Menú
EDITORIAL

El recibo de la luz achicharra al Gobierno incompetente y mentiroso

Los adalides de la lucha contra la pobreza energética se niegan a bajar el IVA de la luz.

EDITORIAL
0

Con el recibo de la luz, al PSOE y a Podemos la hemeroteca le has estallado en la cara. Con el socialista Pedro Sánchez y el comunista Pablo Iglesias en el poder, la electricidad ha alcanzado el precio récord de 94,99 euros por megavatio hora (MWh), un 75% superior al registrado un año antes. Lógicamente, dicha información ha copado los titulares y todas las miradas se han dirigido al Gobierno de quienes presumían de ser los grandes cocos eléctricas y los campeones de la lucha contra la pobreza energética.

Estando en la oposición, la banda de Sánchez e Iglesias tenían muy claro quién era el culpable de que subiera la electricidad cuando hacía frío: el Gobierno de Mariano Rajoy. "El Gobierno es cómplice", acusaba Iglesias; "ningún Gobierno decente debería tolerarlo", clamaba Alberto Garzón; "es otro golpe del Gobierno a las familias", se indignaba Sánchez. Ahora que están ellos en el poder, la culpa ya no es del Gobierno, que ya no es cómplice de crimen alguno ni golpea a las familias ateridas.

El sistema eléctrico nacional es harto deficiente en enorme medida por culpa de los distintos Gobiernos que ha habido. Al recibo de la luz se le han impuesto todo tipo de costes, impuestos y subvenciones, que representan en torno al 50% del precio final que pagan los consumidores. Las ayudas a las renovables son un absoluto y muy oneroso despropósito que nos cuestan nada menos que 7.000 millones de euros. Sí, hablamos de esas renovables que no han servido para nada en la formidable ola de frío y nieve que acabamos de padecer y que ha paralizado por completo buena parte del país. Es precisamente por eso por lo que hemos tenido que recurrir al gas, la energía más cara en estos momentos por la alta demanda mundial.

Por otro lado, no hay que olvidar que al Gobierno social-comunista tampoco le gustan las nucleares, y que pretende cerrar en los próximos años las pocas centrales que siguen activas, a pesar de que la nuclear es una energía limpia, rentable, segura y que reduciría sobremanera ese suicida 70% de dependencia energética exterior que padecemos.

Los social-comunistas ni tienen alternativas para cuando las renovables no están disponibles ni piensan aliviar la presión fiscal que soporta el recibo eléctrico y condena a tantos hogares españoles. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, miente que no puede bajar el altísimo 21% el IVA que soporta el recibo de la luz porque no le deja Bruselas. En Podemos también mienten pero además tratan como estúpidos a quienes les votan, de ahí que les suelten eso de que bajar el IVA "protege los beneficios milmillonarios de las eléctricas", cuando en su programa electoral contemplaban una bajada al 10%... e Iglesias le pedía a Rajoy que lo disminuyera al 4%.

En el colmo de la desvergüenza intoxicadora, afirman que la luz ha bajado un 40% en los últimos dos años gracias a su gestión. Apuntarse el tanto de la bajada del precio de la energía en 2020, debida en gran parte a la parálisis económica provocada por la pandemia del coronavirus y la pésima manera de afrontarla por parte de Sánchez-Iglesias, y ahora que está en máximos no asumir ninguna responsabilidad les retrata en términos discursivos y morales.

Ante este panorama, urge liberalizar el sistema eléctrico en profundidad y facilitar que sean los consumidores, y no los políticos, los que decidan qué modelo energético se ajusta más a nuestras necesidades.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD