Menú

¿Gana Yolanda Díaz o gana Calviño? El Gobierno sigue jugando al despiste sobre la reforma laboral

El Gobierno ha publicado un comunicado sobre la reforma laboral cargado de vaguedades, eufemismos e inconcreciones.

El Gobierno ha publicado un comunicado sobre la reforma laboral cargado de vaguedades, eufemismos e inconcreciones.
Nadia Calviño, Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, en un acto en Cáceres hace unos días | EFE

¿Qué es lo que ha pactado derogar de la reforma laboral el Gobierno exactamente? Esa es la pregunta del millón de este martes. Después del comunicado triunfal que ha emitido la Secretaría de Estado de Comunicación poco después del mediodía, las dudas, lejos de disiparse, continúan.

El texto asegura que el Ejecutivo muestra su "compromiso" con la "la derogación de la reforma laboral de 2012 en los términos que establece el acuerdo de coalición y el Plan de Recuperación enviado a la Comisión Europea". Es decir, que el Gobierno está acordando llevar a cabo acuerdos —valga la redundancia— que ya habría suscrito previamente, por lo que en este sentido hay poca novedad.

Después de varias semanas de tensión entre PSOE y Podemos, Sánchez había convocado este martes a Nadia Calviño y Yolanda Díaz junto a otros miembros del Gobierno, para intentar armar una posición común sobre qué hacer con la reforma de Fátima Báñez. En teoría, lo habrían conseguido y estarían muy orgullosos de ello.

Según ha informado el Ejecutivo, la reunión mantenida en el Palacio de la Moncloa se ha celebrado en un "clima positivo y una actitud constructiva", y en ella se ha constatado que la temporalidad y la precariedad son, junto al desempleo, las principales anomalías del mercado laboral español, anomalías que están decididos a dejar "atrás". El resto del comunicado continúa cargado de vaguedades, eufemismos e inconcreciones.

El Gobierno apuesta por una legislación laboral "moderna" que revise los "desequilibrios" de la reforma de 2012. "Es imprescindible disponer de herramientas equilibradas en la negociación colectiva y al mismo tiempo, establecer condiciones claras para la subcontratación", subraya el Gobierno. También, remarcan que su objetivo "es construir un nuevo modelo de relaciones laborales para el siglo XXI que acompañe el proceso de modernización de la economía gracias a los fondos europeos, a través del diálogo social".

¿Ha ganado Yolanda Díaz a Calviño?

¿Ha ganado Yolanda Díaz a Calviño?, ¿se va a imponer Podemos a Bruselas? Las incógnitas alrededor del pacto entre ambas formaciones son muchas porque el Ejecutivo ha decidido omitir los detalles. Así, una vez más, Sánchez ha seguido jugando al despiste con sus planes sobre la reforma laboral.

Eso sí, como novedad, el PSOE vuelve a usar la palabra "derogar", un término que había sustituido por todo tipo de eufemismos —como "modernizar" o "actualizar"—, posiblemente, para contentar a Bruselas. Y es que, una de las medidas que más ensalza la Comisión Europea de España es la puesta en marcha de la reforma laboral de Báñez, por lo que no gustaría nada en Bruselas que se tumbara. Y ahora, hay mucho dinero en juego.

Sin embargo, al PSOE no le quedó más remedio que firmar su derogación en el pacto de Gobierno al que llegó con Podemos. Hasta entonces, los socialistas sólo se referían a que derogarían lo que ellos llamaban "los aspectos más lesivos" de la reforma laboral y no toda la norma entera.

"Derogaremos la reforma laboral. Recuperaremos los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012", señalaba sin ningún matiz el programa de Gobierno que Iglesias y Sánchez suscribieron en 2019.

Desde entonces, el PSOE ha ido dando distintas versiones sobre sus planes para la reforma laboral con Calviño al frente.

Las claves

Como ha publicado Domingo Soriano en Libre Mercado, en la norma laboral actual hay cinco puntos básicos que podrían ser modificados o fulminados:

  1. Prioridad de los convenios colectivos sectoriales o de ámbito superior sobre los de empresa.
  2. Ultraactividad.
  3. Coste del despido.
  4. Modalidades de contratación.
  5. Temporales.

Nuestro analista vaticina que el coste del despido (33 días para los improcedentes) no se tocará y explica que la clave va a estar en los convenios colectivos y en la ultraactividad, que daría más poder a los sindicatos. Lo que quiere Yolanda Diaz, precisamente, es devolver la ultraactividad a los convenios y establecer la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa. Es decir, que la empresa no pueda descolgarse del convenio cuando su situación económica lo requiera.

Pero en la nota de la Secretaría de Estado de Comunicación no hay ninguna referencia en relación a estos puntos, por lo que todavía no es posible saber si Yolanda Díaz se ha salido con la suya o no. No hay nada claro.

Eso sí, el comunicado menciona otro detalle: "El Gobierno busca, a través del diálogo social, un acuerdo con todas las partes justo y equilibrado". Esto es, que el acuerdo podría estar buscando el visto bueno de la CEOE, por lo que es muy complicado que la patronal vaya a aprobar eliminar los dos puntos antes mencionados. Además, añaden que el acuerdo con los agentes "es la mejor garantía de obtener una reforma duradera dentro del acuerdo establecido con la Comisión Europea en el Componente 23 del Plan de Recuperación". En el Componente 23 se aboga por la simplificación de los contratos, entre otras medidas.

De momento, no hay ni letra pequeña ni detalles. El Gobierno seguirá negociando, por lo que está en el mismo punto que estaba. Eso sí, hoy ha conseguido acaparar unos cuantos titulares.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro