Menú

T-Mobile y Sprint modifican las condiciones de su fusión

Deutsche Telekom elevará su participación en la nueva compañía al 43%.

LD/Agencias
0
Deutsche Telekom elevará su participación en la nueva compañía al 43%.
T-Mobile | Alamy

Las operadoras estadounidenses T-Mobile y Sprint han pactado introducir una modificación en su acuerdo de fusión por el que Deutsche Telekom elevará su participación en la nueva compañía al 43%, mientras que SoftBank, propietario de Sprint, controlará el 24%, y el resto de capital quedará en manos del público, informaron las empresas, que esperan completar su unión el próximo 1 de abril.

En este sentido, las compañías han acordado modificar la ecuación de canje prevista, que pasará a ser de 11 acciones de Sprint por cada títulos de T-Mobile, frente a las 9,75 acciones previstas originalmente, después de que SoftBank haya aceptado entregar a la nueva empresa sus alrededor de 48,8 millones de acciones de T-Mobile.

Los accionistas de Sprint distintos de SoftBank continuarán recibiendo 0,10256 acciones de T-Mobile por cada título de Sprint, lo que equivale a 9,75 acciones, como se preveía en el acuerdo original.

Esta enmienda en el acuerdo para la creación de New T-Mobile, aprobada por unanimidad por los consejos de administración de las dos operadoras, no tendrá impacto en las perspectivas sobre sinergias, generación de liquidez y rentabilidad a largo plazo de la nueva compañía.

La fusión entre T-Mobile y Sprint, respectivamente tercer y cuarto mayor operador de telefonía móvil en Estados Unidos, salvó el pasado 11 de febrero el último obstáculo para completarse, después de que el Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York considerase que la operación no solo no atenta contra la competencia, sino que la estimulará.

La transacción, cuyo valor alcanza los 26.500 millones de dólares (24.272 millones de euros), ha salido así adelante al tercer intento, después de que las operadoras lograsen convencer al Departamento de Justicia y los reguladores del sector de que la fusión daría origen a un mejor competidor frente a las dos grandes operadoras dominantes de EEUU, AT&T y Verizon.

Sprint y T-Mobile cuentan con unos 130 millones de usuarios de forma conjunta, mientras que AT&T y Verizon superan cada una los 150 millones.

En Libre Mercado

    Servicios