Menú

María Jesús Montero, 'pillada' otra vez: infló los ingresos por IVA en casi 7.000 millones

La diferencia total entre las cuentas del gobierno y la realidad recaudatoria podría alcanzar una brecha de hasta 8.734 millones de euros.

0
La diferencia total entre las cuentas del gobierno y la realidad recaudatoria podría alcanzar una brecha de hasta 8.734 millones de euros.
María Jesús Montero, "pillada" inflando el IVA | EFE

El sindicato de técnicos de Hacienda, Gestha, tiene claro que el Gobierno de España ha "inflado" su previsión de ingresos para 2019. Para ser precisos, las cuentas oficiales partían de que el presente curso se cerraría con unos ingresos fiscales de 221.692 millones de euros, frente a los 212.958 millones que, según Gestha, se materializarán realmente a final del ejercicio.

Si nos vamos al último informe mensual de recaudación fiscal, correspondiente al mes de agosto, podemos ver que el aumento de los ingresos tributarios medido en términos homogéneos se ha moderado hasta el 3,8%. Por comparación, en 2017 se registró un aumento del 6,4% (descontado el efecto del nuevo sistema gestión del IVA), mientras que la subida en 2018 fue del 5,4% (de nuevo, medida en términos homogéneos).

Ese agotamiento que muestran los datos de recaudación fiscal va de la mano del enfriamiento generalizado que viene apuntando la economía. No hay que olvidar que la tasa de variación interanual del PIB tocó techo en 2015, con crecimientos trimestrales que llegaron al 4,2%. Desde entonces, la caída progresiva de los indicadores ha situado el ritmo de expansión de la economía en el entorno del 2% del PIB. Ese menor dinamismo se traduce en peores datos de empleo y consumo, con el consecuente golpe a la recaudación.

Gestha considera que la diferencia total entre las cuentas del Gobierno y la realidad recaudatoria arroja una brecha de 8.734 millones de euros. El grueso de la desviación obedecería a una previsión de ingresos disparatada en el IVA, una figura con la que el Ejecutivo esperaba generar 78.384 millones de euros pero que, según el sindicato de técnicos de Hacienda, se quedará finalmente en apenas 71.450 millones.

De nuevo, el boletín de la Agencia Tributaria para el mes de agosto nos permite ahondar en la cuestión. De momento, los ocho primeros meses del año se cerraron con un repunte del 3,2% en los ingresos homogéneos obtenidos por esta vía, lejos del aumento del 8,6% que se dio en 2017 y por debajo también del aumento del 3,5% cosechado en 2018. Una moderación que no estaba reflejada en las estimaciones del Gobierno, que confiaba en seguir cerrando el déficit sin tomar medidas de ajuste por la vía del gasto pero ahora enfrenta un cuadro fiscal más complejo.

Pero los datos que maneja Gestha arrojan también un importante desfase en otros campos. Por ejemplo, la previsión de ingresos en el Impuesto de Sociedades contemplaría un exceso de 1.049 millones, mientras que la del IRPF se excedería en 727 millones. Por el contrario, el resto de figuras fiscales arrojaría un aumento recaudatorio de 415 millones en relación con las estimaciones del Ejecutivo.

Las cifras anteriores explican el nerviosismo existente entre las autoridades comunitarias, que no solo ponen el foco en 2019 sino que también miran con recelo los datos para 2020, lastrados por un desfase de 6.600 millones de euros entre el objetivo de déficit prometido a la Comisión Europea y la brecha fiscal real que esperan los técnicos de Bruselas para el próximo año.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation