Menú

Rajoy intenta disipar los temores de Draghi y dice que no cambiará la política económica

"Estamos en vías de suturar todas las heridas infligidas por la crisis en nuestro tejido vital" y "podemos llegar lejos", subraya Rajoy. 

0
Rajoy y Draghi, juntos este miércoles en Madrid | Moncloa.

Mariano Rajoy lleva días lanzando un doble mensaje. Por un lado, promete diálogo a sus interlocutores políticos en aras de aprobar el techo de gasto, primero, y las cuentas públicas, ya el próximo año. "Los números son los que son", reconoce. Pero, en paralelo, avisa a navegantes de que no permitirá bandazos en su política económica. Así se lo está transmitiendo tanto a empresarios como a las principales autoridades comunitarias. Este miércoles, se lo dijo a Mario Draghi, presidente del Banco Centra Europeo. El jueves, Jean Claude Juncker, máximo responsable de la Comisión, visitará la Moncloa.

Básicamente, el mensaje que está difundiendo es que se pueden hacer cesiones -por ejemplo, al PNV con el cupo o retirando recursos ante el Constitucional- y flexibilizar el objetivo de déficit de las comunidades autónomas, pero no habrá nunca un giro brusco en la hoja de ruta económica que "generaría una gran incertidumbre". "No aceptaré que por culpa de posicionamientos ideológicos u otros afanes oportunistas se pretenden derogar las reformas que son un éxito", según sus propias palabras. Una promesa que reiteró ante un dubitativo Draghi, de visita en Madrid. "Si hay algo que define esta etapa de gobierno es la ambición reformista que le guía", se reivindicó el jefe del Ejecutivo.

El presidente del BCE no parece tenerlo tan claro, aunque respaldó los ajustes hechos por España, y alertó de que el "impulso" para acometer reformas estructurales "parece que está debilitándose" en la eurozona. "Parece que los gobiernos son reacios a emprender" por la "impopularidad" de las medidas, subrayó ante Rajoy, según recoge la agencia EFE. Y añadió, en el marco de una conferencia con motivo del centenario de la escuela de negocios Deusto: "A menudo se olvidan del impacto que tendría no actuar".

Unos temores infundados, a tenor de las palabras de Rajoy, quien se comprometió a mantener la estabilidad presupuestaria. Tras destacar la "lucidez, conocimiento y experiencia" de Draghi, el mandatario español no innovó en su discurso e insistió en que cumplirá con sus compromisos. "Volvemos a sentir el vigoroso pulso propio de las últimas décadas, estamos en vías de suturar todas las heridas infligidas por la crisis en nuestro tejido vital, y todo induce a pensar que si mantenemos la buena dirección, estamos en disposición de llegar lejos", defendió. Para cumplir con Bruselas, según dijo el martes, no se tocarán en ningún caso los principales impuestos.

Un "relato creíble" que no está dispuesto a modificar, y que también transmitirá a Juncker como en su día hizo a Angela Merkel en Berlín. Precisamente, la canciller alemana se coló en la sesión de control al Gobierno por boca de Pablo Iglesias, que dijo que ella manda más en el Gobierno que el Parlamento. "A mí la señora Merkel no me ha dado ninguna orden. Si se la ha dado a usted, dígamelo, porque le llamaré la atención", respondió el presidente.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Ridículo monumental del Gobierno en Cataluña con el "torpedero Piolín"
    2. Espantada en 'GH Revolution': los concursantes acusan de "tongo" al programa
    3. El plan de Iglesias y Junqueras en casa de Roures: independencia de Cataluña y revueltas en toda España
    4. Convocan a la "España silenciosa" para que hable frente a todos los ayuntamientos la víspera del 1-O
    5. Los "todos, absolutamente todos los partidos" de Ferreras no suman ni el 30% del Congreso
    0
    comentarios

    Servicios