Menú

Rajoy: sin la reforma laboral "no estaríamos hablando de 1.300 puestos de trabajo"

El Gobierno se vuelca con el sector automovilístico, tras las inversiones de Fiat, Ford y recientemente Renault. Destaca el plan PIVE. 

21
El Gobierno se vuelca con el sector automovilístico, tras las inversiones de Fiat, Ford y recientemente Renault. Destaca el plan PIVE. 

El Gobierno ve en la industria del automóvil una palanca clave para salir antes de la crisis. En plena recesión, y a pesar de la caída de ventas, las casas de este sector afincadas en el país están anunciando nuevas inversiones; así, Fiat aportará 500 millones de euros extra en sus plantas de Madrid y Barcelona para crear 1.200 puestos de trabajo y Ford trasladará a Valencia la factoría que hasta la fecha tenía en Bélgica.

La última de las buenas nuevas la dio Renault esta misma semana, anunciando un plan industrial de 1.300 nuevos empleos para sus fábricas españolas, situadas en Sevilla, Valladolid y Palencia. Precisamente a esta última se trasladó Mariano Rajoy, acompañado del presidente de la compañía en nuestro país, José Vicente de los Mozos. La delegación gubernamental la completaron los ministros de Industria, José Manuel Soria, y de Empleo, Fátima Báñez, dándole el máximo relieve a la cita.

El presidente del Gobierno tiró de estas "buenas noticias" que tanto "necesitan los españoles" para hacer una encendida defensa de su Programa de Reformas, y en especial de los ajustes en el marco laboral. Menos de una semana después de la huelga general, aseguró que las vigentes condiciones del mercado laboral "están siendo clave para fortalecer el marco de confianza, la flexibilidad y la competitividad", y que sin los cambios acometidos Renault no habría invertido en España.

Rajoy también sacó pecho de la Ley de unidad de mercado, e incidió en que sin la flexibilidad vigente -"Sé que la reforma laboral ha generado sus polémicas", dijo- "no estaríamos hablando de 1.300 puestos de trabajo". Aún más, "no es por casualidad, sino porque se ha dado esa confianza, medidas concretas y reformas palpables". Y en este impulso incluyó también a empresarios, directivos, sindicatos y trabajadores en su conjunto.

"Adoptar reformas e impulsar medidas, aunque sean difícil en un primer momento, es la garantía del éxito del futuro y más tarde que pronto lo veremos en toda la economía española", resumió, en ese intento gubernamental de insuflar ánimos en tiempos de vacas flacas. Para apuntalarlo, recordó que el déficit comercial español sigue disminuyendo y el saldo comercial con la zona euro registra, por primera vez desde que hay indicadores, superávit.

Con el plan PIVE, "un balón de oxígeno para la industria", recién salido del horno, el jefe del Ejecutivo quiso evidenciar que el automóvil hoy "es un pilar de la economía española y seguirá siendo un sector estratégico". Y ya dejó claro que desde las instituciones se pondrán encima de la mesa cuantas facilidades sean necesarias para seguir creciendo. "Este compromiso es prioritario para el Gobierno".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation