Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

¿Neoliberalismo salvaje? El peso del Estado sobre el PIB apenas cae 0,5 puntos durante la crisis

En términos absolutos, el sector público español gasta hoy cerca de 35.000 millones de euros más que en 2008.

0
España sigue aumentando el gasto público | Pixabay/CC/Alexas_Fotos

A raíz del estallido de la Gran Recesión, los gobiernos del Viejo Continente se vieron obligados a apretarse el cinturón y ajustar sus cuentas públicas para evitar situaciones de quiebra soberana. Desde foros izquierdistas, estas políticas fueron interpretadas como un ejemplo del avance imparable del "neoliberalismo salvaje".

Sin embargo, un vistazo somero al peso del Estado sobre la economía revela que, en realidad, la Eurozona no solo no ha vivido un retroceso significativo de las estructuras públicas, sino que ha salido de la crisis con un mix público-privado casi idéntico al observado hace ahora una década, en el año 2008.

La base de datos del Fondo Monetario Internacional revela que el gasto público medio ascendía al 43,5% del PIB en los primeros compases de la crisis. Diez años después, el promedio que arroja el estudio de los presupuestos de los Estados de la Eurozona se sitúa en el 42,8% del PIB. Hay, por tanto, una diferencia de apenas 0,7 puntos porcentuales en el peso de la Administración Pública sobre el conjunto de la producción económica.

De hecho, si analizamos la situación país por país, vemos que hay nueve países miembros de la Eurozona que han reducido el peso del Estado entre 2008 y 2018, frente a los diez que han aumentado el alcance de los presupuestos públicos:

- En el primer grupo entran Austria (-0,7%), Grecia (-2%), Irlanda (-16,4%), Lituania (-2,4%), Malta (-5%), Países Bajos (-0,2%), Portugal (-1,3%), Eslovenia (-1,4%) y España (-0,5%).

- En el segundo grupo figuran Bélgica (+1,5%), Chipre (+0,1%), Estonia (+0,9%), Finlandia (+4,6%), Francia (+3%), Alemania (+0,4%), Italia (+4%), Letonia (+0,9%), Luxemburgo (+2%) y Eslovaquia (+2,7%).

Estos números certifican que el relato que ha intentado popularizar la izquierda choca marcadamente con la realidad económica. De hecho, solamente hay un país en el que el peso del Estado se ha reducido notablemente. Se trata de Irlanda, donde las espectaculares cifras de crecimiento del sector privado han reducido el tamaño del Estado desde el 41,8% hasta el 25,4% del PIB.

En el caso de España, el peso del Estado no solo no se redujo en los momentos más duros de la crisis, sino que aumentó de forma significativa. Si el coste de las Administraciones Públicas y sus servicios era del 41,2% del PIB en 2008, en 2012 ya había alcanzado el 48,1%. Este indicador solo ha reducido paulatinamente desde 2013, pasando del 45,6% al 40,7% durante el último lustro, que, de hecho, ha coincidido con la recuperación de la economía.

Pero es importante recordar que, aunque en los últimos años se ha reducido el peso del Estado en relación con el PIB, esto no significa que el gasto se haya reducido en términos monetarios. De hecho, los presupuestos conjuntos de las Administraciones eran de 459.389 millones en 2008, pero ascendían a 494.192 millones en 2018, un aumento de 34.803 millones.

Si ampliamos el foco y estudiamos el conjunto de los diecinueve países de la Eurozona, la base de datos del FMI certifica que el gasto público de todos los socios de la moneda única ha pasado de 4,5 a 5,4 billones de euros, lo que supone un aumento del 21% entre 2008 y 2018. En términos monetarios, el crecimiento del gasto público en la Eurozona ha ascendido a 931.734 millones de euros durante dicho período.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios