por delante. El mensaje ha sido claro: en los próximos meses hay que estar preparado para una caída de la actividad económica (aunque no ha querido pronunciar la palabra "recesión") y para salir del atolladero será necesario emprender las reformas lo antes posible.

De hecho, la cita ya está fijada: viernes 30 de diciembre, en el Palacio de la Moncloa. El próximo Consejo de Ministros es uno de los más esperados de los últimos años. El esqueleto de la política económica de Mariano Rajoy debería salir del Decreto que aprobará el Ejecutivo. Curiosamente, las grandes reformas de las que se ha hablado tanto en los últimos meses (sistema financiero, laboral y recorte del gasto público) se dejarán para más adelante, aunque todas deberían estar finiquitadas antes del verano. 

Sin embargo, cada día que pasa parece más claro que De Guindos se presentará ante Rajoy con un paquete de medidas dirigido a liberalizar y flexibilizar la estructura productiva española. Al Ministerio de Economía se le ha añadido una novedosa coletilla en este nuevo Gobierno: "Competitividad". Todas las declaraciones del ministro han incidido en este aspecto. De hecho, este lunes mientras aceptaba la realidad de la recesión, también pedía que ésta sirviese de acicate para emprender "reformas profundas". Y bajo esas palabras se esconden reformas imprescindibles para España, como facilitar la creación de empresas o reducir los costes de inversión.

¿Recesión o desaceleración?

Mientras se anuncian estos cambios (si es que finalmente se llevan a cabo), lo cierto es que España entrará en recesión en el primer trimestre de 2012. Luis de Guindos ha admitido que el PIB caerá tanto en el actual trimestre (el último de 2011) como en el próximo. Eso sí, cuando los periodistas han preguntado al nuevo ministro de Economía y Competitividad, éste no ha querido pronunciar la temida palabra y se ha decantado por "desaceleración".

Sin embargo, pese a que no ha se ha negado a usar este contundente término, su discurso ha sido claro: los próximos meses "no van a ser sencillos ni para el PIB ni para el empleo". Su apuesta tampoco deja mucho lugar a dudas: el PIB español descenderá entre el 0,2% y el 0,3% entre octubre y diciembre y una cifra similar entre enero y marzo. Y dos trimestres seguidos de crecimiento negativo son exactamente la definición técnica de recesión.

Hay que recordar que para que se pueda hablar de recesión en sentido técnico es necesario que se encadenen dos trimestres consecutivos de caídas del PIB. Aunque en términos coloquiales, el ciudadano común entiende que la crisis dura desde mediados de 2007 y que todavía no ha acabado; la economía española había conseguido salir de la recesión y mantener un ligerísimo crecimiento del PIB desde comienzos de 2010. Ahora, todas las previsiones apuntan a que volverá a caer durante al menos dos trimestres seguidos. De hecho, para el año que viene ya se empiezan a manejar previsiones de caída del PIB para el conjunto de 2012 de cerca del 1% del PIB.

"Acicate"

No obstante, ha señalado que la difícil situación supondrá "un acicate" para impulsar las reformas necesarias, entre ellas la del sector financiero, que considera "vital e imprescindible", y la del mercado de bienes y servicios, orientada a la eliminación de trabas burocráticas. Además, se ha marcado como otra de las tareas prioritarias de su departamento la rápida integración de las competencias en ciencia y tecnología, con el objetivo de avanzar en un modelo de crecimiento más sostenible.

Según ha dicho, el próximo semestre será muy importante para su departamento, que tiene una agenda de reformas "muy profunda y muy amplia". Respecto a los países de la zona del euro, ha afirmado que se "juegan mucho" en los próximos meses y ha confiado en que España tenga un papel relevante en ese proceso de toma de decisiones e implementación de reformas.

Altos cargos

Entre los altos cargos que tomaron posesión está el secretario de estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez-Latorre, y el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, de quienes De Guindos ha dicho que van a tener una agenda "muy apretada".

También han asumido sus nuevos cargos el subsecretario de Economía y Competitividad, Miguel Temboury, y la directora del gabinete del ministro, Rosa María Sánchez-Yebra.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios
    Acceda a los 24 comentarios guardados

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador