Menú

Sánchez eleva el coste de los trabajadores domésticos y la contratación se desploma

Las medidas aprobadas por Sánchez elevan el coste del servicio doméstico en 3.000 euros. El empleo del colectivo cae en 150.000 personas.

0
Las medidas aprobadas por Sánchez elevan el coste del servicio doméstico en 3.000 euros. El empleo del colectivo cae en 150.000 personas.
Se desploma la afiliación de empleadas del hogar | EFE

Fuerte descenso en el número de trabajadores ocupados en labores de servicio doméstico. En el segundo trimestre de 2008, coincidiendo con los primeros compases de la crisis, la Encuesta de Población Activa registraba a 750.000 trabajadores en activo dentro de este colectivo. Para el mismo periodo de 2019, dicha cifra ha descendido a 600.000 asalariados.

La caída ha sido más o menos progresiva y no del todo lineal, puesto que en algunos años se han producido ciertos aumentos. Sin embargo, las cifras de la EPA son claras y recogen un patrón evidente hacia una ocupación cada vez más baja en esta rama de actividad, que ha perdido 150.000 efectivos durante la última década.

empleo-domestico-espana-epa.png

Es cierto que los indicadores de empleo de este colectivo experimentaron una cierta mejora entre 2015 y 2018, pasando de 610.000 a 640.000 asalariados en los datos de la EPA para el segundo trimestre del año. La economía mejoraba y, de forma progresiva, la empleabilidad del servicio doméstico volvía a crecer.

No obstante, esa mejora se esfumó entre 2018 y 2019, con una caída de 640.000 a 600.000 ocupados. Este desplome coincide con un periodo en el que se ha producido una subida del 22% en el salario mínimo y el aumento de las cotizaciones sociales asociadas a este tipo de empleo, dos medidas criticadas por distintos organismos por su impacto potencial sobre determinadas actividades laborales, como por ejemplo, el empleo doméstico.

La desaparición de estos puestos de trabajo afecta de forma significativa a las mujeres, puesto que el empleo femenino dedicado al servicio doméstico representa alrededor del 90% del total de la ocupación registrada por la EPA en esta rama de actividad. De hecho, es llamativo que la comparativa entre el segundo trimestre de 2008 y el de 2019 muestre un aumento de la ocupación de 20.000 efectivos para los hombres, frente a un desplome de 170.000 puestos de trabajo para las mujeres.

Imposible contratar por menos de 15.000 euros

¿Qué explica este fenómeno? Uno de los factores que más preocupa a los expertos es el encarecimiento de los costes regulados del salario de los empleados domésticos. El nuevo salario mínimo se traduce en 1.050 euros de gasto salarial mínimo (repartido en doce pagas), pero además es preciso contar con la cuota que abona el empleador, reducida en un 20% en la mayoría de los hogares (otros 210 euros).

En consecuencia, el coste mensual del empleo doméstico ha subido a 1.260 euros y, solo entre 2018 y 2019, se ha encarecido en casi 3.000 euros como consecuencia de las medidas aprobadas por el gobierno socialista. Por tanto, el nuevo marco supone elevar a 15.000 euros el pago anual asociado a un trabajador de servicio doméstico ocupado a tiempo completo, un desembolso imposible de asumir para buena parte de las familias españolas.

Así, el número de trabajadores domésticos sigue bajando y, tras la caída de 150.000 efectivos en la última década, la previsión para los próximos años parece sombría. Eso sí: la desaparición de estos empleos que certifica la EPA podría esconder el paso de muchas de estas personas a la economía sumergida.

No en vano, los datos de afiliación han venido recogiendo niveles menores de empleo doméstico, con un desfase de alrededor de 150.000-200.000 empleos ocultos. Por tanto, si esta situación ya viene observándose desde tiempo atrás, la evolución en 2019 puede ser aún peor, en la medida en que los costes de contratación de empleados domésticos se han disparado.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios