Menú

El beneficio de CaixaBank cae un 78% por el saneamiento del 'ladrillo'

La entidad cuenta con una liquidez de 53.092 millones, con un core capital del 11% y con la morosidad en el 8,62%.

Isidre Fainé | archivo

El saneamiento del ladrillo también se ha comido el beneficio de Caixabank. Al igual que le ha ocurrido a las demás grandes entidades españolas, el banco de La Caixa ha debido hacer un enorme esfuerzo en provisiones para cumplir con las exigencias de los reales decretos de saneamiento del sector financiero (los conocidos como De Guindos 1, 2 y 3). Y, como era de esperar, esto ha tenido un importante impacto en la cuenta de resultados.

De esta manera, CaixaBank ha obtenido un resultado neto atribuido de 230 millones de euros en 2012. Esta cifra es un 78,2% inferior respecto a la de 2011. En el último año, la entidad ha tenido que realizar dotaciones y saneamientos por valor de 10.299 millones, cuatro veces más que en 2011, cuando dedicó a estos menesteres 2.557 millones. Tras todo este esfuerzo, el nivel de provisiones alcanza el 87% de lo exigido por el Gobierno. El resto está previsto cubrirlo en el primer semestre de 2013.

El pasado ejercicio fue muy importante para Caixabank, que tuvo que acometer la integración de Banca Cívica y se quedó con Banco de Valencia. El objetivo del Plan Estratégico de la entidad era cerrar el año 2014 con un 15% de cuota de mercado. Pues bien, este viernes por la mañana, Isidro Fainé y Juan María Nin, presidente y consejero delegado de la entidad, han querido destacar que en estos momentos su banco ya había alcanzado esa cifra. En estos momentos, la cifra de negocio de Caixabank en crédito y depósitos alcanza el 14,6% del mercado nacional. Esto permite a la entidad catalana posicionarse en el primer puesto de la banca minorista, con algunas cifras ciertamente notables: 6.342 oficinas, cuota del 20% en las nóminas, 22,2% clientes como primera entidad, 19,9% de pensiones, 23% de TPV y 20% en tarjetas.

De esta manera, ha cerrado el año con 13 millones de clientes, unos recursos totales de 288.568 millones (+19,6%) y una cartera de créditos de 223.449 millones (+20,1%). Así, con un volumen de negocio de 512.017 millones (+19,8%) y unos activos de 348.294 millones de euros. Todas estas cifras le aportan una cuota de penetración de clientes del 26,1% en banca de particulares (22,2% de penetración como primera entidad). Esto quiere decir que a finales del pasado año, uno de cada cuatro españoles eran clientes de La Caixa.

Las cifras

Márgenes: la entidad ha mejorado todos sus márgenes –el de intereses un 22,2% hasta 3.872 millones, el bruto un 3,5% hasta 6.737 millones y el de explotación un 0,1% hasta 3.171 millones–. Con estas cifras, puede presentar una liquidez de 53.092 millones, el 15,2% de los activos totales, y con un core capital del 11%. Mientras, la morosidad se sitúa en el 8,62%, por debajo de la media del sector (11,38% en noviembre), con un ratio de cobertura del 60% (el 142% con garantías hipotecarias).

Banca Cívica: la integración comercial y tecnológica de Banca Cívica "se está ejecutando a un ritmo muy elevado", según CaixaBank. La entidad asegura que le está permitiendo la captura anticipada de sinergias (104 millones obtenidos frente a los 54 planificados para el año 2012), que se prevé que alcancen los 540 millones anuales a partir de 2014. Del total de saneamientos y dotaciones, 5.749 millones de dotaciones y 4.550 millones de ajustes de valoración son con cargo a fondos propios sobre la cartera de créditos y adjudicados de Banca Cívica.

Comisiones: las comisiones netas han crecido un 8,9%, hasta los 1.701 millones, por el aumento de la actividad comercial y la especialización por segmentos, y los resultados de participadas (dividendos y puesta en equivalencia) aumentan un 22,8% por la positiva evolución de su actividad respecto al 2011, hasta 809 millones.

Dependencia del BCE: a cierre de enero de 2013, la entidad ha utilizado 9.000 millones de su excedente de liquidez para, por un lado, devolver 4.500 millones del total solicitado por CaixaBank en las subastas de liquidez a largo plazo y, por otro, facilitar financiación por 4.500 millones al Banco de Valencia, cuya adquisición se ha acordado a finales de 2012 para que éste reduzca su apelación al BCE por el mismo importe. Con ello, la cuantía dispuesta del BCE entre CaixaBank y Banco de Valencia se ha reducido en más de un 25%, hasta 24.780 millones de euros. En cuanto a los vencimientos pendientes de 2013, estos ascienden a 7.334 millones de euros, aunque CaixaBank argumenta que su elevada posición de liquidez le permite afrontar los vencimientos de los mercados mayoristas "con gran tranquilidad".

La 'salida' del ladrillo: la actividad comercial de Building Center y Servihabitat, las filiales inmobiliarias del Grupo La Caixa, se ha duplicado en el año, al pasar de unas ventas y alquileres de 796 millones de euros a 1.582 millones. El total de inmuebles comercializados ha alcanzado las 11.830 unidades, y considerando la actividad comercial a valor de la inversión original, el total alcanza los 3.113 millones, con 20.291 inmuebles vendidos, incluyendo promotores.

La exposición de CaixaBank al sector promotor asciende a 26.992 millones de euros; en 2012, aislando el efecto de la incorporación de Banca Cívica (9.760 millones de euros a 30 de junio de 2012) se ha reducido en 5.026 millones de euros (-23,2%); hay un alto peso de financiación a promociones acabadas, del 58,6%. La cobertura de los activos problemáticos de financiación al sector promotor se sitúa en el 38,2% (127% con garantías hipotecarias), que alcanza el 53% (67% sobre los activos dudosos) considerando la provisión genérica.

La cartera de activos adjudicados netos de CaixaBank asciende a 5.088 millones de euros netos, con una cobertura del 45,5% –el suelo representa un 25% del total, con una cobertura del 61%–, y la incorporación de Banca Cívica supuso 1.713 millones de euros netos de activos adjudicados.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios