Menú

De Guindos pide sacrificios "a los que más ganan"

El ministro cifra la caída de la economía en un 1,5%, y descarta nuevas subidas de impuestos para no afectar el crecimiento.

0

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha descartado nuevas subidas de impuestos para este año y ha apuntado que la economía española se contraerá un 1,5 % en 2012.

En una entrevista publicada por El País, De Guindos ha señalado que el Gobierno prevé para el primer trimestre del año una contracción del producto interior bruto (PIB) superior a las tres décimas anotadas en los últimos tres meses de 2011.

Ha añadido que, según sus previsiones, España abandonará la "caída acelerada" del PIB en el segundo semestre del año, aunque mantiene que la economía decrecerá en torno a un 1,5 % en 2012.

Por este motivo, el ministro ha descartado nuevas subidas de impuestos, ya que en un momento de recesión el aumento de las cargas fiscales podría afectar negativamente al crecimiento.

De Guindos ha recordado que el Gobierno espera la revisión del compromiso de déficit de la Unión Europea para elaborar los presupuestos, porque el actual objetivo del 4,4 % en 2012 se basaba en una expectativa de crecimiento del 2,3 %, un dato que ahora está totalmente descartado.

El ministro ha defendido el decreto ley de Saneamiento del Sector Financiero aprobado el viernes por el Ejecutivo, porque, a su juicio "la banca es causa y es efecto de la crisis".

Así, una vez aplicado el refuerzo de capital de 50.000 millones de euros previsto en la nueva normativa, "España va a ser uno de los países con los balances de los bancos más saneados".

Respecto a la limitación del sueldo de los directivos de bancos y cajas que han recibido ayudas públicas, De Guindos ha asegurado que los que más ganan "tienen que dar ejemplo", porque "para salir de la crisis el Gobierno está pidiendo sacrificios y los sacrificios tienen que ser equitativos".

El ministro ha afirmado que en los últimos años se han cometido "bastantes errores de política económica", como negar la crisis o permitir que el crédito promotor pasara de 75.000 millones de euros en 2003 a 320.000 millones en 2008.

Según los datos del ministro, la vivienda terminada se vende en la actualidad con una rebaja del 35 % respecto a los precios previos a la crisis.

Sin embargo, ha apuntado que "hay muchas empresas que no han cometido excesos en la época de la burbuja del crédito y ahora se encuentran con una restricción crediticia que ven como una injusticia", algo que se pretende solucionar con el saneamiento del sector financiero.

De Guindos ha reconocido que las provisiones adicionales de 35.000 millones de euros previstas en la reforma financiera aprobada el viernes tendrán "un impacto significativo" en la cuenta de resultados de las entidades.

A pesar de ello, ha confiado en que las entidades que no han sido intervenidas podrán cumplir la nueva norma de refuerzo de capital y, en un porcentaje muy importante, lo harán sin entrar en pérdidas.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD