Menú

Todos los gastos que se pueden deducir los autónomos en la declaración de la Renta

En el caso de estar pagan un alquiler, tanto si es de una oficina o local como la propia vivienda, se puede incluir.

0
En el caso de estar pagan un alquiler, tanto si es de una oficina o local como la propia vivienda, se puede incluir.
Muchos autónomos desconocen que pueden deducirse gastos de la declaración | Pixabay

Los trabajadores por cuenta propia tienen una fiscalidad diferente a la del resto de empleados de España. Por eso, también cuentan con una serie de deducciones en la declaración de la Renta que no las tienen los trabajadores por cuenta ajena. Por tanto, estas son algunas de los gastos que los autónomos pueden incluir en su declaración anual de IRPF para rebajar su alta factura fiscal.

En el caso de estar pagan un alquiler, tanto si es de una oficina o local como la propia vivienda se puede incluir. Aunque, en el caso de ser vivienda, la deducción solo aplica a los metros correspondientes desde donde se trabaje, algo que también ocurre a la hora de desgravarse gastos de suministros dentro del domicilio desde el que se trabaja. De igual forma, también existen desgravaciones dentro de impuestos municipales como el IBI y la tasa de basuras, pero al igual que en suministros y alquiler, hay que hacer un cálculo de la zona en la que se trabaja desde casa y las horas. Es decir, que si es un local u oficina se puede deducir sobre el total de lo pagada por arrendamiento, suministros e impuestos, pero si es domicilio y lugar de trabajo hay que hacer un cálculo matemático para aplicar la deducción sobre el total de la zona en la que se trabaja.

Además de estas deducciones, que son las más conocidas, también existen otras para la compra y reparación de bienes de inversión cuando estos superen los 3.000 euros. También las materias primas que se adquieran para realizar el trabajo se pueden deducir en la Renta, así como las páginas web y las herramientas online para desarrollar el negocio.

También se pueden incluir los gastos financieros como intereses de préstamos y créditos, seguros relacionados con la actividad laboral, la propia cuota de autónomos y gastos de otros trabajadores. En el caso de la movilidad, Hacienda permite que los trabajadores por cuenta propia se puedan descontar los gastos por dietas, gasolina y desplazamientos con motivo laboral. Finalmente, también se pueden incluir otros gastos menos conocidos como el gasto en asesores y gestores, en marketing y publicidad y en otros profesionales como abogado o comerciales.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot