Menú

Pesimismo absoluto sobre el proyecto de la Operación Chamartín

El Ayuntamiento de Madrid afea a los promotores que presenten el proyecto antes a la prensa. Desde Ciudadanos lo ven abocado a un callejón sin salida.

0
El Ayuntamiento de Madrid afea a los promotores que presenten el proyecto antes a la prensa. Desde Ciudadanos lo ven abocado a un callejón sin salida.
Manuela Carmena en una Junta de Gobierno | EFE

Sin novedades, al menos por parte del Ayuntamiento de Madrid. Un día después de que la inmobiliaria Distrito Castellana Norte (DCN) presentara su apuesta urbanística para el norte de la capital, la portavoz del Gobierno municipal no ha movido ni un ápice la postura oficial del Consistorio. Es más, Rita Maestre aseguró este jueves que esta nueva propuesta de DCN no les ha llegado de manera oficial, por lo que no pueden valorarla. "Esta campaña de promoción en los medios nos llega por los periódicos", sostuvo.

No sólo eso. Maestre aseguró que no es cierto que la promotora esté únicamente pendiente del visto bueno del Ayuntamiento. "No falta solo un permiso", afirmó la portavoz, que añadió que se necesita el acuerdo de ADIF, Ayuntamiento, Comunidad, EMT y el promotor. "No falta un papel. Hay una complejidad administrativa y de encuentro jurídico-político importante".

No obstante, lo que se constatan son las pocas ganas del Ejecutivo local de ponerse a trabajar en serio y de lleno en este proyecto. "Se mantiene el titular" que dio el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, cuando afirmó que la conocida antes como operación Chamartín, "tal y como ha estado concebida, está muerta", añadió Maestre, quien también echó balones fuera al argumentar que "la responsabilidad de esa dilación en el tiempo no la tiene Ahora Madrid, que llevamos unos humildes ocho meses, sino las anteriores administraciones, principalmente del PP, que no han dado respuesta al inversor" durante estos más de 20 años.

Libertad Digital se puso este jueves en contacto con DCN para conocer su opinión acerca de lo afirmado por la portavoz del Gobierno de Manuela Carmena, pero la promotora declinó realizar por el momento ningún tipo de declaración y se remitió a lo dicho por su consejero delegado, Antonio Béjar, este miércoles durante la presentación de las novedades de este proyecto en un foro organizado por El País.

"Se debe desarrollar el norte de la ciudad"

Sí apoyan su iniciativa los grupos de la oposición, PP y Ciudadanos. También la mayoría de los madrileños, tal y como se desprendió de los resultados de una encuesta realizada hace unas semanas por la firma de estudios de mercado MyWord para Distrito Castellana Norte: un 78% está a favor del proyecto; resultado éste que se incrementa hasta el 83% cuando se pregunta sólo a los vecinos de la zona.

Para la formación centrista el desarrollo del norte de la ciudad "se debe realizar sí o sí". Y, aun siendo mejorable en determinados aspectos, "es el único proyecto que hay sobre la mesa" a día de hoy. Pero estas mejoras serían perfectamente practicables una vez se contara con el visto bueno del Pleno. Desde Ciudadanos -recuerdan a este periódico- propusieron crear una mesa de trabajo que tuviera dos objetivos fundamentales: estudiar el proyecto y así detectar las mejoras del mismo [no solo las deficiencias], y que este estudio tuviera una duración de tres meses para después continuar con el resto de trámites administrativos. Y es que hay que recordar que, tras más de dos décadas, los inversores han puesto una fecha límite: diciembre de 2016. Si para final de este año no tienen el ok definitivo de las administraciones para comenzar las obras, desistirán.

Desde Ahora Madrid y el PSOE contestaron a este ofrecimiento de la formación liderada por Begoña Villacís con una negativa. "En ningún caso se podía establecer plazo alguno" para esa mesa de trabajo y achacaron a los naranjas tener "intereses ocultos" en este asunto. Así las cosas, el partido en el Gobierno creó su propia mesa a la que invitaron a algunas asociaciones de vecinos y otras entidades y colectivos.

Defectos del proyecto; ni una propuesta

Sus conclusiones han quedado plasmadas ahora en un documento en el que reseñan que la operación "no está correctamente dimensionada para solucionar problemas a medio y largo plazo". Además, se considera que hay que "moderar la predominancia de la iniciativa privada en el control de la actuación", entre otras cuestiones. "Sólo han sacado defectos, ni una sola propuesta de mejora del proyecto", lamentan en Ciudadanos.

En términos parecidos a estas conclusiones se pronunciaron este jueves Maestre y el concejal Pablo Soto. La edil afirmó que hasta el momento la operación sólo ha mirado sus propios intereses. "Creemos que un gobierno responsable es el que gobierna para todos", declaró, antes de añadir que construir toda una serie de torres no es algo que consideren que mejorará el bienestar colectivo.

"Planteamos que esa operación no es satisfactoria en los términos planteados. Escuchamos a todas las partes y tratamos de conjugar intereses. Estamos seguros de la posibilidad de conjugar los intereses de todos, no sólo de una parte", insistió. Soto añadió que todas las grandes decisiones urbanísticas incorporan la participación ciudadana. "Es la nueva forma de hacer urbanismo".

Los datos de Castellana Norte

No obstante, los datos que arroja el proyecto Castellana Norte –presentados este miércoles por DCN- dicen lo contrario:

. Inversión: "La actuación supone una inversión de 6.000 millones de euros, 120.000 nuevos puestos de trabajo y unos ingresos fiscales de 3.340 millones de euros para las arcas públicas".

. Infraestructuras: "Inversión de más de 1.400 millones de euros por parte de los propietarios (Nudo Norte, Nudo Fuencarral, cubrimiento de las vías de tren, nueva línea de metro, etc.) y a coste cero para los madrileños". En este sentido, los promotores destacan que uno de los principales cambios llegaría en las obras del Nudo Norte, quizás el principal punto negro de los accesos a la capital en cuanto a los atascos.

. Edificabilidad y alturas: DCN asegura que el proyecto mantiene una ratio de "de 1,05 m2e/m2s, significativamente inferior a la de barrios ya consolidados como Chamberí, que la triplica (3m2e/m2s), y al Paseo de la Castellana que la duplica con 2m2e/m2s". En cuanto a la altura de los edificios, los responsables aseguran que será similar a la de los edificios de la zona.

. Viviendas y zonas verdes: "El 80% del ámbito (más de 1.300.000 m2) está destinado a espacios públicos y zonas verdes, y el 20% se empleará en el desarrollo de viviendas, comercios y oficinas".

"Impulsar su paralización"

Es necesario aprobar en el Pleno el plan parcial del proyecto para que se desaten el resto de mecanismos y conversaciones, señalan desde Ciudadanos. Un primer paso imprescindible. "Por mucho que hagan las demás administraciones [Fomento, Comunidad de Madrid…], si el Ayuntamiento no dice nada, nada se puede hacer", remarcan. Es quien tiene la "única" palabra.

El asunto es muy espinoso para Ahora Madrid, entre otras cosas porque una de sus promesas electorales, que incluyeron en su programa con el que concurrieron a los pasados comicios municipales, fue la siguiente: "Revisión integral del planeamiento urbanístico. Impulsar la paralización de la ‘Operación Chamartín’: Auditar los diferentes acuerdos que se hayan firmado con entidades públicas y/o privadas. Promover un proceso participativo abierto a distintas organizaciones representativas de la ciudad y profesionales del urbanismo, ecología y transportes, para generar propuestas en torno a los problemas y posibles soluciones sobre el desarrollo de la zona norte del Paseo de la Castellana y todas las zonas aledañas afectadas por el proyecto".

Además, una votación a mano alzada en el Pleno no sólo podría permitir que este proyecto saliera adelante [no está claro tampoco que todo el PSOE votara de forma unánime en este tema], sino que con mucha probabilidad se evidenciaría una nueva fractura en la formación liderada por Carmena, como ya ocurrió el pasado mes de noviembre durante la votación, precisamente, de otra operación urbanística.

En paralelo a la rueda de prensa ofrecida por Maestre y Soto se pronunciaba Carmena. La alcaldesa aseguró este jueves que están trabajando en el proyecto y que "pronto" se podrán ver "alternativas buenas para la ciudad". Los grupos de la oposición no tienen mucha fe en que salga adelante. "Depende totalmente de José Manuel Calvo [el concejal que gestiona Urbanismo]" y no existe "ninguna ordenanza" que le obligue o le imponga unos pasos o plazos a seguir.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia