Menú

Deoleo reducirá capital para eludir la disolución

Garantiza que tiene recursos para seguir gestionando el negocio sin problemas, ya que esta situación no afecta a la caja.

Lm/Agencias
0

La multinacional aceitera Deoleo estudia realizar una reducción de capital para evitar la disolución, después de haber presentado unos 'números rojos' de 179 millones de euros en 2016, casi tres veces más que un año antes, según ha afirmado la presidenta de Deoleo, Rosalía Portela, que ha asegurado no obstante que la compañía tiene recursos para gestionar el negocio.

En concreto, Portela ha precisado que la reducción de capital es una de las opciones que están barajando, pero que también estudian realizar una ampliación más pequeña, aunque no hay nada cerrado y la decisión final se expondrá en una única junta de accionistas que está prevista para el mes de mayo. "Nuestra situación de gestión es más sólida que hace unos meses. No seamos alarmistas con lo que está pasando, porque tenemos recursos para seguir gestionando el negocio sin problemas, ya que esta situación no afecta a la caja, que está controlada", ha explicado.

Portela ha reconocido que en los resultados de 2016 ha habido "cifras fuertes", pero que "no afectan a la gestión de la compañía". "Hemos realizado una limpieza en el balance, es una gripe que había que pasar y mejor hacerlo cuanto antes", ha asegurado, después de reconocer que el valor de algunos activos como Carbonell o la fábrica de Italia estaban "redimiensionados", además del "accidente" de 53,3 millones de euros por el cambio en la normativa fiscal que se produjo en diciembre de 2016. Así, la presidenta ha reiterado que los indicadores de la gestión "muestran una tendencia positiva", ya que el Ebitda ha crecido y la deuda, que se sitúa en 533 millones de euros, se mantiene estable.

Revalorización de la acción

Por otro lado, Portela ha subrayado que en los seis meses en los que lleva al frente la nueva gestión de la firma la acción de Deoleo se ha revalorizado en un 50%. "Los inversores entienden que estas duras medidas que hemos tomado sanean la compañía", ha recordado, a pesar de la caída del 10% de ayer tras la presentación de los resultados, a la que se suma este jueves un desplome superior al 8%.

Respecto al Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afecta al 28% de la plantilla de las plantas industriales y oficinas en España, ha preferido no valorarlo, ya que la compañía está todavía negociando con los sindicatos. "Se ha reducido la capacidad productiva porque era necesario, pero vamos a seguir invertiendo en las fábricas", ha señalado Portela.

Por su parte, el consejero delegado, Pierluigi Tosato, ha avanzado que la planta de Inveruno (Milán) se va a alquilar a una compañía de aceite de semillas orgánico, que asumirá parte de la plantilla y producirá aceite, que comercializará Deoleo. Además, ha señalado que la firma está invirtiendo tanto en Italia como en España en bodegas para almacenar el aceite. Tosato, además, ha reconocido que "en el pasado Deoleo lo ha hecho bastante mal". "No tenemos ningún problema financiero y tenemos una mejor situación que en el pasado", ha subrayado.

Reposicionamiento de las marcas

De esta forma, Deoleo, con una cuota de mercado del 10,4%, encara un "importante trabajo de rediseño y posicionamiento" de sus marcas más reconocidas a nivel internacional como Bertolli, la número uno del mundo, Carbonell, líder en España, y Carapelli, que está localizada en el segmento premium.

Por su parte, el director de marketing de Deoleo, Miguel de Jaime, ha subrayado que la firma está trabajando por mejorar el posicionamiento de las marcas, apostando por la "innovación y la diferenciación" del producto. "Queremos pasar de vender una marca en un país a vender un portafolio a todo el mundo. Hay que convertir a Deoleo en la compañía de gran consumo de aceite de oliva", ha explicado.

De esta forma, el gigante del aceite de oliva va a lanzar al mercado una edición limitada de Carapelli, que estará destinada al segmento 'premium', mientras que con el líder mundial Bertolli se busca un posicionamiento único a nivel global y apostará por recuperar Carbonell, porque es "patrimonio de España" y la "anterior dirección se la ha cargado". De Jaime ha insistido que la dirección está realizado un "ejercicio de racionalización" de las marcas que tenían, que por el momento ha afectado a 900 referencias para dejar un total de 1.400, mientras que se ha reducido en un 50% los formatos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios