Menú

Berkeley y el MIT destapan el fracaso de las estrategias de confinamiento estricto

Erróneamente, a comienzos de la pandemia se dijo que serían necesarios 3 o 4 meses de confinamiento para mitigar por completo la mortalidad.

0
Erróneamente, a comienzos de la pandemia se dijo que serían necesarios 3 o 4 meses de confinamiento para mitigar por completo la mortalidad.
Simón, Illa y Sánchez en una reunión | EFE

A comienzos de la pandemia de la covid-19, un influyente trabajo de la Universidad de Chicago estimó que serían necesarios tres o cuatro meses de confinamiento para mitigar por completo la mortalidad provocada por el patógeno. La proyección llegaba a afirmar que se podrían producir 1,8 millones de fallecimientos en caso de no seguirse estas directrices.

El debate político y mediático en el país norteamericano quedó directamente marcado por este trabajo, de modo similar a lo ocurrido en Reino Unido y otros países europeos con los informes del Imperial College, que de hecho sirvieron como base para las estimaciones elaboradas por la Universidad de Chicago. En España, las medidas de confinamiento de Illa y Simón han sido de las más duras del mundo.

Sin embargo, un artículo publicado esta semana por el Wall Street Journal pone de manifiesto que, al igual que ocurrió a este lado del charco, los cálculos que se manejaron en Estados Unidos han quedado en entredicho una vez se han podido comparar las estimaciones teóricas con los datos reales de evolución de la pandemia.

El artículo en cuestión viene firmado por David R. Henderson (investigador de la Institución Hoover, un influyente think tank con sede en la Universidad de Stanford) y Jonathan Lipow (profesor de economía en la Escuela Naval de Postgrados de Monterrey, en California).

Dos influyentes informes

Ambos autores citan un informe de la Universidad de Berkeley que cruza el grado de confinamiento y distancia social observado en el país norteamericano y cruza dichas estadísticas con la incidencia sanitaria de la covid-19. Según dicho informe, la instauración de medidas de aislamiento social redujo los contactos interpersonales un 50%, mientras que la aprobación de medidas estrictas de confinamiento solo recortó dichas interacciones un 5%.

La Universidad de Berkeley señala que las vidas salvadas por las medidas de aislamiento y confinamiento aumentarán la economía en 250.000 millones de dólares. Esta cifra es mucho menor de lo que se estimaba, puesto que la incidencia de la mortalidad se concentra entre personas de mayor edad. Por el contrario, el coste de estas medidas de contención de la pandemia se estima en el entorno de 1 billón de dólares. Por lo tanto, no cabría argumentar que las medidas de aislamiento y confinamiento han sido efectivas en el binomio salud-economía y que, tomando solo el criterio sanitario, su beneficio está principalmente ligado a la distancia social y no al confinamiento.

Henderson y Lipow señalan también que un informe publicado recientemente por el Masachusetts Institute of Technology (MIT) compara las distintas estrategias observadas a nivel norteamericano e internacional. Ambos autores concluyen que se habría salvado el doble de vidas con un coste mucho más bajo si las estrategias de contención del coronavirus se hubiesen concentrado simplemente en proteger a los grupos de población más vulnerables (en esencia, los mayores de 60 años).

En Libre Mercado

    Servicios