Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Los técnicos de Hacienda desmienten a Màxim Huerta: "No hubo cambios de criterio"

Màxim Huerta "se apuntó a la moda de crear una sociedad para pagar menos impuestos", según el Sindicato de Técnicos del Hacienda.

0
Màxim Huerta, ministro de Cultura y Deporte | Cordon Press

El ministro de Cultura, Màxim Huerta, se encuentra en el ojo del huracán y su cargo podría tambalearse. El Confidencial ha informado este miércoles de que el ministro de Cultura defraudó 218.322 euros con una sociedad conformada en 2006, 2007 y 2008.

Ahora, el ministro se defiende y rechaza dimitir. Huerta ha asegurado a la Cadena Ser que "no defraudó y que ha sido un cambio de criterio fiscal". Además, ha añadido que "no va a dejar su cargo" por este motivo. Sin embargo, no se produjo ningún cambio en los criterios de la Agencia tributaria.

"Creó una falsa sociedad para pagar menos"

"No ha habido ningún cambio de criterio en Hacienda, ni ahora ni en el año 2006 ni nunca", aclara Carlos Cruzado, presidente del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). "Es absolutamente falso en lo que se pretende escudar Màxim Huerta. Nadie ha podido nunca constituir una sociedad siendo sólo una persona para pagar menos impuestos. La ley fiscal jamás ha permitido eso. Es un fraude", sentencia contundente. En esta misma línea, el ministro se habría deducido, a través de su SL, los gastos de las obras de su casa en la playa, tal y como refleja El Confidencial;siendo esto también un fraude.

El ministro de Cultura se habría apuntado a una práctica habitual para eludir el pago del IRPF, cuyo tipo marginal máximo es del 45%. En una sociedad limitada (SL), el tertuliano de Ana Rosa tributaba el 25% en el Impuesto de Sociedades a través de su empresa, 20 puntos porcentuales menos. "Periodistas, arquitectos, políticos, abogados y muchos profesionales solían declarar como empresas y ponían de secretaria a su madre y como domicilio fiscal su casa para desgravarse aún más gastos. La utilización de una sociedad instrumental con estos fines cuando, en realidad, eres un autónomo es algo absolutamente ilegal, siempre lo ha sido", explica el funcionario.

Desde Gestha desmienten rotundamente que "en el año 2006 hubiera alteraciones en la legislación que afectaran a Huerta". "Lo único que Zapatero modificó fue la estructura del IRPF, pero esto no afecta para nada al caso del ministro, no tiene nada que ver", expone Cruzado. Se confirma desde Hacienda, por tanto, que, tal y como explicaron las dos resoluciones del TSJM, el extertuliano de Ana Rosa sí habría actuado de mala fe y habría sido consciente del fraude fiscal cometido.

Según recoge El Confidencial, el ministro de Cultura y Deporte "Huerta se dedujo por actividades artísticas 43.770 euros en 2006, 80.481 en 2007 y 24.451 en 2008, habiendo declarado solo por servicios profesionales o rendimientos del trabajo 44.400, 43.065 y 60.000 euros, respectivamente. Como consecuencia, del total de ingresos de los tres ejercicios, 798.520 euros, solo tributó por IRPF 21.860".

En este sentido, lo que sí hubo fue un cambio en la actitud de Hacienda con respecto a este tipo de prácticas. El caso de Huerta respondería sólo y exclusivamente a las nuevas campañas de inspección fiscal lanzadas, sobre todo, a partir del año 2009. Este tipo prácticas de los profesionales liberales habrían sido perseguidas con más dureza durante el mandato del exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. De este modo, se han sacado a relucir las triquiñuelas y artimañas propias de Lazarillo de Tormes para pagar lo menos posible como contribuyente.

Moncloa no se pronuncia

Según Gestha, crear una empresa para defraudar impuestos "no es la mejor carta de presentación de un ministro". Es común la caza de brujas que la izquierda mediática suele iniciar cuando alguna personalidad pública elude impuestos o crea sociedades en el extranjero. Ahora, el dedo acusador apunta hacia un socialista recién nombrado ministro.

Cabe destacar que las políticas del PSOE siempre se han distinguido por señalar y linchar al contribuyente defraudador de impuestos. El recién estrenado presidente de España, Pedro Sánchez, ha venido recordando durante su mandato en la oposición que "los delitos fiscales deben ser castigados duramente". Sin embargo, y pese a las tesis defendidas fervientemente por el presidente de España en materia de impuestos, Moncloa no parece que vaya a tomar medidas contra Huerta.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios