Menú

Escrivá niega la crisis de la Seguridad Social: "No es verdad que las pensiones estén en riesgo"

El ministro de Seguridad Social propone trasladar gastos al Estado y retrasar la edad efectiva de jubilación para mejorar el sistema.

0
El ministro de Seguridad Social propone trasladar gastos al Estado y retrasar la edad efectiva de jubilación para mejorar el sistema.
Manifestación de jubilados | Archivo

Las cuentas de la Seguridad Social entraron en déficit en 2011 y acumulan nueve años consecutivos en números rojos. Se estima que 150 euros de cada pensión se están pagando con deuda, puesto que el Fondo de Reserva está casi agotado y ya no es posible financiar el desequilibrio con los ahorros generados en el pasado. Además, la deuda del sistema ronda los 50.000 millones de euros, tras aumentar un 70% entre 2018 y 2019.

Con estos números encima de la mesa, había cierta expectación por escuchar las palabras del ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, en su primera comparecencia de la legislatura ante el Congreso de los Diputados. El ex presidente de la AIREF sorprendió a propios y extraños durante su intervención, minimizando la delicada situación del sistema y afirmando que la caja de la Seguridad Social es "solvente" y apuntando que el panorama de gasto futuro se antoja "manejable".

El ministro de Seguridad Social defendió que el sistema de pensiones es "sólido" y criticó "el dramatismo" con el que se habla de estas cuestiones, señalando que "se está generando una situación absolutamente inaceptable, que traslada a los pensionistas que sus rentas futuras están en riesgo, "cosa que no va a ser verdad".

No hay que olvidar que, esta misma semana, Bruselas advirtió del fuerte aumento del gasto que encierran las propuestas del gobierno en materia de pensiones. Según el informe semestral de la economía española que elaboran los técnicos europeos, el desembolso anual en materia de pensiones puede saltar del 11% al 16% del PIB si el gabinete de coalición conformado por socialistas y comunistas insiste en ligar las prestaciones al IPC y dejar atrás el factor de sostenibilidad.

Trasladar partidas a los PGE

Escrivá ha apuntado que sería recomendable "descargar y aliviar a la Seguridad Social de gastos impropios". El ministro se refiere así al impacto que tiene en las cuentas del sistema el pago de prestaciones no contributivas (viudedad, orfandad…), las ayudas familiares (prestación por maternidad o paternidad), las bonificaciones y regímenes especiales o los gastos salariales de los funcionarios ocupados en esta rama de la Administración.

Evidentemente, la propuesta de Escrivá puede servir para aliviar la situación contable de la Seguridad Social… pero solo a costa de trasladar dichos gastos a los Presupuestos Generales del Estado, con el consecuente aumento del déficit público. Se trata, pues, de modificar la forma en que se computan dichos gastos, lo que implica una mejora automática de las cifras de la Seguridad Social, pero a costa de disparar el déficit registrado en el gasto público.

Aumentar la edad efectiva de jubilación

El ex presidente de la AIREF señaló también que sería importante elevar la edad efectiva de jubilación. En la actualidad, la edad efectiva con que se produce el retiro de los trabajadores españoles alcanza, de media, los 64 años y 5 meses. En opinión de Escrivá, es preciso introducir medidas que igualen esta cifra a la edad de jubilación de referencia (67 años).

En Libre Mercado

    Servicios