Menú

La economía alemana crece y Francia sale de la recesión

En Alemania, el incremento de la actividad económica en el segundo trimestre se explica por la contribución positiva de la demanda doméstica.

LD/ Agencias
4

El producto interior bruto -PIB- de Alemania experimentó en el segundo trimestre del año un crecimiento del 0,7% respecto a los tres meses anteriores, cuando la actividad económica germana se estancó, según ha informado la Oficina Federal de Estadística (Destatis). Por su parte, el PIB de Francia creció un 0,5 por ciento en el segundo trimestre del año respecto al primero, un avance que técnicamente saca al país de la recesión y que mejora las previsiones que manejaba el Gobierno pero que aún no permitirá crear empleo.

En el caso germano, según informa Europa Press, se trata de la mejor lectura del PIB de Alemania desde el primer trimestre de 2012, lo que refuerza las expectativas de que la eurozona, cuyos datos de PIB se conocerán a las 11:00 horas, haya logrado salir de la recesión. El incremento de la actividad económica en el segundo trimestre se explica principalmente por la contribución positiva de la demanda doméstica, con incrementos del consumo final por parte de los hogares y del Gobierno.

Asimismo, Alemania registró un marcado incremento de la formación de capital fijo, en parte relacionado con factores meteorológicos tras un invierno particularmente frío, mientras que las exportaciones aumentaron en mayor medida que las importaciones, lo que permitió una aportación positiva de la balanza comercial. Según los datos provisionales manejados por Destatis, la economía alemana contaba con 41,8 millones de trabajadores en el segundo trimestre, lo que supone un aumento de 242.000 personas respecto al año anterior, un 0,6% más.

El pasado mes de junio, el Bundesbank rebajó sus expectativas de crecimiento para Alemania en 2013 hasta el 0,3%, desde el 0,4%, mientras que para 2014 también recortó sus expectativas, hasta el 1,5%, desde el 1,9%, advirtiendo de una previsible ralentización económica en el tercer trimestre de 2013.

Y Francia sale de la recesión

El dato avanzado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística de Francia -Insee- sitúa el crecimiento francés de la primera mitad del año en un 0,1 %, en línea con la previsión del Gobierno galo para el conjunto de 2013.

El avance de PIB, que interviene después de una caída del 0,2 % del PIB en los dos trimestres precedentes, representa el crecimiento económico más importante de Francia desde el primer trimestre de 2011. Se trata de un dato más optimista que las estimaciones previas del Banco de Francia -BdF- y del propio Insee, que auguraban que la economía avanzaría solo un 0,2 % entre abril y junio.

El inesperado vigor de la economía francesa "amplifica los signos esperanzadores de relance", señaló en un comunicado el ministro francés de Economía, Pierre Moscovici, quien ya había avanzado que su país saldría de la recesión en el segundo trimestre.

El dato final es "superior a las previsiones disponibles" y "confirma la salida de la recesión de le economía francesa, lo que ya se dejaba entrever en las últimas encuestas de coyuntura y en las recientes cifras de producción industrial, consumo de los hogares y comercio exterior", añadió Moscovici. No obstante, todo apunta a que habrá que esperar al menos a 2014 para que Francia pueda "recuperar un crecimiento sostenido y creador de empleo a partir de 2014", según avanzó el propio ministro de Economía en base a las previsiones disponibles hasta ahora.

Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, sigue manteniendo que se producirá una "inversión de la curva del paro" en 2013 en un país en el que el desempleo supera el listón del 10 % de la población activa.

El dato del Insee saca a Francia de una recesión en la que había entrado su economía en el último trimestre de 2012, tras otra reciente caída del PIB durante dos trimestres consecutivos en 2009. El dinamismo económico galo responde a un aumento del consumo de los hogares -0,4 %-, favorecido por el gasto energético ligado a una primavera inusualmente fría en Francia, y de las administraciones públicas -0,5 %-, pero sobre también a un incremento del 2 % de las exportaciones, frente al retroceso del 0,5 % registrado en el trimestre precedente. Además, las inversiones ralentizaron su caída al 0,5 %, tras un descenso del 1 % entre enero y marzo de este mismo ejercicio, agregó el Insee.

En el segundo trimestre de 2013, la producción de bienes y servicios aumentó un 0,9 %, tras un trimestre estancada. La actividad mejoró en todas las ramas manufactureras, pero en concreto en el sector de la aeronáutica y del automóvil, que venían de un repliegue del 1 % y que registraron un impulso de la producción de materiales de transporte del 8,2 % entre abril y junio, detalló el Insee. También el gasto en automóviles aumentó un 2,1 %, por primera vez desde finales de 2011 y tras una caída del 5,5 % en el trimestre anterior.

El buen dato económico se dejó notar en la Bolsa de París, donde el selectivo CAC-40 ganó un 0,2 % a la apertura para elevar el índice hasta los 4.100,49 puntos. No obstante, cabe recordar que en previsiones anteriores el Insee había estimado que se producirá un estancamiento económico en el tercer trimestre, mientras que el Banco de Francia augura que la economía solo crecerá un 0,1 % entre junio y septiembre.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation