Menú

El CGPJ aparta temporalmente al juez Elpidio Silva de la Carrera

El juez que se hizo famoso investigando a Blesa queda apartado de su juzgado.

0
El juez que se hizo famoso investigando a Blesa queda apartado de su juzgado.

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial ha acordado este martes la suspensión provisional del titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, Elpidio José Silva, a quien el Tribunal Superior de Justicia de Madrid abrió juicio oral el pasado 22 de enero por delitos de prevaricación, retardo malicioso en la administración de Justicia y contra la libertad individual en la investigación al expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa.

La suspensión ha sido acordada por los miembros de la Permanente tras estudiar el informe de la Fiscalía y las alegaciones del propio magistrado, que las ha presentado este martes en el Consejo el llamado juez del caso Blesa.

El artículo 190.2 del Reglamento de la Carrera Judicial señala que "procederá acordar la suspensión provisional de los jueces y magistrados respecto de los cuales se siga procedimiento por cualquier delito cometido en el ejercicio de sus funciones, cuando en el procedimiento penal se dicte auto de apertura de juicio oral, de prisión provisional, de libertad bajo fianza o de procesamiento, una vez adquieran firmeza".

La suspensión provisional durará "hasta que recaiga en la causa sentencia absolutoria o auto de sobreseimiento", conforme a lo dispuesto en el artículo 384.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Tendrá derecho al sueldo base

Silva quedará privado del ejercicio de las funciones jurisdiccionales durante el tiempo de la suspensión, pero tendrá derecho a percibir sus retribuciones básicas, según ha comunicado el propio CGPJ.

De esta forma, Elpido José Silva será apartado de su juzgado hasta que se dicte sentencia firme contra él. En caso de ser condenado perderá la titularidad del mismo y será expulsado de forma definitiva del Carrera Judicial.

El que fuera juez del caso Blesa se enfrenta a una pena máxima de 40 años de inhabilitación para Silva y establece un plazo de diez días para que abone una fianza de 60.000 euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias por las que pueda ser condenado.

Hasta ahora, el polémico magistrado se ha presentado ante la sociedad como una "víctima" del sistema corrupto. Su anonimato quedó en el olvido después de que enviara al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa hasta en dos ocasiones a prisión con una diferencia de apenas tres semanas.

En su última comparecencia pública, el magistrado señaló que hay una campaña de "acoso y derribo" contra él en la que ha sufrido "calumnias, injurias, desprestigio y degradación".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot