Menú

El déficit público rondará el 8,5% del PIB en 2012

BBVA y Funcas estiman que España cerrará su déficit exterior este año, pero el fiscal superará el 8% del PIB (incluyendo ayudas bancarias).

12
BBVA y Funcas estiman que España cerrará su déficit exterior este año, pero el fiscal superará el 8% del PIB (incluyendo ayudas bancarias).
Montoro | Archivo

Una de cal y otra de arena. Así se podría resumir el ajuste que está experimentando la economía española. En el lado positivo, el cierre de la histórica brecha exterior, gracias al aumento de las exportaciones y la reducción de las importaciones, hasta el punto de que el país podría registrar su primer saldo positivo en la balanza por cuenta corriente de la era euro en 2013.

En el negativo, sin embargo, el descuadre entre ingresos y gastos que sigue presentando el conjunto de las administraciones públicas. En este sentido, la mayoría de analistas coincide en que el déficit público superó ampliamente la barrera del 8% del PIB en 2012 (incluyendo parte del rescate bancario), muy lejos, por tanto, del objetivo del 6,3% fijado por Bruselas.

Esto es lo que reflejan las últimas previsiones elaboradas por BBVA Research y el panel de analistas de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), publicadas el miércoles.

Cierre de 2012

A falta de conocer los datos definitivos de PIB, el servicio de estudios de BBVA avanza que la economía española se contrajo un 1,4% interanual en 2012, mientras que la tasa de paro superó ligeramente el 26%, según la Encuesta de Población Activa (EPA). La razón de esta caída responde, básicamente, a la debilidad de la demanda interna, ya que el consumo privado habría menguado un 1,9% el pasado año frente al -1% de 2011. Dicha tendencia se habría visto acentuada, además, por las subidas de impuestos aprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy. Por su parte, la inversión privada habría caído un 6,3%.

En este sentido, el sector exterior ha sido el salvador de la economía nacional. El elevado incremento de las exportaciones y la disminución de las importaciones propiciaron en 2012 el segundo mayor ajuste interanual del déficit por cuenta corriente, al pasar del -3,5% del PIB en 2011 al -1,4% el pasado año (un ajuste de 2,1 puntos).

Sin embargo, el déficit público sigue siendo un problema. En concreto, BBVA estima que la brecha fiscal cerró en el 7,2% del PIB, un agujero que sumado al importe previsto de ayudas bancarias que contabilizan como déficit (1,42%), arrojaría un déficit total del 8,6%, apenas un punto inferior al de 2011. Funcas coincide en que el déficit (sin contar ayudas bancarias) será del 7,3% del PIB.

Fuente: BBVA Research

Además, si bien BBVA alaba el "esfuerzo de consolidación fiscal" realizado por el Gobierno, al lograr reducir el déficit en plena recesión, explica que dicho esfuerzo se concentra, básicamente, en el recorte de la inversión pública (recorte coyuntural, no estructural).

Previsiones para 2013 y 2014

Todo indica que a corto plazo se mantendrá esta particular dicotomía de la economía española. Tanto BBVA como Funcas coinciden en que el PIB sufrirá una caída superior a la que prevé el Gobierno para 2013 (-0,5%): -1,1% y -1,5%, respectivamente. El paro, por su parte, se situará muy próximo al 27%.

Lo bueno es que durante el próximo bienio "el crecimiento económico vendría nuevamente de la mano de la demanda exterior neta", según BBVA, hasta el punto de que la economía española "completaría el proceso de ajuste del déficit por cuenta corriente". En concreto, el sector exterior registraría un superávit del 0,3% en 2013 y del 0,9% en 2014. Funcas, por su parte, estima que la balanza por cuenta corriente alcance el equilibrio este año (0%). En cualquier caso, se trataría de un dato inédito para España desde que entró en el euro.

Pero el déficit público se mantendrá como la cruz. El desvío del objetivo de déficit en 2012 (8,5%, en total) se arrastrará este bienio. BBVA estima un descuadre (sin ayudas bancarias) del 5,9% del PIB en 2013 frente al objetivo del 4,5%, mientras que Funcas lo sitúa en el 5,6%. Mientras, apenas caerá hasta el 4,6% en 2014 frente al objetivo del 3%, según BBVA. De este modo, la deuda pública pasaría del 87,2% del PIB en 2012 a más del 96% en 2014.

En todo caso, la entidad prevé que este año España experimente un punto de inflexión, ya que el PIB volvería a crecer a un ritmo del 1,1% en 2014, pese a lo cual el paro se mantendría en torno al 26%.

La cara y la cruz

Así pues, sector privado (familias y empresas) y sector público serían la actual cara y cruz de la economía española. Estas previsiones vendrían a descafeinar en parte el optimismo mostrado el martes por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya que, si bien es cierto que España está cerrando su brecha exterior, reduciendo así su deuda externa, el ajuste fiscal emprendido por el PP no estaría arrojando los resultados esperados. El déficit público real será muy superior al anunciado por el Gobierno.

Gráfico presentado por Montoro el martes en el foro The Economist

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation